<
>

La fan de Vika: Vive en Catamarca, se tatuó a Azarenka y sueña con conocerla

Junio de 2013. En el All England Club de Londres, Vika Azarenka disputaba su octavo Wimbledon. En esta edición, lo hacía como la número dos del mundo y segunda preclasificada por detrás de Serena Williams. Su aventura allí fue de solo un partido, ante María Joao Koehler. Pero ese único encuentro bastó para captar la atención y el fanatismo de la hincha número uno de la bielorrusa.

Daniela Varela, oriunda de San Fernando del Valle de Catamarca -Argentina- tuvo su amor a primera vista con aquel partido de la minskeña sobre el césped británico. "La empecé a seguir a los 19 o 20 años, ya de grande. Justo enganché un partido que transmitía ESPN porque mis papás siempre están viendo canales de deportes y estaba Vika en la tele. Me quedé viéndola y dije "wow". Me impactó mucho su juego" recordó ante la consulta de ESPNTenis.com.

Aquel momento, rememora, la impulsó a jugar al tenis. Primero fue en el extinto club MC Tenis de su ciudad para luego pasar al Las Rejas Tenis Club, donde lo hace actualmente. "A mi nadie me inculcó el tenis. Empezó solo por amor a Vika. Y a partir de ese momento empecé a seguirla" dice quien no se pierde ni un solo encuentro de la bielorrusa.

No importa si Azarenka despliega su tenis en horarios de la madrugada de Argentina, Daniela siempre está allí para verla. "Aunque ella juegue en China, yo me despertaba igual" manifestó quien actualmente pausó su carrera de productora para televisión y radio a causa de la pandemia y a veces da clases de inglés a niños.

En aquella época en la que su fanatismo por la ex número uno del mundo empezaba a tomar protagonismo en su vida, Daniela no la pasaba bien. El cambio del colegio a la universidad y algunos problemas personales la afectaban y los partidos de Vika eran el escape perfecto para salir de toda esa presión. Sin haberla visto nunca, estando a miles de kilómetros de distancia y sin saberlo, Azarenka la ayudaba.

Para agosto de 2021 y con casi una década siguiéndola a través de internet o una televisión, Daniela decidió rendirle homenaje a su ídola. Optó por tatuarse una imagen de Azarenka con la camiseta de Argentina. "Venía pensando hace muchísimo tiempo el tatuarme algo de Vika, lo que sea. La idea se me dio porque mi mamá es fanática de Luis Miguel, se lo tatuó y se me dio hacerlo este año. Mi hermano tatúa y elegí esa imagen porque tenía la camiseta de Argentina. A Vika la amo, es mi ídola".

Cuando el Daniela puso en sus redes la imagen y un sentido mensaje, el posteo no tardó en llegar a la propia Azarenka, quien citó y compartió el mensaje con la frase "Wow" acompañada de un corazón. Consultada por ESPN Tenis acerca de este gesto de su fan número uno, Vika manifestó con una sonrisa: "Soy fan de muchos atletas, pero no sé si alguna vez llegaré a ese punto".

Pero a su historia, aún le falta un capítulo más. Es que el mayor sueño de esta fanática catamarqueña aún no está cumplido. "Quiero ver a Vika antes de que se retire. Ya se me dará. Estoy ahorrando pero todavía no se donde verla. Quise ir a Brasil en los Juegos Olímpicos pero dos semanas antes dijo que estaba embarazada y no se dio".

¿Dónde y cuando se dará este encuentro? Nadie lo sabe. Lo cierto es que, mientras Azarenka siga en el circuito, esa esperanza de la argentina de 28 años no cesará y luchará por conocer a su ídola.