<
>

Jugadores de Pittsburgh Steelers que decidan protestar arrodillados tendrán apoyo del equipo y Mike Tomlin

play
Colin Kaepernick busca un espacio en la NFL (1:00)

El QB no juega desde la semana 17 de la temporada de 2016. (1:00)

PITTSBURGH -- Los jugadores que decidan arrodillarse durante la ceremonia del himno de Estados Unidos tendrán el apoyo del coach Mike Tomlin y de los Pittsburgh Steelers, dijo el entrenador en jefe.

Al hablar por primera vez desde la muerte de George Floyd bajo custodia policiaca y las protestas que se desataron por la igualdad racial y de justicia, Tomlin dijo que respalda a los jugadores con las acciones o declaraciones con las que deseen manifestarse, “siempre y cuando sean bien pensadas y con clase”.

“Hemos pasado mucho tiempo como grupo hablando de los temas actuales, hablando sobre la plataforma que tienen (los jugadores) y cómo usarla mejor y cómo hacerlo de manera consciente”, señaló Tomlin. “Nuestra posición es simple: vamos a apoyar a nuestros jugadores y su voluntad de participar en esto, ya sea con declaraciones o acciones.

“Ya saben lo que siento, lo he dicho antes: las declaraciones son buenas, pero el impacto es mejor, particularmente el impacto a largo plazo. Quienes tengan deseo de participar en una forma positiva, van a ser respaldado por nosotros”, reiteró.

Aunque varios atletas y equipos profesionales son analizados por sus acciones, o falta de, en medio de las protestas, Tomlin no está enfocado en ninguna iniciativa relacionada con la NFL para usar una plataforma más amplia.

“Ese no es mi trabajo. No he pensado mucho en el impacto de la NFL o la responsabilidad que tenemos como organización. Me enfoco en mi energía para servir a los jugadores y asegurarme de que van a tener el apoyo que necesitan en relación a las actuales circunstancias. He adoptado un enfoque más estrecho, más de raíz. Hay gente empleada para tener esa perspectiva y no soy uno de ellos”, señaló Tomlin.

Como varios equipos de la NFL, Tomlin y los Steelers navegaron por esta discusión en 2017, cuando algunos jugadores hicieron eco de las acciones de Colin Kaepernick en 2016 al arrodillarse durante la ceremonia del himno para llamar la atención sobre la brutalidad policiaca, movimiento contra el que arremetió el Presidente Donald Trump.

Además de exigir en un discurso que los dueños de la NFL “deberían sacar a ese hijo de perra del campo” si un jugador se arrodilla, dijo que deberían despedir o suspender a los jugadores que protestaran durante el himno.

Ese año, los Steelers recalcaron su unidad y quisieron mantener su vestidor unido durante la ceremonia del himno en el Soldier Field de Chicago a finales de septiembre y Tomlin, rutinariamente enfocado en el futbol americano, dijo a su equipo que “no participarían del juego político”.

Sin embargo, el liniero ofensivo Alejandro Villanueva, quien estuvo en la Armada de Estados Unidos y fue desplegado en Afganistán, fue captado en una foto de pie justo a la salida del túnel hacia el campo con su mano derecha sobre el corazón durante la ceremonia del himno, tras ser separado del grupo de capitanes por un letrero.

La imagen creó la percepción de que los Steleers no estaban unidos e la decisión de mantenerse en el vestidor, algo que aún frustra a varios miembros del equipo.

“Lo que me molesta sobre eso es que intentábamos no llamar la atención y salió al revés”, dijo Cameron Heyward, capitán del equipo, la semana pasada. “Saber que creían que habíamos dejado fuera a uno de nuestros hermanos y a Al (Villanueva) solo cuando, realmente, sólo nos separaba una bandera de la NFL que estaba pasando por el lugar al momento de que empezó el himno, por eso nos separamos.

“Nunca fue nuestra intención marginar a un jugador. Vivimos en un ambiente en el que los jugadores saben que tienen una plataforma y que deben tener posibilidad de expresar su opinión”, agregó Heyward.

Actualmente, las discusiones en los Steelers sobre justicia social han sido distintas a las que tuvieron hace tres años.

Desde que iniciaron las protestas por el asesinato de Floyd, los Steelers han tenido varias discusiones sobre el estado del país y la injusticia racial. El equipo no ha emitido públicamente alguna acción o plan de protesta, aunque, en privado, algunos miembros han expresado su plan de arrodillarse, pero hay “comités estructurales” formados por el veterano asistente del entrenador en jefe, John Mitchell, y Blayre Holmes, el director de relaciones con la comunidad del equipo.

“Esta receso de temporada virtual nos ha dado tiempo de abrir el foro y de escuchar a quienes tengan que decir algo crítico sobre lo que pasa en nuestra sociedad”, señaló Tomlin. Somos miembros de la sociedad, como cualquiera. No vivimos aislados. La comunicación ha sido franca”.