<
>

LeBron James, insatisfecho con el actual porcentaje de triunfos de Lakers

LOS ÁNGELES -- Los Angeles Lakers dejaron escapar otro juego en el que los pronósticos los ponían como favoritos, al caer 125-116 frente a Kings, la noche del miércoles en Sacramento. Una vez más, el equipo angelino ha bajado en su porcentaje de triunfos a .500, tras 21 victorias y 21 derrotas en lo que va de la temporada, algo que no tiene satisfecho a su líder, LeBron James.

“Yo juego para ganar. No importa qué he hecho en la campaña a modo individual, no ha resultado en la cantidad de triunfos que me gustaría. Yo también tengo que seguir analizando cómo puedo ser mejor en ofensiva, defensiva, como un líder, lo que se necesite para ayudar al equipo a superar el bache”, señaló un decepcionado LeBron tras la derrota.

De manera individual, LeBron James ha anotado al menos 31 unidades en once de los últimos doce partidos. Sin embargo, durante dicha inercia positiva de LeBron, solamente se ha reflejado en cinco triunfos de los púrpura y oro.

Lakers no ha podido encontrar regularidad en sus resultados, en parte porque no ha tenido al plantel junto de manera consistente. Muchos nuevos jugadores se sumaron al equipo de cara a la presente campaña, por lo que no tener minutos de entrenamiento o partido con plantel completo, hacen el panorama aún más complicado.

“Ha sido una temporada de altibajos, por eso estamos con porcentaje de victorias de .500, desde lesiones y protocolos de seguridad por COVID. Somos uno de 30 equipos lidiando con estos factores. Nuestro equipo está construido a base de tener profundidad, pero no la hemos tenido debido a todo eso”, dijo LeBron quien aportó 34 puntos, 6 asistencias y 7 rebotes ante Kings.

Lakers continúa con la baja de la dupla súper estrella de LeBron, Anthony Davis, debido a lesión de rodilla izquierda; el refuerzo, Kendrick Nunn, por lesión en la rodilla derecha, mientras que, Carmelo Anthony, se perdió el juego debido a tensión en la espalda baja.

Lakers fue superado en la pintura, cediendo 70 puntos por esa vía a Sacramento. No solamente eso, sino que dejaron ir una ventaja de 14 unidades en el segundo parcial al no cerrar fuerte previo al medio tiempo. Acto seguido, Sacramento salió revolucionado en el tercer cuarto y anotó 40 unidades, contra 23 de los angelinos, para tomar el control.

“Parece que nos conformamos en ofensiva, estábamos muy separados y no unidos como equipo en la duela. Por segundo juego consecutivo, la defensa nos dejó abajo. El juego pasado tanto en el segundo y tercer parcial, ahora en el tercero. Tenemos que descifrar qué está pasando ahí y ser mejores”, dijo el coach Frank Vogel.

Russell Westbrook ha tenido una temporada irregular a nivel individual. Westbrook, quien llegó como refuerzo súper estrella para formar la tripleta junto a LeBron y Anthony Davis, sigue sin encontrar su mejor ritmo en ofensiva como jugador de los angelinos. Frente a Sacramento, una vez más se quedó corto cuando el equipo lo necesitaba. Tuvo una noche de apenas ocho puntos, 2 de 14 tiros de campo completados para un porcentaje de 14.3 y cero de cinco desde el perímetro.

“Estamos trabajando con Russell, ha recibido las instrucciones de nosotros como entrenadores, estamos intentando ponerlo en posiciones para tener éxito. Es una realidad que está atravesando un bache en ofensiva, tanto en tiros en la canasta y desde el perímetro, debemos seguir trabajando y apoyarlo para salir del mal paso”, dijo Vogel.

Lakers dejó ir un triunfo por segunda ocasión ante Kings, un equipo joven, con entrenador interino y fuera de puestos de postemporada. La experiencia de los angelinos no salió a relucir en los detalles y errores que se repiten para ellos. Ahora, el calendario se complica. Sus siguientes tres partidos son frente a Denver Nuggets, Utah Jazz e Indiana Pacers, antes de un viaje de seis juegos a la Costa Este.