Curwin Bosch, el diamante en bruto de Sharks

play
Sánchez: "Vamos a tener que tener cuidado con Bosch" (1:03)

El apertura de Jaguares le tiró flores al 10 de Sharks, una joven promesa sudafricana. (1:03)

DURBAN (Enviado especial)--Sharks atraviesa un momento de recambio generacional en sus filas. Del 2016 a esta parte se desprendió de piezas con jerarquía y se hizo de valores jóvenes para barajar y dar de vuelta en este Super Rugby 2017.

Uno de esos jugadores es Curwin Bosch. Nacido en Port Elizabeth en 1997 -sí, tiene sólo 19 años- disputó todos los partidos de la temporada hasta ahora, cinco de ellos como titular. Al día de hoy Curwin Bosch tomó la posta como reemplazante de Pat Lambie, símbolo, capitán y máximo goleador histórico de Sharks con 666 puntos, quien está lesionado y no será de la partida frente a Jaguares el próximo sábado.

Hasta el 2016, Bosch supo ser parte de los Baby Boks y disputó el Mundial M20, en el que paradójicamente cayó dos veces ante el equipo argentino de Pumitas que conseguiría un histórico tercer puesto en Inglaterra.

Pero la edad poco tiene que ver con este chico que se formó en los EP Kings y dio el salto en Durban: fue el jugador más joven en debutar en la primera de su colegio, el Grey High School de Port Elizabeth, a los 15 años cuando la edad promedio oscila entre los 17 a 18 años.

En la Currie Cup de la temporada pasada sumó 106 puntos producto de 20 penales, un drop, 19 conversiones y un try en ocho presentaciones como titular con un equipo de Natal Sharks que no alcanzó los cuartos de final del certamen pero sí mostró ribetes de buen rugby.

“Curwin mejora todas las semanas. Aprende rápido y mostró gran madurez. Creo que su desempeño ante Lions fue espectacular. Mostró su calidad en su toma de decisiones y no hay ni que hablar de su patada”, dijo el entrenador de los backs de los Sharks, Sean Everett.