Crónica de un canje no anunciado: la saga de Odell Beckham Jr.

El canje de Odell Beckham Jr. el pasado 12 de marzo envió ondas de choque desde Cleveland y New York a cada resquicio de la NFL... y más allá.

LeBron James opinó desde Los Angeles vía Instagram con una ilustración de Beckham en un jersey de los Cleveland Browns. El quarterback Baker Mayfield gritó de felicidad en su casa, mientras dos amigos le observaban. El receptor abierto Jarvis Landry, ex compañero de Beckham en LSU y su mejor amigo, lloró.

Los rumores de canje respecto a Beckham habían circulado antes. Esta vez, fue real. Beckham estaba de vacaciones en Europa el 12 de marzo, y su teléfono explotaba.

Mientras Cleveland exaltaba, la Gran Manzana llegó a la renuente aceptación de que uno de los mejores jugadores de la NFL dejaría a los New York Giants, y el equipo aparentaba una locomotora sin conductor.

Un sueño en la mente del gerente general de los Browns, John Dorsey, la transacción por Beckham se armó en la noche previa al arranque de la agencia libre, después de más de un año de rumores. Los Giants lanzaron al talentoso receptor abierto, con la "reacia aprobación" del propietario, John Mara.

Se trata de un canje que se concretó rápidamente, pero fue armado con antelación. Se trata de un movimiento que, inicialmente, un equipo no estaba dispuesto a hacer, pero el otro empujó hasta su finalización. Dependiendo del punto de vista, llegó a través de la planeación y la paciencia, la tarea y el trabajo. Involucró una amistad de años, un día de furiosas discusiones, la no disposición de los Giants de realizar llamadas de último minuto respecto a Beckham, y a los San Francisco 49ers, quienes quedaron decepcionados después de todo el proceso.

Aquí está un vistazo a cómo se conjuntó todo.

Febrero: El Combinado de Talento En medio de las pruebas a jugadores en el Combinado de Talento anual del 3 de marzo en Indianapolis, salió a la luz una fotografía dentro de Lucas Oil Field que se hizo viral. En ella, aparece Dorsey sentado junto al gerente general de los Giants, Dave Gettleman, platicando.

La especulación se extendió respecto a que se trataba del inicio de charlas de canje por Beckham. En realidad, se trataba de dos amigos poniéndose al día. En 1982, Dorsey estaba en el equipo de fútbol americano de la Universidad de Connecticut cuando trabajó en un campamento de preparatoria en Kingston, New York, cerca de medio camino entre Manhattan y Albany. Allí conoció a un coach y profesor de la preparatoria, Gettleman.

Nació una amistad, y 37 años más tarde, Dorsey charló con Gettleman acerca de su tratamiento y recuperación del linfoma. Sí salieron algunos asuntos de negocios, pero brevemente, y hacia el final de la conversación. Dorsey y Gettleman acordaron que volverían antes del inicio del nuevo año de la liga, el 13 de marzo, para discutir un posible canje por el ala defensiva de los Giants, Olivier Vernon.

Dos meses antes, conforme se apagaba la temporada de los Browns en diciembre, Dorsey y sus empleados pasaron horas discutiendo las fortalezas y debilidades de su equipo, mientras identificaban a quiénes podrían estar disponibles en el receso de temporada. Todos los equipos realizan este proceso en algún momento; los Browns de Dorsey lo hicieron en diciembre. La presión sobre los mariscales de campo era una necesidad, y la posibilidad de adquirir en canje a Vernon --un ala defensiva mudado a linebacker 3-4 en su campaña final en New York-- fue uno de los numerosos casos hipotéticos identificados por los Browns.

Otro tema importante: conseguir ayuda para Mayfield, quien había impuesto el récord para pases de touchdowns de novatos, con 27.

"El objeto de esto", explicó Dorsey. "es rodearle con tantos buenos jugadores de fútbol americano como se pueda".

