<
>

Serie 'Los grandes dúos sin anillo': Jerry West-Elgin Baylor

play
Un día como hoy, Larry Bird salvó a los Celtics ante Pistons con el robo de pelota más famoso de la historia (1:42)

Bird robó el pase de Isiah Thomas para la canasta que definió el Juego 5 de las Finales del Este en 1987. (1:42)

En la historia de la NBA hay dúos que pese a su éxito con la franquicia que representaban, las marcas que establecieron y la química entre ellos, nunca pudieron levantar el trofeo Larry O'Brien y en algunos casos, con el paso del tiempo, llegaron a la enemistad.

En esta tercera entrega, de cinco, hablaremos de una de las parejas de anotadores adelantados a su tiempo y con una capacidad de control de los partidos inigualable: Jerry West y Elgin Baylor, de Los Angeles Lakers.

Su posición en el Top 5 no tiene un valor determinado, es un simple recuento.

Para muchos fue un dúo histórico, formado por jugadores adelantados a su época y con un control de juego inigualable; sin embargo, tuvieron un gran y, probablemente, único inconveniente: Nunca pudieron alcanzar la gloria porque se toparon con una de las dinastías más imponentes, la de los Boston Celtics de Red Auerbach y Bill Russell.

Jugando juntos, West y Baylor llegaron a cinco Finales de la NBA en 8 temporadas y las perdieron todas. ¿El motivo según los expertos? Los Angeles tenía a los mejores jugadores, pero no al mejor equipo ni al coach más experimentado. El alero Rudy LaRusso, el pívot Jim Krebs y el escolta Frank Selvy, completaban aquella alineación inicial de los Lakers.

Baylor, conocido como 'El hombre de los mil movimientos', fue uno de los mayores anotadores que ha visto la NBA y West, un escolta sin igual que dominaba todas las facetas del juego, desde la defensa (fue 5 veces All-Defensive) hasta el ataque.

DATO: Durante su carrera en el basquetbol, Baylor perdió ocho Finales.

El mejor momento de este dúo fue en la temporada 1961-62. Baylor y West fueron selecciones al primer equipo All-NBA. Baylor lideró a los Lakers con 38.3 puntos y 18.6 rebotes en 44.4 minutos por juego, mientras que West fue el segundo anotador y asistente principal del equipo con 30.8 puntos y 5.4 asistencias en 41.2 minutos de esa campaña.

Las cifras de Baylor son aún más aplastantes, si se toma en cuenta que no estuvo con el equipo durante gran parte de la temporada regular y rara vez entrenó; apareció sólo en 48 de 80 juegos porque estaba en servicio activo con la Reserva del Ejército de los Estados Unidos y sólo se le permitió jugar gracias a los pases de salida de fin de semana.

"El impacto que tuvo Elgin Baylor en aquella NBA es equivalente a si hoy en día apareciera un jugador que realizara volcadas desde la línea del triple. Nos quedaríamos boquiabiertos y pensaríamos que esto no puede estar ocurriendo. El efecto que tuvo Baylor en sus contemporáneos fue el mismo", escribió Bill Simmons, en su libro 'The Book Of Basketball'.

De 1960 a 1963, Baylor encadenó tres temporadas con un promedio de al menos 34.0 PPJ. Su promedio de carrera de 27.4 PPJ es el tercero más alto en la historia de la NBA, detrás de Michael Jordan (30.12) y Wilt Chamberlain (30.07). Baylor (61) y Jordan (63) son los únicos dos canasteros en la historia en alcanzar 60 puntos en un juego de postemporada.

Baylor fue el Novato del Año en 1958-59 y fue seleccionado 11 veces en total al Juego de Estrellas durante una brillante carrera que también se vio afectada por lesiones.

West no se queda atrás. De entrada, es el basquetbolista que inspiró el logotipo de la NBA y actualmente un premio (al mejor escolta del país) lleva su nombre: Premio Jerry West.

En 1969, el entonces comisionado de la NBA, Walter Kennedy, pensó en un cambio para la imagen de la Asociación, buscando popularizar la Liga. Kennedy le encargó tal desafío al publicista neoyorquino Alan Siegel, quien diseñó el nuevo símbolo de la NBA, inspirándose en el logo de la MLB.

Siegel realizó sus primeros esbozos basándose en varias fotografías que encontró en la revista ‘Sports Illustrated’, muchas de ellas protagonizadas por Jerry West y aunque la propia NBA nunca lo ha reconocido oficialmente, es evidente que la figura de su logo corresponde a Jerry West.

También conocido como ‘The Logo’, West, disputó 14 temporadas en la NBA, todas ellas con los Lakers y, según se sabe, nunca recibió cantidad alguna de dinero por el uso de su silueta en el logo de la NBA.

West tenía un tiro profundo inigualabra. Su juego era rápido y engañoso, lo que lo llevó muchas veces a la línea de tiros libres. De hecho, todavía tiene el récord de la mayoría de intentos de tiros libres en un solo torneo de la NCAA, con 71.

En su carrera, West fue seleccionado 14 veces al Juego de Estrellas y es el único canastero en ser elegido MVP de las Finales con el equipo que perdió. West tiene el récord de mayor promedio en una serie de playoffs (46.3 en 1965) y su promedio de por vida de 29.1 PPJ en postemporada es el tercero más alto en la historia detrás de Jordan y Allen Iverson.

En 1971-72, West por fin consiguió ese anhelado anillo como parte de una escuadra de los Lakers que es considerada de las mejores en la historia. Baylor, quien se retiró a principios de dicha temporada tras solo nueve juegos, también recibió una sortija - como todos los que estuvieron en la plantilla- pero la NBA no lo reconoce.