<
>

25 predicciones a mediano plazo para la National Football League

play
Sebastián M. Christensen: 'Es ridícula la regla de 198 partidos que propone la NFL' (0:57)

La NFL ha planteado la idea de tener una temporada de 18 partidos, en la que los jugadores solo disputen 16 de ellos. La propuesta ha generado interrogantes sobre salarios, condiciones de trabajo, salud y seguridad de los jugadores. (0:57)

No soy mucho de planear a futuro, pero sé que algunos de ustedes lo hacen y estoy aquí para ayudarlos.

No les basta saber solamente lo que ocurrirá en la NFL en el 2019. Desean saber lo que sucederá el año después de ese, y el año después de ese. Es para ustedes, quienes siempre desean planear a futuro, que escribimos esta columna anualmente.

Y mientras que pude parecer una broma, no se duerman con la columna de predicciones de tres años. Miren a las piezas de los años pasados, y encontrarán que algunos vaticinios que ya se han cumplido y otros que todavía pueden cumplirse. Se trata de algo más que el contenido usual de temporada baja. Se trata de una especulación bastante informada, y demanda atención.

Habiendo dicho eso, presentamos las 25 predicciones de NFL para los siguientes tres años:

1. Patrick Mahomes será el primer quarterback de 40 millones de dólares anuales

No creo que Mahomes reciba su contrato en el próximo receso de temporada cuando sea elegible por primera vez, porque, (a) ¿por qué habría de tener prisa? Y (b) ¿por qué tendrían prisa los Kansas City Chiefs cuando su campaña de quinto año opcional no llega hasta el 2021? Pero con Russell Wilson habiendo elevado la vara hasta 35 millones de dólares anuales en esta temporada baja, no es un gran salto esperar que las siguientes extensiones para quarterback rocen los 40 millones de dólares anuales para cuando Mahomes firme su documento.


2. Kirk Cousins firmará una extensión de contrato con los Minnesota Vikings

Estoy bastante confiado en Cousins y los Vikings para la siguiente temporada. Creo que ganarán la NFC Norte y los fanáticos sentirán muy diferentes respecto a Cousins en este momento del año entrante, cuando le reste un año en su contrato. Podría ser muy diferente hablar de una extensión que lo retenga a él y a su familia en Minnesota por los siguientes años.


3. Los New England Patriots ganarán el menos un Super Bowl más

Seguiremos escuchando, a lo largo de los siguientes meses, que son vulnerables sin Rob Gronkowski, que ningún quarterback ha seguido jugando bien a la edad de Tom Brady, y todo lo demás. Lo hemos escuchado antes. Bill Belichick sigue el resolviendo el mejor coach a la hora de resolver los rompecabezas, habiendo encontrado el modo de ganar un Super Bowl por 13-3 para culminar la mejor campaña ofensiva en la historia de la liga. La división de New England sigue siendo sencilla. La máquina Brady-Belichick no se conforma, y seguirá determinada a establecer récords de postemporada que nadie derribará.


4. Ezekiel Elliott boicoteará el campamento de entrenamiento en busca de un nuevo contrato

No creo que suceda este año, aunque no puedo descartarlo por completo. Pero a menos que Elliott y los Dallas Cowboys leguen a un acuerdo en lo que resta del receso de temporada o el siguiente --lo que no creo que suceda a menos que acepte alguna clase de descuento-- no es difícil imaginar a Elliott tomando el camino de Melvin Gordon en agosto próximo.

Es el jugador más importante en un equipo de Dallas que predije en la columna del año pasado que ganaría un Super Bowl en los siguientes tres años, pero los corredores siempre están en una pelea cuesta arriba cuando se trata de contratos. No ayuda que seis de los 10 corredores mejor pagados en la liga perdieron tiempo por lesión la temporada pasada.