Los Browns intentaron fortalecer la posición a lo largo del 2018. Fueron pacientes, casi demasiado pacientes, con Josh Gordon, quien terminó siendo canjeado a los New England Patriots antes de salir del equipo antes del término de la campaña. Adquirieron en canje a Landry y reclutaron a Antonio Callaway en el receso de temporada. Trajeron al ex estelar de los Dallas Cowboys, Dez Bryant, para una visita, pero no lo firmaron.

Beckham era un nombre que no podía ser ignorado, o descartado.

Los Browns monitorearon la situación de Beckham por meses, remontándose hasta la reunión anual de propietarios de la NFL de marzo del 2018. Los Giants probaban las aguas entonces, antes de firmar a Beckham a una extensión de cinco años y 90 millones de dólares que lo convertía en el receptor abierto en la NFL. New York deseaba dos selecciones de primera ronda en canje. Los Browns contaban con los turnos primer y cuarto global del 2018. Cleveland no iba a ceder ninguno. Las partes parecían saber que eso jamás sucedería, por lo que nunca hubo discusiones.

Al final de la temporada del 2018, el nombre de Beckham permanecía en la lista de pendientes de los Browns. Pero esa posibilidad se basaba más en la esperanza que en una expectativa realista. Como Dorsey dijo unos días antes del intercambio, 99 veces de cada 100, los casos hipotéticos que desarrolla un equipo en diciembre terminan en el cesto de la basura en marzo.

Pero la relación de los Giants con Beckham había sangrado a lo largo de la campaña del 2018. El receptor no estaba contento cuando sintió que el head coach Pat Shurmur estaba presionando para que saltara al campo en la pretemporada, incluso antes de que firmara su convenio récord, y mientras se recuperaba de una fractura en la pierna. Se trató de la primera señal de problemas, y no mejoró demasiado a partir de allí.

Shurmur dejó saber su insatisfacción luego de que Beckham hiciera una entrevista con Josina Anderson de ESPN y el rapero Lil Wayne. Luego, Beckham se perdió los cuatro partidos finales por una lesión de cuádriceps. Dejó un sabor amargo después de una decepcionante campaña de 5-11.

Los Browns prestaron atención al drama de Beckham pero, como el resto de la liga, creyeron que la extensión de contrato firmada a finales de agosto amarraría al receptor con los Giants. Mantuvieron seguimiento a Beckham como política, pensando que si la puerta se abría, aunque sea levemente, podrían conseguir algo.

"Siempre hubo una posibilidad del uno por ciento", dijo Dorsey.

Aunque Gettleman decía de Beckham que, "No lo firmamos para canjearlo", se asumía alrededor de la liga que el gerente general de los Giants estaba dispuesto a escuchar ofertas. Los 49ers monitoreaban la situación, y estaban muy interesados.

Los Giants se estaban tomando su tiempo con la situación, y no parecían demasiado motivados para alar del gatillo. Seguían a tientas para hacer parecer que no estaban ofreciendo a su receptor abierto estelar dada la posibilidad de que pudiera volver por otra campaña. Cuestión de semántica. Podía ser traspasado, y eso se demostró dos semanas más tarde.

Y estaba la relación con Gettleman, en quien Dorsey confiaba.

"Tienes que saber con quién tratas", dijo un gerente general de la NFL. "Dave y John se conocen tan bien, que existe confianza total entre ellos".

Los rumores de Antonio Brown generan acción Cuando se filtró la noticia de que los Buffalo Bills habían discutido adquirir en canje al receptor de los Pittsburgh Steelers, Gettleman decidió hacer una llamada a inicios de marzo, una semana antes del canje.

Gettleman inició contacto por su relación con el gerente general de los Bills, Brandon Beane, y su interés en Brown, un jugador que no interesaba a Cleveland por su edad (31).

Gettleman bromeó con Beane, amistosamente, por no haber llamado respecto a Beckham tras perder a Brown, quien eventualmente fue canejado a los Oakland Raiders. La discusión terminó allí. El papel de los Bills con Beckham fue tan mínimo que ni siquiera llegó al escritorio del head coach Sean McDermott.

