Tennessee Titans apuntan a tener el mejor backfield de la NFL

NASHVILLE -- Los dos corredores principales de los Tennessee Titans no podrían verse más diferentes a quienes los observan. Derrick Henry mide 6 pies con 3 pulgadas y pesa un imponente total de 245 libras. El recién firmado Dion Lewis mide 5 pies con 7, pero después de algunos minutos de ver al liviano corredor de 190 libras romper algunas tacleadas, es claro que no es tan pequeño.

No existe un backfield más diverso en la NFL, y los Titans esperan que aquello que los hace únicos también los haga grandiosos juntos.

"Lo veo todos los días, así que no es tan grande como era el primer día", bromeó Lewis sobre Henry. "No sé si yo estoy creciendo o él se van encogiendo".

Ya sea sobre el campo o en las ligas de fútbol americano de fantasía, una de las tramas principales en Tennessee será cómo se dividen la carga Henry y Lewis. Saben que habrá personas que intenten confrontar a los dos jugadores competitivos entre sí, porque solamente puede haber un titular. Ellos no creen que funcione.

"Ambos sabemos que somos buenos jugadores. Nos estamos empujando uno al otro todos los días. Sentimos que podemos ser dos de los mejores corredores en la liga", dijo Lewis, quien acumuló 1,110 yardas totales y 10 touchdowns totales en el 2017. "Sentimos que podemos ser la mejor dupla de la liga".

Eso significa que apuntan a superar a la dupla de Mark Ingram y Alvin Kamara de los New Orleans Saints, y a la dupla de Devonta Freeman y Tevin Coleman de los Atlanta Falcons. Los primeros vistazos a Henry y Lewis durante las sesiones de temporada baja sugieren que no están vendiendo humo.

Aunque los expertos debatirán el Henry vs. Lewis a lo largo del verano y el otoño, los corredores tienen confianza de que se tratará de Henry y Lewis, y no Henry o Lewis. El coordinador ofensivo de los Titans, Matt LaFleur, dijo que ha armado un esquema donde ambos corredores tendrán la posibilidad de brillar.

"Trabajarán bien juntos. Pienso que ambos han mostrado que no necesitan ser el tipo que reciba 30 acarreos", dijo el entrenador en jefe de los Titans, Mike Vrabel. "Esos tipos de 30 acarreos por partido, no creo que existan más".

El coach de corredores de los Titans, Tony Dews, añadió: "No lo veo como un problema. Soy afortunado de estar en una situación donde tienes a un grupo de tipos que son capaces de jugar bien. Dejaré que el coach LaFleur y el coach Vrabel determinen el conteo de repeticiones, el conteo de acarreos".

Henry, el ganador del Trofeo Heisman del 2015 quien está por comenzar su tercera campaña de NFL, será probablemente el titular de la Semana 1 por primera ocasión en su carrera. Fue el corredor más efectivo para Tennessee en el 2017, acumulando 744 yardas y cinco touchdowns terrestres pese a ser segundo en el orden detrás del titular veterano DeMarco Murray por buena parte de la campaña.

Para Henry, el 2018 se suponía iba a ser su temporada para adueñarse en solitario del backfield de los Titans. Pero el gerente general Jon Robinson vio que había espacio para mejorar, así que los Titans ficharon a Lewis y se han asegurado un backfield compartido nuevamente. Los Titans no pagarán a Lewis 6 millones de dólares en el 2018 solamente para darle descanso a Henry.

"Hasta que no te pongas las hombreras y realmente arranques la pretemporada, los veo como 1A y 1B", dijo LaFleur la semana pasada. "Siento confianza en ambas personas. Ambos aportan pequeñas cualidades distintas a lo que hacen. Pero creo que tenemos a dos corredores realmente buenos que nos emocionan".

Son corredores físicos que requieren planeación defensiva estratégica por parte de los oponentes. Ambos terminaron entre los primeros tres de la liga en yardas después del contacto la temporada pasada.

Henry y Lewis dicen tener una gran relación, apuntalada por casilleros contiguos y frecuentes conversaciones fuera y dentro del campo.

Luego de las actividades organizadas del equipo y las prácticas de minicampamento, se les podía ver juntos trabajando en la protección de pase uno a uno, o repasando rutas de pase particulares. Parece existir una camaradería más natural comparada a la existe entre Murray y Henry la temporada pasada.

Los Titans consideran a Henry un gran corredor de primer y segundo intento con la habilidad de ocasionalmente participar en terceras oportunidades. Lewis es un jugador más versátil que puede ser efectivo en los tres intentos, pero que probablemente tenga un rol prominente como receptor alineando en el backfield y abierto.

Lewis impuso marca personal con una participación en el 36 por ciento de las repeticiones ofensivas para los New England Patriots el año pasado. Con preocupaciones de lesión y limitaciones de tamaño, probablemente haya un tope a la carga de trabajo de Lewis. Pero todavía podría igualar o incluso superar su carga de trabajo del año pasado, y aun así dejar suficiente para Henry.

La temporada pasada, Murray reclamó el 63 por ciento de las oportunidades ofensivas ante el 40 por ciento de Henry. Un razonable estimado en junio para el 2018 sería un flujo de trabajo similar, con Henry acaparando cerca del 60 por ciento y Lewis un 40 por ciento.

"Nos podemos ayudar mutuamente. Ambos podemos alimentarnos. Tenemos mucha confianza en nuestras habilidades", explicó Lewis con una sonrisa. "Y ambos sentimos que tenemos algo por demostrar. Cuando juego con hambre, me quiero demostrar, y es cuando tengo mi mejor nivel".