5. Eli Manning jugará para un equipo diferente

Creo que los New York Giants seguirán sin Manning la próxima temporada, pero no creo que el pasador desee que su campaña del 2019 sea la última. Será muy extraño verlo en un uniforme diferente, pero tengo a dos candidatos. Mi favorito son los New Orleans Saints, porque es originario de la ciudad, su padre jugó allí, y sería una buena historia. Pero esa predicción está atada a demasiados factores externos, especialmente el desconocido factor de por cuánto más desea jugar Drew Brees. Así que mi apuesta más segura sería con los Tennessee Titans, quienes podrían partir caminos con Marcus Mariota si no cumple en el 2019.


6. Por lo que respecta a los Giants, al menos tres quarterbacks diferentes iniciarán para ellos en los siguientes tres años

Y no se trata de una crítica al pobre Daniel Jones, quien recibe demasiado negativismo por el crimen de ser seleccionado sexto global. Se trata más de un reconocimiento a lo que los Giants han tenido en Manning por los últimos 15 años. Desde que se convirtió en titular en el 2004, Manning ha respondido el llamado para todos los partidos excepto uno bizarro en el 2017 en el que no fue requerido. Es demasiado esperar la misma durabilidad y confiabilidad de un sucesor, sin importar cuán bien juegue Jones.


7. Kyler Murray liderará a los Arizona Cardinals a al menos un título divisional

La NFC Oeste es un lugar raro. Los Angeles Rams están en la cima, los Seattle Seahawks no están listos para retroceder y los San Francisco 49ers no han culminado su anticipado regreso, todavía. Arizona luce como un claro candidato para el sótano, y no espero que los Cardinals contiendan en el 2019.

Pero sí creo que el matrimonio entre Murray y el head coach Kliff Kingsbury será emocionante y difícil de detener, especialmente una vez que los Cardinals parchen los huecos de la línea ofensiva.


8. No habrá paro de labores en la NFL

De hecho, dejo en un aproximado de 43 por ciento la posibilidad de que el nuevo contrato colectivo de trabajo sea negociado y acordado en la presente temporada baja, lo que ocurriría con dos campañas completas de antelación antes del vencimiento del anterior. Ambas partes parecen estar motivadas a culminarlo, especialmente los dueños, que tradicionalmente dictaban los tiempos para estos asuntos.

Habrá pausas, reinicios, y momentos de pánico a lo largo del camino, pero creo que no habrá huelga ni par patronal cuando acabe el actual acuerdo laboral en el 2021, porque habrá uno firmado para entonces. Una de las cosas por las que no puedo esperar es cuán largo será. Otro convenio de 10 años parece improbable, pero nadie lo previo la última vez, tampoco.


9. El siguiente equipo de angelino en alcanzar el Super Bowl serán Los Angeles Chargers

¿Cuán lejos se quedaron, en realidad, durante la temporada pasada? Tuvieron la misma marca que los Chiefs en la AFC Oeste, pero fueron enviados a la Ronda de Comodines en la postemporada por un criterio de desempate. Sobre el papel, los Chargers de esta temporada están absolutamente en la conversación por la mejor plantilla de principio a fin en la liga.

Los Chiefs tienen interrogantes importantes a la defensiva, no contarán con Kareem Hunt, y podrían quedarse sin Tyreek Hill por algunos partidos. Philip Rivers está listo para la temporada de ensueño que esperaba.


10. Le'Veon Bell cambiará de equipo... nuevamente

Atinamos esta predicción el año pasado, aunque para ser justos, era sencilla, y vamos a lanzarla de nuevo. El matrimonio entre Bell y los New York Jets no ha empezado de la mejor manera. Su contrato realmente solo le garantiza dos temporadas, y será más sencillo de canjear el año siguiente si en el 2019 no le va tan bien.

11. Odell Beckham Jr. liderará a la NFL en yardas y touchdown por recepciones

Sí, creo que Beckham brillará con Baker Mayfield y los Cleveland Browns. No compro la noción de que era un problema en el vestidor de los Giants. Sus compañeros le amaban. Eran los coaches y administradores los que tenían problemas con él.

