<
>

Maxim Dadashev sigue hospitalizado tras cirugía

El peleador ruso Maxim Dadashev permanece hospitalizado en el Prince George’s Hospital Center de la Universidad de Maryland luego de haberse sometido a una cirugía de emergencia por un coágulo cerebral producido durante su batalla ante el puertorriqueño Subriel Matías, quien lo derrotó luego de 11 intensos episodios en el MGM National Harbor de Maryland.

Dadashev llegó a su esquina muy lastimado luego que le salvara la campana al final del undécimo round cuando Matías estaba por enviarle a la lona. El entrenador Buddy McGirt le preguntó si podía seguir, y al no recibir respuesta, decidió parar la pelea. Minutos después ‘Mad Max’ estaba en una camilla y tras vomitar en plena arena fue trasladado finalmente al hospital.

Steve Kim de ESPN reportó que Dadashev salió de cirugía a las 2:47 horas locales del sábado y estaba en un área de recuperación con pronóstico reservado, pero en estado estable pese a lo crítico de la situación, con la necesidad de esperar las primeras horas para saber qué tanto daño pudo haber debido a la lesión con la que llegó.

La neurocirujana Mary IH Cobb fue quien le atendió y les comentó que no sabía cuánto daño podía tener pero ya le habían dado medicamentos para tratar de disminuir la hinchazón del cerebro y que por la lesión, podría tener una buena recuperación pero sin cantar victoria. “No me rendiría con él”, dijo la especialista al equipo de Lomachenko.

En la batalla, Matías presionó todo el tiempo a Dadashev y eso se reflejó en las tarjetas de los jueces que le tenían arriba por 109-100, 108-101 y 107-102 luego que acabaran los 11 episodios. Maxim siempre fue competitivo pero el agotamiento y castigo del que fue presa abrieron la puerta para que Subriel le castigara muy fuerte a partir del décimo y undécimo episodios.

La familia de Maxim llegará este mismo fin de semana a Maryland, procedente de Rusia, y les han informado que deberán quedarse en el hospital unos días para ver cómo evoluciona Dadashev en la recuperación, misma que catalogado con pronóstico reservado por lo difícil de la lesión en el peleador de 29 años con marca de 13-1 y 11 nocauts.