Antes de que se involucraran los Browns, San Francisco era el pretendiente más activo. Se supo durante el Combinado que los 49ers deseaban a Beckham. De la peor manera. Gettleman y el gerente general de los 49ers, John Lynch, sostuvieron "numerosas conversaciones" a lo largo de las últimas semanas. Lynch dijo durante una entrevista reciente con KNBR que los 49ers teniendo la segunda selección global trabajaba en su contra, en este caso. "[Los Giants] la deseaban tanto", dijo Lynch.

Los 49ers estaban dispuestos a moverse del sitio N° 2 al N° 6 en un acuerdo que incluyera a Beckham. Simplemente no estaban dispuestos a ceder ese segundo turno global directo en la transacción. El nombre del tackle defensivo de Pro Bowl, DeForest Buckner, fue mencionado en las conversaciones entre Gettleman y Lynch. Los Niners no querían ir allí.

Ni los 49ers, ni los Bills, ofrecieron sus selecciones de primera ronda. "Los equipos querían ver si se lo robaban", fue la impresión que tuvo una fuente de los Giants.

Los 49ers tenían un profundo interés en trata de completar un canje por Beckham, así que no abandonar esperanzas. Creyeron que su mejor oferta estaba por delante. Estaban siendo demasiado pacientes. El draft estaba a casi dos meses de distancia cuando dejaron el Combinado.

Marzo 12: Rumores generan acción Era un día antes del inicio de agencia libre, y los Browns todavía no charlaban de Beckham con los Giants de manera seria. Dorsey llamó a Gettleman en la mañana del 12 de marzo para finalizar un acuerdo por Vernon; el canje se anunciaría al día siguiente con el arranque del nuevo año de la liga.

Pero, antes de llamar, los Browns recibieron noticias de que los 49ers estaban persiguiendo seriamente a Beckham. Se trata de la clase de rumor que circula en esta época del año. Dorsey no estaba seguro del interés de los 49ers, o si San Francisco cedería la segunda selección del draft. Sabía que la selección de primera ronda de los Browns, la N° 17 global, sería mejor que la selección de segunda vuelta de San Francisco.

Se agotaba el tiempo para ser paciente: si los Niners eran serios, era momento para que Dorsey se involucrara, también.

Así que llamó a Gettleman, discutió Vernon, y luego mencionó a Beckham.

La respuesta de Gettleman: "¿Qué tienes?".

Esas cuatro palabras generaron un vaivén, con múltiples ofertas intercambiadas. Todo aconteció frente al head coach de primer año de los Browns, Freddie Kitchens. Normalmente, Dorsey hacía su trabajo solo --es conocido por su preferencia a la secrecía-- pero se trataba del día previo al inicio de la agencia libre, así que los Browns se reunían para repasar planes finales. Eso colocó a Kitchens en la oficina mientras se llevaban a cabo las discusiones.

"Fue divertido sentarme allí a verlo trabajar y comunicarse con otros gerentes generales alrededor de la liga, y ver cómo funciona el ir y venir", dijo Kitchens en el podcast de "Around the NFL". "Es casi como una subasta de un auto o algo. Es muy único. Ver el respeto que dos hombres se tienen y armar un acuerdo así... realmente fue mi primera vez experimentando eso a nivel personal".

Gettleman inicialmente deseaba dos selecciones de primera ronda, una demanda que Dorsey podría no haber cumplido. pero Gettleman también sabía que requería a un safety para reemplazar a Landon Collins, a quien eligió no aplicarle la designación de jugador franquicia y quien emigró a los Washington Redskins. Los Giants sentían una afinidad por Jabrill Peppers, un recluta de primera ronda de los Browns en el 2017 a quien New York tenía calificado alto. Los Browns propusieron incluir al ala defensiva Emmanuel Ogbah en la transacción, pero los Giants no estaban interesados. Querían a Peppers.

A los Browns les gustaba Peppers como jugador, y también como una presencia fogosa, pero no iban a permitir que un safety se impusiera en el camino de poder adquirir a uno de los jugadores más explosivos de la liga, Eso convirtió las discusiones en realidad. Los Giants visualizaron a Peppers como selección de segunda ronda en el canje.

