<
>

Piden perdón y se rectifican ante Federer y Nadal

play
La primera consecuencia grave del humo en Australia (1:32)

Dalila Jakupovic debió abandonar el match de la qualy del primer Grand Slam del año por la persistente tos. (1:32)

Un día después de que sus palabras diesen la vuelta al mundo, Brayden Schnur dio marcha atrás y disculparse con Rafa Nadal y Roger Federer, a quienes había acusado de “egoístas” por no posicionarse respecto a la situación de los tenistas que debían jugar la clasificación para el Abierto de Australia bajo la contaminación provocada por los incendios que arrasan el país oceánico.

En la previa había afirmado que la solidaridad "tiene que venir de los mejores del mundo y ser la voz de los tenistas menos conocidos; Roger y Rafa son un poco egoístas al pensar en sí mismos. Debido a que están cerca del final de sus carreras, lo único en lo que están pensando es en su legado y no en el deporte en sí".

"Sientes sequedad en la garganta. Eso no es normal y los jugadores que tienen asma están en una gran desventaja en este momento", aseguró Schnur sobre el humo que afecta a la región. “En Melbourne sólo están tratando de empujarnos a la cancha porque somos los tenistas de las rondas clasificatorias".

Sin embargo, ahora el canadiense se retractó y escribió un mensaje en Twitter en el que aseguraba que sus palabras habían sido sacadas de contexto y que nunca fue su intención insultar a los que probablemente sean los dos mejores tenistas de la historia.

"Al leer los artículos que han sido publicados me he dado cuenta de que mis palabras han sido malinterpretadas y me gustaría aclarar el mensaje que pretendía transmitir".

"Durante mi partido nunca me quejé del humo y lidié con él como han hecho el resto de jugadores. No obstante, creo que los problemas que estamos experimentando debido a la mala calidad del aire y la decisión de que sigamos jugando es el ejemplo perfecto de que necesitamos mayor unidad entre los jugadores. Para ello, necesitamos el apoyo de los mejores jugadores y que ellos hablen por el resto de nosotros. Que hablen por los jugadores como yo, los que estamos fuera del top 100 y cuyas voces no son escuchadas y nuestras opiniones no se tienen nunca en cuenta".

"Me gustaría disculparte con Roger Federer y Rafa Nadal. Son dos jugadores a los que respeto mucho y cuya contribución al tenis es incalculable, por lo que les estoy muy agradecido. Me equivoqué cuando usé el término egoísta, una mala elección de palabras de la que me arrepiento. Lo que trataba de explicar es que necesitamos líderes como ellos que lleven la voz cantante con nuestras reclamaciones".