<
>

Serena Williams y una molestia que le costó caro

play
Serena Williams transpiró y no pudo ganar en Wimbledon (2:07)

Por primera ronda, caída de la estadounidense ante Tan luego de más de tres horas de juego. (2:07)

Serena Williams regresó en Wimbledon y batalló más de tres horas. Pero no le alcanzó y cayó ante Harmony Tan. La francesa ganó por 7-5, 1-6 y 7-6 (10-7 en el tiebreak final).

Un año atrás, la estadounidense -siete veces campeona en el All England- sufrió una lesión en el mítico césped británico que la alejó de la competencia hasta hace una semana. En la previa del comienzo del tercer Grand Slam del año, eligió a Ons Jabeur como compañera para disputar el cuadro de dobles en Eastbourne. Allí ganaron dos partidos y, antes de disputar las semifinales, anunciaron la baja por una lesión en el tobillo de la tunecina.

Invitada por la organización del certamen, la menor de las Williams salió a la cancha dispuesta a reencontrarse con el triunfo. Pero no pudo ser. A tres años de su última victoria en el cuadro principal -semifinales 2019 ante Barbora Strycova- tampoco pudo con la francesa Harmony Tan (N°115 WTA) en la cancha central del torneo londinense.

Desde su regreso al alto rendimiento, se ha visto a la ex N°1 del mundo con unos parches en su cara que levantaron dudas en las redes sociales. En una entrevista con The Times, la tenista contó que se trata de parches médicos para tratar su problema de sinusitis. Es un tratamiento que le ayuda a aliviar la presión y el dolor mientras se encuentra en la pista.

Pero, claro, evidentemente no está al 100%: por apenas tercera vez en 80 debuts, perdió en primera ronda de un torneo de Grand Slam.