Y mientras que eso ciertamente puede ser el caso en Cleveland, también, pienso que el éxito sobre el terreno de juego --asumiendo que los Browns lo consiguen-- podrían solucionar muchos de los problemas de temperamento fuera del campo que Beckham tenía en medio de todas las derrotas en New York. Demasiado se ha hablado en el actual receso de temporada sobre los aspectos de Beckham que nada tienen que ver con su talento inmenso. No debemos olvidar lo buen jugador que es.


12. Los Las Vegas Raiders tendrán al menos una aparición de playoffs

No creo que los Raiders estén listos para dar el salto en ésta, su campaña final en Oakland. Pero me gustan las piezas que van armando y creo que llegarán al alza cuando se muden al desierto en el 2020.

No tengo idea, por supuesto, de cómo serán recibidos en Vegas o qué clase de afición desarrollarán allí, pero predigo que serán equipo de playoffs en uno de sus dos primeros años allí. Vaya, hasta el equipo de hockey en Las Vegas llegó a las Finales de la Stanley Cup Final en su primera campaña, ¿no?


13. Los Pittsburgh Steelers ganarán más títulos de la AFC Norte que los Browns

Los Steelers se sienten un poco como los Seahawks del año pasado, para mí. Demasiadas personas los han descartado y olvidan que Mike Tomlin nunca ha tenido temporada perdedora. No sigo la escuela de pensamiento de que perder a Antonio Brown es adición por sustracción. Tendrán que hacer ajustes significativos, y no será sencillo.

Pero especialmente con todo el mundo subiendo al tren de un equipo de la AFC Norte que no ha ganado un título divisional desde 1989, los Steelers lucen como una escuadra con algo por demostrar, motivados por recordar a la gente a quién pertenece de verdad la AFC Norte.


14. Seguirán escuchando de una temporada de 18 partidos, pero pueden seguir ignorándolo

Honestamente, no tengo idea por qué se sigue hablando de esto, pero sí, algunos propietarios todavía desean expandir la campaña pese a que se trata de una idea horrenda en todos los niveles, excepto en el de los ingresos monetarios. Hablando con la gente cercana a la situación, he recibido la impresión de que los jugadores se oponen firmemente a la idea y solamente la considerarían en caso de que venga acompañada de concesiones financieras, de un calibre que no han sido propuestas a la fecha.

Simplemente no encuentro un cálculo en el cual los dueños puedan recibir más dinero expandiendo la campaña, dado lo que tendrían que ceder para poder conseguirlo.


15. Andrew Luck ganará un premio como Jugador Más Valioso

Como demostraron la temporada pasada, los Indianapolis Colts construyen algo especial. Muchos equipos que sorprenden del modo en que hicieron los Colts, dan un paso en retroceso al año siguiente antes de retomar sus trayectorias ascendentes, y es absolutamente posible que eso ocurra en Indy durante el 2019.

Pero si no es así, esperen ver a Luck en la conversación por el JMV desde esta campaña. Incluso si los Colts tienen un 2019 a la baja, esperen verlo en la conversación por el JMV en el 2020 y/o 2021. Incluso, no es difícil imaginar a Luck, cuyo contrato corre hasta la campaña del 2021, ganándole a Mahomes ese primer contrato de 40 millones de dólares anuales, si las cosas resultan del modo correcto.


16. Christian McCaffrey liderará a la liga en yardas desde la línea de golpeo

Con Todd Gurley lidiando con alguna misteriosa lesión de rodilla, el panorama está abierto para que un nuevo monstruo apile yardas terrestres y por aire. Saquon Barkely de los Giants y Alvin Kamara de los Saints son candidatos, pero los Carolina Panthers seguirán recargándose en McCaffrey --especialmente mientras Cam Newton trabaje para volver de su lesión de cirugía de hombro este año-- y el corredor ansía la carga de trabajo.


