play2:07

PRÁCTICA SUSPENDIDA... ¡Se mataron a patadas antes de una final!

Para la próxima, Maurizio Sarri va a tener que poner un árbitro en el entrenamiento del Chelsea; se pegaron tanto, tanto, que debió terminar el reducido y pasar a otro ejercicio.