<
>

Matheus Fernandes, fichaje del Barcelona, saldrá del equipo sin ser presentado

play
Koeman analiza la pretemporada y espera lo mejor de Messi (2:52)

'Buscamos intensidad en todos los partidos', dijo el debutante técnico blaugrana. (2:52)

BARCELONA -- Matheus Fernandes no entra en los planes de Ronald Koeman y apunta a dejar el Barcelona de inmediato sin haber sido ni tan solo presentado como futbolista del club azulgrana. Fichado durante el último mercado de invierno y jugando la segunda mitad de la pasada temporada como cedido en el Valladolid, el mediocampista brasileño se incorporó a la pretemporada el 11 de agosto y al cabo de un mes ya se le busca salida.

El mismo día que el Barça anunció la presentación oficial de Miralem Pjanic, prevista para el martes y como continuación a las de Pedri y Trincao, la situación de Matheus se catapulta al plano, convirtiéndose en un futbolista invisible en el club, que le dará salida sin tan solo haberlo presentado oficialmente a pesar del coste que pagó por su fichaje.

Reclutado por el Barcelona en enero por 8,2 millones de dólares fijos más otros 4 en variables, al ex jugador del Palmeiras se le comparó con Busquets, hablando de él como un centrocampista de gran colocación, salida de balón y excelente recorrido en el césped, aunque su experiencia en el Valladolid, en el que solamente jugó tres partidos (dos como titular) ya quedó muy lejos de lo esperado.

Si su condición de extracomunitario se entendió como una dificultad para que pudiera hacerse un hueco en la plantilla que la marcha de Arthur Melo a la Juventus pareció facilitar, a Koeman le bastó con dos semanas de tenerlo a sus órdenes para descartarle, dejándole fuera de la convocatoria del primer amistoso frente al Nàstic y apuntando el club su nombre entre los jugadores a los que se debe dar salida.

MIRANDA, FUERA

Matheus, de momento, seguirá entrenando con la plantilla a la espera de que se le encuentre destino, probablemente en calidad de cedido si no se logra un traspaso que cubra lo pagado por él, mientras en la Ciudad Deportiva se siguen tomando decisiones con otros jugadores.

Es el caso de Juan Miranda, quien este lunes fue apartado de la discicplina del primer equipo y llamado a entrenar con el filial junto a Ilaix Moriba. Si en el caso del delantero juvenil la decisión no es llamativa, sí lo es en cuanto al lateral, de quien se especuló que

pudiera hacerse un hueco a las órdenes de Koeman en caso de traspasarse a Junior Firpo y cuyo descenso al filial se entiende como la misma señal que en su momento recibieron Oriol Busquets, Monchu y Akieme, a quienes el club les busca salida inmediata.