17. El piso salarial se elevará para el siguiente acuerdo laboral

Una cosa que recibirán los jugadores saliendo de las siguientes negociaciones es un requerimiento de que los equipos gasten más dinero en jugadores. Actualmente, no existe un mínimo concreto que deben alcanzar los equipos año con año, pero sí existe el requerimiento de que cada club deba invertir al menos el 89 por ciento del tope salarial a lo largo de un periodo de cuatro años.

Una propuesta que ya ha sido flotada en las actuales negociaciones es elevar ese porcentaje del 89 por ciento al 95 por ciento, y acortar la ventana de cuatro años a dos. Los propietarios podrían no ir tan lejos, pero cualquier cosa que consiga la NFL Players Association para requerir mayor gasto creará un terreno más favorable para que jugadores y agentes negocien convenios. Y hablando de ...


18. Empezaremos a ver más contratos completamente garantizados para veteranos... poco a poco

No, el nuevo acuerdo laboral no va a obligar a los equipos de la NFL a garantizar por completo los contratos de los jugadores, porque en realidad los acuerdos laborales no pueden hacer eso. Los acuerdos laborales de la NBA y MLB no mandan contratos garantizados, ni el acuerdo laboral de la NFL los prohíbe. Jugadores en esas ligas reciben convenios garantizados porque ellos y sus agentes en algún momento insistieron en ello, y se establecieron como norma.

Jugadores de la NFL, fuera de Cousins, han sido renuentes a hacer eso. Cada vez que un jugador como Wilson, Aaron Rodgers o Luck se prepara para un convenio nuevo, agentes alrededor de la liga rezan para que pida un contrato completamente garantizado, aunque no sucede. Pero con quarterbacks estelares como Mahomes, Deshaun Watson y Jared Goff, por nombrar algunos, acercándose a extensiones en los años próximos, es lógico apostar que alguien decidirá emplear al máximo su palanca para negociar y elevará un poco más el techo en el asunto.

19. Josh Rosen cambiará de equipo, nuevamente

Sería una gran historia si Rosen brillara para los Miami Dolphins y decidieron que es el quarterback para su futuro. Pero incluso si supera a Ryan Fitzpatrick por el puesto titular, simplemente no veo a este equipo de Miami siendo suficientemente fuerte para colocar a Rosen en una posición para ser exitoso, especialmente tratando de aprender un nuevo sistema ofensivo por lo que parece el año N° 95 en fila.

El compromiso financiero de los Dolphins con Rosen es nada. Arizona ya ha pagado el bono por firmar de su convenio de novato. Si su marca es tan pobre como muchos esperan que sea, un quarterback como Justin Herbert o Tua Tagovailoa va a lucir como una opción emocionante en el draft del siguiente año.


20. Los Green Bay Packers no ganar un título divisional en los siguientes tres años

Parte de esto es gracias a que creo que los Vikings (esta temporada) y los Chicago Bears (esta temporada y a largo plazo) lucen demasiado fuertes, y no creo que los Detroit Lions sean un equipo que deba ignorarse. Pero aparte de Davante Adams, el grupo de jugadores de posición alrededor de Rodgers ha demostrado poco, y Rodgers no ha mostrado mucha paciencia últimamente cuando las cosas no salen a su modo. No es un quarterback que se deba subestimar, pero simplemente que Minnesota y Chicago están en un mejor lugar ahora.


21. La política respecto a la mariguana cambiará en el siguiente acuerdo laboral

Se siente como una predicción sencilla, particularmente con la liga y el sindicato de los jugadores formando un comité para estudiar caminos alternos para tratar el dolor. La política de la NFL respecto a la NFL es vieja y exagerada. No se sorprendan si la liga adopta una política similar a la de la NHL, que todavía realiza pruebas de control por mariguana, pero no castiga a sus jugadores por utilizarla.

