<
>

Haddad Maia será Top 50 por primera vez en su carrera

Beatriz Haddad atraviesa un presente fantástico y el ranking así lo demuestra. A pesar de caer por 6-3, 6-4 ante Claire Liu (118°) en la final del WTA 125 de París, previo a Roland Garros, se aseguró ingresar al Top 50 del escalafón mundial, a menos de dos años de perder su condición de Top 1000. En el medio, un largo recorrido que la posiciona como la número uno de Sudamérica.

Entre julio de 2019 y mayo de 2020, la brasileña estuvo suspendida por un positivo de dopaje, que la quitó del circuito durante 10 meses: “Hoy es 22 de mayo, el día que más esperaba. Hoy soy oficialmente libre para jugar al tenis de nuevo. Todo esto ha sido como una película de terror, un viaje del cielo al infierno", escribía cuando terminó la suspensión. Pandemia de por medio y en el puesto 1340 del ranking, volvió al circuito y 21 meses después rompió la barrera que antes no había podido.

Encima, el parate le cayó en su mejor momento; cuando se encontraba dentro de las 60 mejores del mundo y a pocos días de haber vencido a, nada más y nada menos, que Garbiñe Muguruza en Wimbledon. En 2017 había alcanzado la final del WTA 250 de Seúl. Se armó de paciencia y desde su vuelta ganó la enorme suma de 10 títulos, entre ellos tres W15, cuatro W25, dos W60 y el WTA 125 de Saint Malo, la semana pasada, el más importante de su carrera. En este camino también llegó a las semifinales del WTA 250 de Monterrey.

Gracias a su victoria ante Anna Bogdan (95°) por 5-7, 6-3, 6-1 en las semifinales de París y de obtener su noveno triunfo consecutivo (antes de perder la final), Haddad Maia se meterá en el lote de las 50 mejores del mundo por primera vez en su carrera. En busca de más, la zurda de 25 años cierra un ciclo sagrado en su vuelta, que en los últimos meses incluye dos victorias históricas para el tenis de su país, ambas ante la tres del ranking: Karolina Pliskova en Indian Wells 2021 y Maria Sakkari en Miami 2022.

La oriunda de San Pablo, que también llegó a la final de dobles del Abierto de Australia 2022 junto a Anna Danilina, es actualmente la N°1 del tenis sudamericana por delante de sus dos inmediatas perseguidoras: Camila Osorio (53°) y Nadia Podoroska (134°). Por último, es la quinta brasileña que ingresa al Top 50 del ranking. ¿El resto? Niege Dias, Patricia Medrano, Teliana Pereira y Esther Bueno, campeona de siete torneos del Grand Slam entre 1959 y 1966.