<
>

De cal y arena: Lakers cayeron ante Celtics con aficionados presentes en el Staples Center, pero se acerca el regreso de Anthony Davis

play
Boston ganaba por 27 puntos pero sufrió ante los Lakers (3:18)

Los Celtics se impusieron como visitante 121-113 sobre los angelinos, en gran medida por el tremendo partido de Jaylen Brown, que cerró la noche con 40 puntos y 9 rebotes. (3:18)

El grito de “Lakers, Lakers” volvió a retumbar en Staples Center 401 días después. Este jueves por la noche, los aficionados de Los Ángeles pudieron regresar a la arena a apoyar a su equipo. El resultado no fue el esperado, pero la emoción por sentir a la afición cerca de nuevo fue especial.

Los Angeles Lakers cayeron a manos de su rival histórico, Boston Celtics, por marcador de 121-113. Los angelinos venían de una gira de cinco partidos y por primera vez en más de un año, aficionados estuvieron presentes en el inmueble a su regreso.

“Fue emocionante tener energía por parte de los aficionados presentes, estábamos todos felices de sentir algo de normalidad”, dijo el alero Kyle Kuzma al término del juego.

Aún con capacidad reducida y siguiendo los protocolos por pandemia, un total de 1,915 aficionados pudieron presenciar el juego en vivo. Pese a la derrota, el escuchar a los fans de nueva cuenta en el inmueble, representó un impulso extra para el grupo. La última vez que hubo aficionados en las tribunas fue el 10 de marzo del 2020.

“Claro que vimos y escuchamos a los aficionados presentes. Sé que no estamos a máxima capacidad como quisiéramos, pero fue increíble volver a tener a los aficionados presentes viéndonos, alentándonos y dándonos un empujón de energía”, compartió el coach de Lakers, Frank Vogel.

Lakers continúa con un plantel repleto de lesiones. Una vez más estuvieron sin sus estrellas LeBron James y Anthony Davis. Su nueva contratación estelar, el pívot Andre Drummond, fue baja debido a contusión del primer dedo del pie derecho, mientras que Markieff Morris sufrió esguince de tobillo izquierdo. La buena nueva, es que dos meses después, AD recibió el alta médica para reintegrarse con el grupo.

“La buena nueva es que (Davis) recibió el alta para regresar a la actividad de contacto en la duela, podrá hacer prácticas completas con el equipo para ponerlo a punto físicamente y pueda regresar a jugar. Es poco probable que participe en los dos juegos que tenemos contra Utah Jazz, aunque no totalmente descartado. Iremos evaluando el progreso, pero seguro la otra semana estaría disponible”, señaló Vogel.

Boston dominó el juego de principio a fin. Los angelinos mejoraron considerablemente en la segunda parte gracias a la banca angelina, pero no fue suficiente para imponerse a los visitantes. Jaylen Brown tuvo una noche estelar de 40 puntos con 17 de 20 tiros de campo acertados para los Celtics.

“Crédito a (Jaylen) Brown, casi perfecto en tiros de campo que para su posición es una actuación sobresaliente. Nosotros no teníamos en el plan de juego ponerle doble marca a él, por lo que representa el poderío de (Kemba) Walker y (Jayson) Tatum, quisimos hacerle doble marca cuando alguno de esos jugadores estaba fuera, más en la segunda mitad, pero no fuimos efectivos en ello. Llegamos tarde y no fuimos eficientes en contenerlo”, señaló Vogel.

Los jugadores angelinos pelearon hasta el final, seis jugadores finalizaron con dobles dígitos. Kuzma aportó 13 unidades, Marc Gasol tuvo su puntuación más alta en un juego como Laker con 18, Talen Horton-Tucker contribuyó 19 desde la banca, al igual que los 12 de Montrezl Harrell, 17 de Ben McLemore y 10 de Alfonzo McKinnie.

“Estoy muy orgulloso de mis jugadores, sobretodo mi segunda unidad que superó al rival en la segunda mitad. Vinieron desde la banca y dejaron todo en la duela. Quería que se llevaran la victoria, no alcanzó, pero fue increíble la manera que compitieron”, dijo el estratega de Lakers.

Pese a la buena nueva de recuperar a Davis, los Lakers suman otra duda por lesión con Gasol. El pívot español tuvo una de sus mejores actuaciones en cuanto números se refiere con el púrpura y oro, con los 18 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias en 21 minutos disputados esta noche, sin embargo, terminó fracturándose. En plena acción del juego, Gasol se dislocó el dedo, el cuerpo médico acomodó su meñique y regresó a jugar. El equipo angelino informó que se le hicieron rayos X al término del partido, los cuales arrojaron una fractura en el dedo meñique izquierdo y estará en duda para el fin de semana.

“Nunca me había pasado algo así”, dijo Gasol. “Es mi mano izquierda, no la uso mucho de todos modos, pero veremos cómo está en los siguientes días”.

El siguiente compromiso de Lakers es este sábado recibiendo a Utah Jazz, en el primero de dos juegos ante el mismo rival.