Con la liga intentando ampliar la ayuda que pone a disposición de los jugadores en el área de salud mental, la idea sería emplear las pruebas de control como herramienta de diagnóstico para identificar a los jugadores que podrían necesitar alguna ayuda fuera del campo que no están recibiendo.


22. Julio Jones será el primer receptor que cobre 20 millones de dólares anuales, pero no el último

Los únicos jugadores en la NFL promediando más de 20 millones de dólares por año son quarterbacks, Aaron Donald y Khalil Mack. ¿El receptor abierto mejor pagado de la liga? Beckham Jr., con un sueldo de 18 millones anuales.

A Jones le restan dos años de contrato, pero los Atlanta Falcons consiguieron que se presentara al campamento de entrenamiento del año pasado mediante la promesa de que ajustarían su contrato. Es el mejor jugador de un grupo de cuatro súper estelares en la posición --él, A.J. Green, Michael Thomas y Amari Cooper-- que buscan nuevos convenios antes del inicio de la nueva temporada, así que lo elegimos a él para fijar la vara. Pero no se sorprendan si algunos de los otros tipos firman después de él y lo terminan superando. Parece que todos en ese grupo esperan a que alguien dé el primer paso.


23. Carson Wentz y los Philadelphia Eagles ganarán al menos un título divisional

La NFC Este no ha tenido un campeón que repeta desde que los Eagles lo hicieron en el 2003 y 2004, así que por bien que luzcan los Cowboys sobre el papel, no los puedo elegir para coronarse este año nuevamente. Parece que se trata de una carrera entre dos equipos, entre ellos y los Eagles, así que digamos que Philly ganará. Ayudaría, por supuesto, si Wentz puede mantenerse sano por 16 partidos, y creo que lo hará en algún punto.

Wentz está bajo una presión completamente única: ¿cuántos quarterbacks han tenido que colmar las expectativas de sus reemplazos? Los Eagles creen que está la altura del reto, y que hay gente a su alrededor lista para ayudarlo a lograrlo.


24. Nick Foles ganará al menos un título divisional con los Jacksonville Jaguars

Hablando del ex suplente de los Eagles... En 15 de las últimas 16 temporadas, al menos un equipo de la NFL ha ganado su división tras terminar en el sótano en la campaña previa. Los Jags son los favoritos en las apuestas para lograrlo en el 2019, y con una defensiva que todavía es de élite liderando el camino, realmente solo requieren que Foles sea responsable con el ovoide para regresar a la contienda.

Foles no siempre ha sido modelo de salud o de consistencia, tampoco, así que está bajo presión ahora que Jacksonville lo ha designado como su elegido. Pero los Jaguars lucen como un equipo al que le quedan un par de años potencialmente buenos antes que los problemas contractuales contra el tope se empiecen a acumular.


25. Las nuevas reglas de la repetición instantánea serán un gran y estúpido desastre, y crearán más grandes y estúpidos desastres

Esto es una queja personal, Entiendo que todos, excepto los Rams, estaban molestos por una llamada fallida que ayudó a Los Angeles derrotar a los Saints en el Juego de Campeonato de la NFC. Pero, ¿realmente la respuesta es convertir a las interferencias de pase en jugada sujeta a revisión? Olviden el hecho de que las repeticiones significan mala televisión, y le restan al flujo y ritmo del partido, pero las interferencias de pase son llamadas de apreciación.

Todo lo que se hace al revisarlas es incorporar la apreciación de alguien más. Habrá absolutamente mayor controversia a partir de las nuevas reglas, y temo que la regla determinará una vez más que la respuesta serán MÁS REPETICIONES cuando de hecho la NFL y todos los demás deportes estarían mejor con MENOS REPETICIONES, o incluso, SIN REPETICIONES, porque son basura tonta, aburrida, que debe desaparecer para siempre para permitirnos disfrutar los juegos de nuevo.