Tras 'complicado mes', Kyle Korver afirma estar listo para jugar con Cavs

INDEPENDENCE, Ohio -- Menos de un mes después de que el hermano menor de Kyle Korver, Kirk, falleció por una enfermedad repentina a los 27 años de edad, el guardia de los Cleveland Cavaliers se encuentra en medio de una carrera de Playoffs mientras lidia con el pesar y una persistente lesión en el pie que no le han permitido jugar a su nivel.

“Ha sido un es muy difícil”, dijo Korver luego de la práctica del martes. “Regresas de lidiar con una muerte en la familia y tienes eso en una mano y en la otra tienes los Playoffs y es interesante el balance entre ambas cosas para estar listo para jugar y, además, he estado lastimado.

Sí. Ha sido un mes muy complicado en mi mente, pero siento que estoy en un buen lugar ahora y estoy listo para jugar”, agregó.

Korver, quien, afirma tener un “golpe bastante profundo” en el pie derecho que le molestó las últimas semanas de la temporada regular, tiene luz verde para participar en el Juego 2 de este miércoles.

En el primer duelo de la serie, Korver fue sólo la sombra de sí mismo al estar sólo cuatro minutos en la duela e irse en blanco en tres tiros de campo y sufrir una pérdida de balón en la derrota de Cleveland por 98-80 ante los Indiana Pacers. Como si eso no fuera suficiente, se enfermó luego del partido, por lo que perdió la práctica del lunes.

“No pude dormir y tosía muy fuerte”, relató Korver.

Es obvio que estas últimas semanas han sido complicadas para el veterano de 15 años.

“Mi fe es fuerte y mi familia también”, dijo Korver cuando se le preguntó cómo ha podido superar todo lo que le ha sucedido. “Tengo una gran esposa, así que puedo procesar las cosas y hablar de ellas y estar animado. El proceso de duelo es como, ‘¿Qué es lo bueno? ¿Qué es lo bueno? ¿Te das cuenta que no lloras cuando piensas en tu hermano? ¿Eso es bueno? Yo no lo creo.

“Siento que intento superar todas las emociones y etapas y altibajos de los que me habla la gente. Entiendo que es parte de la vida y que, cuando pasas por algo así, es sorprendente cuánta gente se acerca y te cuenta sus propias historias. Son historias complicadas y difíciles de escuchar, pero, al mismo tiempo, reconforta saber que superas esto con mucha gente a tu lado y que mucha gente se preocupa por ti”, añadió.

Korver dijo que mucha gente del mundo del basquetbol se ha acercado a él y que ha recibido flores, tarjetas, notas y llamadas.

“Me llegaron mensajes de texto de todos en la NBA. Fue algo abrumador. Fue increíble”, agregó Korver.

Por la muerte de su hermano, Korver pasó más de una semana lejos de los Cavaliers, algo que le quiso agradecer a la organización el martes. Por ahora, ve en el basquetbol la oportunidad de ayudar al proceso de sanación.

“Es bueno estar de regreso en el trabajo. Es bueno tener algo más que hacer. Lo de mi pie ha sido algo frustrante. Sólo quería jugar duro. Si es bueno o malo, sólo quiero jugar duro, pero no podía”, indicó.

Con todo lo que ha pasado, ¿qué es un déficit de 1-0 en la serie de Playoffs para Korver?

“¿No es algo que todos deseamos (situaciones que nos ayudan a pasarla mejor)? ¿Salir de los problemas que nos presenta la vida?. Sí, definitivamente necesitamos un mejor arranque, sólo marcar el ritmo del juego y establecer la forma como queremos jugar, inyectarnos nosotros de energía positiva”, sentenció Korver.