<
>

Jazz, Pistons, Knicks: Top 10 de los rivales de los Chicago Bulls

play
Los equipos que más pudieron complicar a los Bulls de Michael Jordan (2:49)

La dinastía de Chicago en los 90 tuvo dos rivales complejos en el camino hacia los títulos. (2:49)

La era de Michael Jordan en Chicago Bulls tuvo un comienzo frío para pasar a convertirse en el equipo más caliente y dominante de la Liga entre 1991 y 1998. Ese período encierra siete presencias en playoffs con Su Majestad en el plantel, de los cuales solo una vez no pudieron llegar a las Finales. Acaso ya ni hace falta decir que nunca perdieron una final de las seis que disputaron.

Es por esta razón que nos damos a la tarea de hacer un ranking con los 10 equipos más difíciles que les tocó enfrentar en la postemporada desde 1985 hasta 1998 cuando la dinastía se terminó oficialmente. El mismo abarca tanto a sus rivales en las finales como a otros cinco oponentes de la conferencia del Este que le ofrecieron mucha resistencia o bien lograron derrotarlos en una serie a lo largo de ese período de tiempo.


10) Los Angeles Lakers 1990-91

¿Es posible que un equipo de Lakers con Magic Johnson pueda caer tan bajo en esta clasificación? No solo que puede, sino que hay motivos y estadísticas que lo avalan. Los Lakers estaban en la curva descendente de lo que había sido su dinastía en los 80. Ya no tenían a Kareem Abdul-Jabbar (reemplazado por un joven Vlade Divac), ni tampoco a Michael Cooper y, por si fuera poco llegaban a la final con dos jugadores clave lesionados: Byron Scott (el mejor defensor para intentar frenar a Jordan) y James Worthy, la segunda figura del equipo. Si bien ganaron el primer juego de visitante, Chicago los pasó por encima en los cuatro siguientes. Jordan dominó el juego ofensivo, Pippen se destacó defendiendo a Magic Johnson y los Lakers solamente pudieron anotar 100 puntos o más en un solo juego.

play
1:02

Magic Johnson: "Michael Jordan no quería que nadie estuviera sobre él"

El documental "The Last Dance", detalla la rivalidad que Michael Jordan tuvo con Clyde Drexler, que al ser comparados, se sintió ofendido y aseguró que lo aplastaría para demostrar que se encontraba un piso por arriba.

9) Portland Trail Blazers 1991-92

A pesar de haber ganado 10 juegos menos en la temporada regular que Chicago, Portland llegaba a las finales con mejor marca en postemporada: ambos sumaban 11 triunfos, pero los Blazers solo habían perdido cuatro juegos contra cinco de los Bulls. Clyde Drexler, Terry Porter y Jerome Kersey eran un trío anotador muy difícil de controlar, pero Chicago solo pasó un sobresalto en la serie: fue cuando perdió el segundo juego y tuvo que ir a disputar tres juegos de visitante con la serie empatada 1-1. Sin embargo, Portland perdió dos en casa con lo que quedó todo a merced de Jordan y compañía para ganar el segundo título en seis juegos. La ofensiva de los Blazers sucumbió ante la defense de Chicago que solo les permitió un promedio de 95.8 puntos por partido.

8) Seattle Supersonics 1995-96

Al tridente formado por Gary Payton, Detlef Schrempf y Shawn Kemp, le tocó bailar con la más fea al tener enfrentarse al equipo que en temporada regular había ganado 72 juegos y perdido solo 10. Pero por si fuera poco, Chicago tenía marca de 11 -1 al cabo de tres series los playoffs.

Nunca tuvieron control de la serie ya que arrancaron perdiendo los tres primeros juegos y se recuperaron ganando dos de los tres en su casa. Igualmente hay que destacar que solo permitieron que los Bulls anotaran un promedio bajo de puntos por juego con 93.0, aunque les faltó ofensiva para poder dar el golpe.

7) Boston Celtics 1985-86 y 1986-87

¿En serio? Claro que sí. En el 86 los Celtics fueron campeones de la NBA y el primer paso fue eliminar a unos jóvenes Bulls barriéndolos 3-0, pese a que en el segundo partido Michael Jordan les anotó 63 puntos. Una temporada más tarde, también hubo barrida en primera ronda, aunque esta vez no pudieron ser campeones de la NBA. De todas maneras, Boston tiene el privilegio de decir que durante la era Jordan, nunca perdieron un partido ante los Chicago Bulls.

6) Orlando Magic 1994-95

Los fanáticos del Magic esperarían encontrarse en una posición más alta seguramente. Es que Orlando fue la única franquicia que eliminó en playoffs a un equipo de los Bulls con Jordan en cancha entre 1991 y 1998. ¿Recuerdan que Nick Anderson le robó el balón a Jordan en los segundos finales cuando este tenía la posibilidad de empatar el marcador en el sexto juego? Aquella vez, Anderson expresó que el #45 era más fácil de defender que el #23. Shaquille O’Neal promedió 24.3 puntos y 13.2 rebotes por juego, con un Horace Grant que sumó 18 y 11 rebotes por juego. Orlando llegó a las Finales de la NBA ese año, pero fueron barridos por Houston Rockets.

