play0:45

Los goles no se merecen pero...¡VERDI SE LO MERECÍA!

El jugador de Napoli remató y la pelota se fue a centímetros del arco de Bologna. Sin embargo, la triangulación en la medialuna a pura velocidad despertó el aplauso de todos.