<
>

Karma F1: Hamilton aplicó a Checo Pérez un 'Ministro de Defensa'

play
Checo no pudo contra Leclerc y se queda con el tercer lugar del campeonato (1:02)

El mexicano subió al podio en el tercer puesto luego de no poder superar al monegasco quien se quedó con el segundo puesto en Abu Dhabi. (1:02)

No se puede decir que Sergio Pérez no logró el subcampeonato de la Fórmula 1 por culpa de Lewis Hamilton, todo fue mérito de Charles Leclerc, pero en el Gran Premio de Abu Dhabi el siete veces campeón del mundo pudo aplicar una sopa de su propia medicina al mexicano, que al final le restó al de Red Bull tiempo muy valioso.

Checo Pérez terminó tercero en el GP de Abu Dhabi de F1, detrás de Max Verstappen y, principalmente, de Charles Leclerc y eso le significó perder la oportunidad de hacer el 1-2 en el Campeonato de Pilotos para la escudería Red Bull.

Las razones principales de este resultado fueron, primero la gran degradación que sufrió Checo Pérez en el primer juego de neumáticos que utilizó en la carrera.

Los medios se le fueron muy rápido al tapatío y tras haber sacado más de tres segundos de ventaja sobre el Ferrari de Leclerc, se vino abajo su ritmo y entró prematuramente a los pits, justo en la vuelta 14.

Luego, la estrategia a dos paradas no alcanzó a Checo Pérez, pero ahí el mérito fue el manejo y gestión de Charles Leclerc, quien logró tener ritmo y gentileza con sus llantas.

Ahora, hubo un par de obstáculos que abonaron dificultades a Checo Pérez.

HAMILTON HIZO UN 'MINISTRO DE LA DEFENSA'

Checo Pérez entró a los pits en el giro 33 de los 58 pactados con la misión de hacer que los neumáticos duros le dieran para restarle más de 18 segundos a Charles Leclerc para quedarse con el subcampeonato.

Entre él y el monegasco estaban Carlos Sainz, George Russell y Lewis Hamilton, pero rápidamente sólo quedaba el 44 de Mercedes ya que los dos primeros entraron a pits.

Ahí fue donde la pista de la vida volvió a poner Pérez y Hamilton en Abu Dhabi en una situación donde uno debía pasar rápido al otro para poder cumplir su objetivo, pero se dio un acto de limpia y pura defensa.

En 2021, Checo Pérez detuvo dos vueltas a Lewis Hamilton para que Max Verstappen los alcanzara y con ello, a la larga evitó que el inglés pudiera entrar a refrescar sus neumáticos. Luego, ya sabemos lo que sucedió cuando el neerlandés lo atacó en la última vuelta con gomas nuevas.

Pues en 2022, el karma del automovilismo los puso en situaciones similares pero a la inversa. Checo Pérez tenía que dejar atrás a Hamilton inmediatamente para ir tras Leclerc. Ahora el que se defendió con maestría fue Hamilton.

Al final de la recta Checo Pérez atacó y con el DRS se fue sobre Hamilton y lo pasó, pero en el segundo detector contraatacó Lewis, lo que le permitió mantener al mexicano a raya un giro más.

Ahí perdió Checo Pérez más de un segundo. Las que hagas en la pista, normalmente en la pista las pagarás, no por maldad sino porque siempre existe una revancha.

Más tarde, en los últimos giros, desesperado Checo Pérez trataba de meterse en zona de DRS de Leclerc, pero se topó con un par de lapeados que no son precisamente los pilotos a los que mejor les haya caído que Red Bull contratara al mexicano.

Hablamos de Alex Albon, a quien bajaron del asiento en 2021 para dárselo a Checo Pérez, y Pierre Gasly, el francés que clamaba por una oportunidad de volver a subirse a Red Bull y no perdía oportunidad de decir que él podría hacerlo mejor que el tapatío.

El poco favor que le hicieron a Checo Pérez era un poco innecesario ya que iban una vuelta atrás, pero fue suficiente para acabar con las esperanzas del mexicano.

LA AYUDA DE MAX FUERON PURAS PORRAS

El tema ya está demasiado sobado. Lo que no ayudó Max Verstappen a Checo Pérez en Brasil estaba en el olvido y al final no influyó, pero en Abu Dhabi no existió ninguna intención de coloborar directamente.

Con la pole position en la mano, algunos esperaban que Verstappen cediera la primera curva a Checo Pérez y luego se encargara de retrasar a Leclerc. No hubo ninguna intención de ello.

Verstappen impuso un ritmo demoledor a pesar de gestionar sus neumáticos e ir a una sola parada y no volvió a ver a los que lo perseguían.

Cuando la carrera se extinguía Max preguntó por la radio cómo iba Checo Pérez, cuando le dijeron que estaba tercero, muy efusivo dijo "que vaya con todo, los neumáticos si aguantan".

Así, en palabras de aliento quedó el apoyo de Verstappen, un apoyo moral tan fraterno como inútil.