Renzo Olivo se consagró campeón del Challenger de Buenos Aires

play
Renzo Olivo se consagró campeón del Challenger de Buenos Aires (1:21)

El argentino venció a su compatriota 2-6, 7-6 y 7-6 en la final del Challenger de Buenos Aires. (1:21)

BUENOS AIRES -- En un año fructífero para el tenis argentino a nivel Challengers, se vivió otra final 100% albiceleste justamente en la capital de este país.

Esta vez, Renzo Olivo (105º del ranking ATP) venció a Leonardo Mayer (127º) 2-6, 7-6 (3) y 7-6 (3) y se consagró campeón en el club El Abierto, del barrio de Saavedra.

El Yacaré tuvo un comienzo arrasador y dominó a voluntad para quedarse con el primer set 6-2. En el segundo, Mayer tuvo dos match points pero el rosarino se sacó los nervios y pudo soltar su brazo para savlarlos y emparejar el desarrollo del juego. Así llevó el juego al tie-break y se mostró más sólido para llevarse el segundo set.

En el tercer parcial, se sucedieron los quiebres y otra vez el partido llegó al tie-break. Olivo tuvo un comienzo contundente y sacó una buena ventaja que, pese al descuento parcial de Mayer, se tornó inalcanzable y se transformó en festejo final en lo que es su segunda conquista en Challengers en la temporada.

"Fue un partido muy difícil, él arrancó jugando mucho mejor tenis que yo y es un lujo poder jugar con un rival de esta categoría. El objetivo para este año era estar dentro de los primeros cien y lo logré", remarcó el rosarino, quien además tuvo palabras de elogio para su rival: "Quiero felicitar a Mayer por todo lo que hace por el tenis. Lo admiro y es un orgullo que sea argentino", finalizó.

Para el tenis argentino, este el el 16º título de la categorí­a Challenger durante este año (ninguna otra nación ganó más), siendo Facundo Bagnis el más ganador: se consagró en Buenos Aires (en enero), Río de Janeiro, Santiago, Medellín y Campinas. Además, Andreozzi lo hizo en Santo Domingo y Vicenza; Horacio Zeballos en Poprad y Bastad; Nicolás Kicker en Perugia; Leonardo Mayer en Manerbio; Agustín Velotti en Curitiba; Diego Schwartzman en Barranquilla; Carlos Berlocq en Blois y Renzo Olivo en Santos.