"Cerca de las cuatro, creo que era, y pensé, '¿Sabes? Creo que esto puede funcionar'", recordó Dorsey.

Beckham, en Europa, escuchó rumores a través de Anderson, de ESPN, quien había recibido rumores de las potenciales discusiones de canje. A las 2:24 p.m., ella escribió en su cuenta de Twitter que un equipo de la AFC Norte había hecho contacto respecto a Beckham. Eventualmente, Landry envió mensaje a Beckham para decirle que los Browns realmente lo querían.

Beckham pareció haber quedado atrapado en la sorpresa, como el resto de la NFL.

Temprano en la mañana, los equipos llegaron al acuerdo. Beckham sería canjeado por la selección N° 17 global del draft de este año, una selección de tercera ronda, y Peppers. Sería oficialmente fusionado a otro canje que incluía a Vernon dirigiéndose a los Browns, y el guardia Kevin Zeitler pasando a los Giants.

El siguiente paso era convencer a los propietarios de los Giants, particularmente a Mara. Gettleman llamó primero al copropietario, Steve Tisch. Luego llamó a Mara, quien tuvo algunas reservas acerca del movimiento. Necesitaba pensar en su viaje de regreso a casa de 40 millas. Mara concedió que hubo una "aprobación renuente". Aunque hubo algunos temas en el pasado --el juego contra Josh Norman, el video cuestionable desde Francia, la entrevista con Anderson de Lil Wayne, simular orinar sobre el campo-- él no consideraba a Beckham y su talento trascendente como algo imposible de manejar. Tisch orbita en círculos de Hollywood como productor exitoso. Sabe cómo lidiar con personalidades únicas y complicadas.

Los Giants han hecho un esfuerzo por desmentir la noción de que estaban cansados de Beckham, después del canje. Shurmur describió la narrativa como falsa. Pero es imposible ignorar los incidentes que afectaron la relación entre Beckham, su coach, y la organización. Todo fue tomado en consideración antes de que se finalizara la decisión de canjear a Beckham.

Mientras cenaba al otro lado del Atlántico, Beckham recibió una llamada de Gettleman.

"Levante el teléfono y tomé la llamada", dijo Beckham. "'Bien'. Todo fue silencio por un minuto en la cena. Simplemente, era mucho. Ni siquiera sé cómo describirlo, pero es mucho, muchas emociones, muchas cosas que pasan por tu mente. Toda tu vida está cambiando. Sigue siendo lo mismo, en teoría, pero está cambiando, así que simplemente empecé a procesar".

Al final, cuando llegaron las ofertas que hicieron pensar seriamente a los Giants en cambiar a Beckham, fue Cleveland y, curiosamente, nadie más. Gettleman terminó acordando un movimiento sin tener que comparar la oferta de los Browns, ni tratar de encontrar interesados de último minuto.

Los 49ers estaban sorprendidos. Lynch y Gettleman tuvieron múltiples conversaciones por semanas. Pese a que los Niners monitorearon de cerca la situación, al final nunca escucharon respuesta de los Giants antes de que quedara finalizada la transacción. El contacto de Gettleman con Lynch acabó días antes de las conversaciones con Cleveland. Se cree ampliamente que los 49ers hubieran estado dispuestos a ofrecer más por un receptor de la estatura de Beckham, de acuerdo a una fuente de la liga.

Los Giants ahora poseen tres de las primeras 37 selecciones del draft, y cinco de las primeras 108. Los Browns han dado a Mayfield el inmenso talento y habilidad de Beckham, para emparejarlo con Landry y los corredores Nick Chubb y Kareem Hunt.

La reacción

Cleveland sintió júbilo. Los aficionados salieron a las calles y playeras recién impresas se vendieron en seguida.

LeBron James, ahora jugando para Los Angeles Lakers, mostró su felicidad para la ciudad para la que solía jugar. James y Beckham son amigos, se ven seguido en los mismos círculos de celebridades. Cuando Beckham llamó para pregunta por Cleveland, James le dijo: "La vas a amar".

