<
>

Se cortó la racha de españoles en cuartos de final en Buenos Aires

Y un día se cortó la racha... Los españoles, los más exitosos en el ATP de Buenos Aires en los 22 últimos años de competencia, entre 1993 y 1995 y después de 2001 hasta 2019, siempre tuvieron alguna presencia en cuartos de final. Pero esta vez los resultados no fueron buenos y ningún tenista de ese país arribó a la ronda de ocho mejores en la capital argentina.

En 2020, apenas participaron cinco jugadores de España pero ninguno logró ganar dos partidos para pasar a cuartos. Y esto es mucho decir, porque los de ese país ganaron 12 de las 22 ediciones pasadas de este tradicional certamen, con una racha de siete títulos en fila.

Entre 1993 y 1995, los españoles se llevaron las tres copas individuales en juego. Carlos Moyá es uno de los máximos campeones en estos períodos, con tres, ya que se impuso en 1995, 2003 y 2006, igualado después por David Ferrer, vencedor en 2012, 2013 y 2014.

Los españoles, especialistas en polvo de ladrillo, la tierra batida para ellos, siempre se destacaron en Buenos Aires, al punto de que se llevaron siete títulos consecutivos. En 2009 inició esa seguidilla Tommy Robredo, seguido en 2010 por Juan Carlos Ferrero, Nicolás Almagro en 2011, los tres en fila de Ferrer y el único de Rafael Nadal, en 2015.

Justamente, Nadal, el histórico rey de las canchas lentas, con el récord de 12 coronaciones en el Mundial de la superficie, Roland Garros, actuó tres años en Buenos Aires y festejó en el citado 2015, con la particularidad de que sus cuatro "víctimas" fueron dueños de casa.

Desde ese éxito de Rafa, precisamente, ningún español volvió a levantar el máximo trofeo de singles en la capital argentina. Y esta vez, inclusive, se dio la peor tarea de conjunto de los representantes de ese país, los que en general habían llegado en masa a ese torneo ATP.