5) Phoenix Suns 1993-94

La gran final entre los Bulls de Jordan y los Suns de Charles Barkley que tuvieron el mejor récord de la Liga con 62-20, aunque en playoffs les tocó supercar a Lakers (3-2), San Antonio (4-2) y Seattle (4-3). Aunque perdieron los dos primeros partidos en casa, Phoenix pudo ganar dos de los tres que disputó en Chicago y teniendo la gran posibilidad de poder definir en siete juegos si mantenía la ventaja de localía. Kevin Johnson tomó el tiro del final para ganar el sexto juego, pero se encontró con la tapa de Horace Grant. Y para demostrar lo pareja que fue la serie, los dos equipo terminaron con idéntico promedio de puntos por juego: 106.7.

play
0:57

Michael Jordan reveló cuál fue el equipo más difícil en el Este

A parte de Detroit Pistons, el astro de Chicago Bulls escogió a Indiana Pacers de Reggie Miller y compañía como los rivales más complicados en la Conferencia.

4) Indiana Pacers 1997-98

Liderados por Reggie Miller, dirigidos por Larry Bird y con un plantel que incluía a Rik Smits, Chris Mullin, Mark Jackson, Dale y Antonio Davis, Derrick McKey y un joven Jalen Rose, los Pacers fueron el único equipo que los llevaron a un séptimo juego ese año. Chicago lideraba la serie 3-2 y tenía dos juegos en casa, pero así y todo tuvieron que ir al séptimo que se definió en los segundo finales y por una diferencia de apenas cinco puntos (88-83). Jordan tuvo que promediar 31.7 puntos por juego para que su equipo sobreviviera a la defensiva de Indiana que los limitó a 95.9 puntos por partido.

play
1:04

El partido memorable de Jordan con 55 puntos ante sus acérrimos rivales los Knicks

El apenas el quinto partido de Michael Jordan después de su retorno al básquetbol

3) New York Knicks 1991-92

Si los Bad Boys de Detroit le dieron trabajo a unos Bulls en formación mientras alcanzaban su madurez, los Knicks dirigidos por Pat Riley fueron el equipo del Este que más dolores de cabeza les provocó en los 90. Fue en las Semifinales de Conferencia de 1992 cuando los Knicks forzaron a un séptimo juego, aunque se quedaron cortos. Al año siguiente perdieron en seis juegos, mientras que en el 94 eliminaron a Chicago en siete juegos cuando Su Majestad jugaba béisbol. Y en el 96, ya sin Pat Riley como entrenador, Chicago ganó 4-1. De todas maneras, la rivalidad que se gestó entre ambos equipos durante este tiempo, justifica la presencia de los Knicks en el podio del ranking.

play
1:03

Jordan abruma a los Bad Boy Pistons en defensa

En las finales de la Conferencia Este de 1991, Michael Jordan logra una serie de robos y bloqueos en camino a la primera aparición de los Bulls en las Finales de la NBA.

2) Detroit Pistons 1997-98 hasta 1990-91

Fueron la némesis de los jóvenes Bulls. Recién cuando Chicago fue un equipo más maduro, pudo eliminarlos y terminar con el maleficio. Cuatro veces se enfrentaron en playoffs durante la era Jordan y Detroit los eliminó en tres ocasiones. En el 88, Pistons ganó 4-1, un año más tarde lo hizo por 4-2 y en el 90 necesitó siete juegos para eliminar a Chicago. Fue en esos años que los Bulls maduraron y ya en el 91 los barrieron 4-0 para viajar a su primera final y ganarla. En esas cuatro series en las que se enfrentaron, Detroit ganó 12 juegos contra 10 de Chicago. Los Bad Boys fueron la gran muralla que Chicago tuvo que superar para llegar a la cima.

play
0:57

Flashback: MJ sobre Russell para el sexto campeonato

Michael Jordan gana su sexto y último campeonato después de encestar un tiro brincado sobre Bryon Russell, que sería su último disparo al aro con los Chicago Bulls.

1) Utah Jazz 1996-97 y 1997-98

El equipo liderado por John Stockton y Karl Malone fue el único que tuvo el privilegio (o la desgracia según como se mire) de enfrentar dos veces en una final a la dinastía de los Bulls. Las dos veces perdió en seis juegos, pero las batallas fueron épicas. ¿Cómo olvidarse del “flu game” o del tiro final de Michael Jordan para ganar su sexto anillo? ¿O del duelo entre Malone y Rodman en las dos series?

Tampoco es imposible no recordar aquella secuencia de John Stockton en el juego 4 del 1997 cuando en los últimos dos minutos tuvo, un triple, un robo a Jordan, un rebote y pase de touchdown a Karl Malone para ganar un juego que perdían por cinco puntos y empatar la serie. Nadie, pero nadie, llevó a Chicago hasta el extremo de sus fuerzas para ganar dos anillos más. Solo Utah Jazz.