Mayfield llamó a Beckham poco tiempo después de anunciado el movimiento.

"Lo que seguía diciendo es que no podía ser real", admitió Mayfield.

New York se quedó molesta y confundida. Beckham era un jugador inmensamente popular, y los aficionados a los Giants tuvieron problemas para comprender el canje, especialmente un año después de que se firmara su extensión de contrato. Los Giants insisten en que tenían un plan, y que no son una organización sin timón, y que las selecciones de draft acelerarán su plan.

Eso no detuvo las críticas. Y Mara admitió que no le gustará ver a Beckham jugando en Cleveland.

"No será sencillo. No les mentiré. No será sencillo", sostuvo Mara. "Digo, es un gran jugador, y espero que tenga una gran carrera con los Browns. Es un poco más sencillo gracias a que no está en nuestra Conferencia".

Beckham pareció atravesar una montaña rusa de emociones. inicialmente, intentaba procesar el cambio dramático a su vida. Un día o dos más tarde, pareció asentarse en su nueva normalidad, enviando tweets a sus fanáticos de los Browns. Pero unos días más tarde, anunció en redes sociales que "me voy a negros" para reflexionar. Poco tiempo después de eso, publicó un dibujo de él y Landry portando jerseys de los Browns.

"Es un ser humano", dijo Kitchens. "Tiene sus sentimientos. No es solamente un personaje de caricatura que sale en los medios. hace dos semanas, su vida fue puesta de cabeza. No sabía que sería canjeado. Debió tomarse un tiempo para ver cómo sería su vida, luego de New York".

Los lazos de Beckham con los Browns ayudaron. Adam Henry es el coach de receptores en Cleveland. Dirigió a Beckham con los Giants y en LSU, y tiene una sólida relación con la familia. Beckham y Mayfield han desarrollado una amistad en los últimos años a través de Sterling Shepard, amigo cercano de Beckham y ex compañero de Mayfield en Oklahoma.

Beckham, también, es muy cercano a Landry, su nuevo compañero con los Browns. se hicieron amigos en la preparatoria y el vínculo se fortaleció cuando asistieron juntos a LSU.

Dorsey estaba casi desentendido de la reacción. Su único enfoque era llegar a casa tras un largo día de trabajo.

"La emoción que intentaba generar era llegar a casa y asegurarme de que Jack y Catherine pudieran ver a su padre antes de ir a dormir", explicó. "Eso hacía que me apresurara a casa para verlos".

En una llamada de conferencia un par de días después del canje, Dorsey minimizó la importancia hasta el punto en que debió ser obligado a admitir su importancia. Rápidamente se enteró de la magnitud de la reacción cuando salió a la comunidad.

Los propietarios de los Browns, Jimmy y Dee Haslam, aprendieron lo mismo.

"Todos nos preguntan, donde sea que vayamos", dijo Dee Haslam en las reuniones anuales de la NFL en Phoenix. "Visitando tiendas el otro día en Arizona y California, y entrábamos a alguna y eso es lo que nos preguntaban".

"Estamos mucho mejor", dijo Jimmy Haslam, "pero creo que deben comprender que estamos a unos dos años de no haber ganado un solo partido, ¿verdad?".

El resumen para Dorsey: acordó una transacción con un amigo confiable.

"Es un canje que representa a ambos equipos", dijo. "Creo que el canje ayuda a los Giants y creo que ayuda a los Cleveland Browns".

Beckham recibió a Cleveland e lunes, en una conferencia de prensa que maravilló a Mayfield y Landry por el número de medios presentes. Beckham habló sobre la sorpresa del movimiento, y luego habló acerca de aceptarlo, señalando "Este momento será más icónico de lo que nos percatamos".

"Pienso", continuó Beckham, "que será una de las mejores cosas que hayan pasado en mi vida".

Información de Nick Wagoner y Dan Graziano fue utilizada en la redacción de esta nota.