Patricio Noriega, solito y solo en el Bayonne francés

El Pato tendrá su gran oportunidad en el Top 14 francés como head coach Getty

BUENOS AIRES -- Se modificó el paisaje diario para Patricio Noriega. En su camino al trabajo ya no se topará más con la Torre Eiffel, el Museo del Louvre o el Arco del Triunfo. Cambió figuritas; atrás quedó la majestuosa París. Ahora se cruzará con la Catedral de Santa María o con el Museo Vasco, dos de las tantas atracciones que se enquistan en la pintoresca Bayonne, a 770 kilómetros de la Ciudad Luz.

"Es una gran oportunidad y, a su vez, un lindo desafío". Así, con estas palabras, el Pato le deja en claro a Scrum el sentimiento que lo recorre, horas después de haber sido presentado oficialmente como head coach del equipo francés. "Firmé por dos años", agrega.

Hasta este presente, y desde 2012, el grandote venía trabajando con Gonzalo Quesada. Primero, en Racing Métro (temporada 2012-2013). Y luego, en el Stade Francais. "¿Qué te puedo decir de Gonza? Un genio. El me abrió las puertas de Francia cuando yo estaba laburando en el seleccionado de Australia, con Robbie Deans. Gracias a ser integrante de su staff pude darme el lujo de aportar mi granito de arena en dos grandes equipos. La verdad, le voy a estar siempre agradecido", confiesa.

- ¿Cómo tomó la noticia de que te ibas?
-A mí la oferta me llegó, más o menos, dos semanas antes del final del Top 14. Y enseguida lo llamé y le dije que tenía que hablar con él, que había novedades.

- ¿Qué te dijo?
-Que estaba muy contento por mí y que no me podía cortar la carrera como entrenador. Pensá que acá, en Bayonne, voy a ser head coach, puesto que no tengo desde que me fui de Lomas Athletic, en 2009. No podía dejar pasar una oportunidad de esta magnitud.

El staff de Noriega en su flamante club estará compuesto por Nicolas Morlaes, como entrenador de backs, y Michael Gonzales, por el lado del scrum. Y también contará con presencia argentina, aunque no en la dirección técnica sino dentro del plantel. Claro, Santiago Fernández y Martín Bustos Moyano son parte del equipo del suroeste de Francia. "Ya hablé con los dos. A Santi lo conozco bien porque lo entrené en Hindú, en cambio a Martín sólo lo tenía por haberlo visto jugar. Me interesa trabajar con ellos; creo que ambos tienen mucho para aportar. En el club son muy queridos los dos".

- La última temporada Bayonne zafó por muy poco del descenso...
-Sí, el equipo terminó décimo; se salvó en la última fecha. Y por eso ocupar este puesto es un gran desafío. Si bien el rugby en Francia es cada vez más competitivo, estoy seguro de que tenemos todos los elementos para desplegar un buen rugby.

En las últimas semanas el club confirmó las contrataciones del apertura neocelandés Blair Stewart, el pilar georgiano Giorgi Jgenti y el pilar francés Lucas Pointud, y el Pato ya está conforme. "Hoy ya estamos completos; los puestos a cubrir, se cubrieron", explica.

-Entones no habrá más refuerzos...
-Si llega alguien más será para aprovechar la oportunidad, pero no por necesidad. A esto ya lo hablé con el presidente (Manuel Merin) y estamos de acuerdo.