<
>

Carmelo Anthony y su llegada a Lakers: Era el mejor momento para unirme a LeBron James

play
Vistazo al nuevo Big 4 de los Lakers (1:17)

Eche una mirada a lo que los Lakers podrían esperar de su cuarteto de LeBron James, Anthony Davis, Russell Westbrook y Carmelo Anthony esta temporada (1:17)

LeBron James no necesitó un argumento fuerte para convencer a Carmelo Anthony, su amigo de más de 20 años, de unírsele en Los Angeles Lakers. Nada de indagar sobre los minutos de juego o su papel; no hubo venta de las oportunidades fuera de la duela que ofrece la ciudad.

Sólo un amigo que le dijo a otro que le gustaría que hicieran algo juntos.

“Bron sólo se me acercó y dijo, ‘Amigo, el momento es ahora. Te quiero. Tenemos que hacer que esto suceda”, dijo Anthony en su conferencia de prensa de presentación como nuevo miembro de los Lakers. “En el momento, sólo sentí que era el mejor momento.

“La mayoría de la gente diría que debimos habernos juntado hace muchos años en nuestras carreras, pero estábamos en caminos diferentes y el circulo se cierra, diría yo”, agregó “Melo”.

James, la primera selección global en el draft de 2003, y Anthony, la tercera, llegaron a la liga juntos tras ser dos de los máximos prospectos de preparatoria en Estados Unidos y se conocieron en el circuito AAU.

Tuvieron que pasar casi dos décadas para que se convirtieran en compañeros en la NBA, a excepción de Juegos de Estrellas y competencias internacionales con la selección de Estados Unidos.

Y mientras Anthony, de 37 años, finalmente hará mancuerna con James, de 36, en lo que será su sexto equipo en la NBA y en una escuadra que también tendrá a elemenso de amplia experiencia como Dwight Howard, Trevor Ariza y Marc Gasol, “Melo” minimizó cualquier preocupación sobre un roster de veteranos que juega un deporte en el que reinan la velocidad, fuerza y capacidad atlética.

“No nos importa. Nosotros creamos nuestra propia narrativa”, recalcó Anthony. “Me gusta cuando la gente habla de la edad. Crea una buena historia y mejora la historia”.

“La gente olvida, al final del día, que se trata de basquetbol. Debes saber jugar al basquetbol, debes tener esa experiencia. Eso es lo que ofrecemos en este momento. Nuestro talento, nuestras habilidades, pero también nuestra experiencia”, subrayó.

En 13 apariciones en Postemporada, Anthony aún no alcanza las Finales de la NBA y menos un campeonato. Lo más cerca que ha estado fue en 2009, cuando cayó ante los Lakers en las finales de la Conferencia Oeste en seis juegos como miembro de los Denver Nuggets.

“Vengo (a Los Angeles) con un campeonato en mente. Parece que todos sabemos que eso es lo único que me falta, ¿no?”, señaló Anthony. “Es lo único que me mantiene despierto por las noches, que me motiva, porque no lo tengo. Quiero esa experiencia”.

Cinco años después de esa derrota ante los Lakers, la franquicia hizo espacio en el tope salarial para intentar convencer a Anthony de ir a Los Angles para jugar con Kobe Bryant. Siete años más tarde, finalmente vestirá ese uniforme.

“Parece que en toda mi carrera siempre he estado conectado con los Lakers de alguna forma, ya sea a través de mi hermano Kobe, sin importar lo que fuera, siempre he estado ligado de alguna forma”, destacó Anthony. “Esta vez no tuvieron que convencerme, fue más bien algo más de comprensión, algo como, ‘OK, el momento es ahora. El momento es ahora para que ambas partes se unan, para que acuerden juntarse y poner las piezas en su lugar’”.

Anthony, quien ocupa el décimo lugar en la lista de anotadores en la historia de la liga, jugó bien en su papel de reserva con los Portland Trail Blazers la temporada pasada, al promediar 13.4 puntos y fijar una marca personal en eficiencia con el 40.9 por ciento en triples.

Aunque no hay titulares claros en los Lakers de la próxima temporada además de James, Anthony Davis y Russell Westbrook, Anthony dijo que estará listo para cualquier papel que le pidan desempeñar.

“Tuve que tragarme ese ego, tuve que tragarme el orgullo, pero también tuve que uesar ese ego y ese orgullo para mantenerme firme y motivado y lo he aceptado”, indicó Anthony. “Jugué bien en Portland. Era mi primera vez haciendo eso y experimentándolo a ese nivel, pero lo disfruté. Fue divertido y pude hacer lo que sé, divertirme y volver a enamorarme de este deporte”.

Los Lakers también presentaron a Kent Bazemore, quien jugó con el equipo en la temporada 2013-14. Irónicamente, no se le ofreció una extensión de contrato en el verano de 2014, porque la franquicia quería tener espacio en el tope salarial para hacerle una oferta máxima a Anthony y ahora, ambos están en Los Angeles, juntos, con acuerdos por el salario mínimo para veteranos.