<
>

Repetición Instantánea: El nuevo contrato de Patrick Mahomes es una rareza en la NFL moderna

play
Todos felices con el contrato de Patrick Mahomes (2:15)

La extensión de contrato que liga a Patrick Mahomes con los Chiefs hasta 2031 es un acuerdo que beneficia a ambos, asegura Sebastián M. Christensen. (2:15)

La extensión de contrato que liga a Patrick Mahomes con los Kansas City Chiefs hasta 2031 es un caso raro en la NFL moderna.

Varios de los últimos contratos que en su momento convirtieron a algún quarterback en “el mejor pagado en la historia de la NFL” se dieron a pasadores productivos en temporada regular, pero que no han acercado a esos equipos a ganar el Super Bowl.

La posición de quarterback es la más importante en la NFL y por ende, a la que mejor hay que tratar cuando de dinero se trata. Bajo ese concepto, el mercado se ha inflado para pagarle a pasadores como Kirk Cousins, Derek Carr o Matthew Stafford, pese a que ninguno ha dado resultados concretos en Playoffs.

Esa es la diferencia entre los contratos que esos pasadores firmaron y el acuerdo que Mahomes firmó sólo cinco meses después de ganar el premio como Jugador Más Valioso del Super Bowl LIV y terminar con la sequía de 50 años sin un título de los Chiefs.

En tres temporadas, Mahomes pasó de ser selección de primera ronda en el draft de 2017, sin olvidar que los Chiefs negociaron subir en el orden de selección para reclutarlo, a ser titular en su segundo año, ser el Jugador Más Valioso de la NFL y quedarse a un castigo de Dee Ford de llegar al Super Bowl para luego concretar el objetivo en la temporada 2019.

Mahomes se ha ganado cada centavo de la extensión de contrato que firmó con los Chiefs.

La última vez que eso había sucedido fue en 2015, cuando los Seattle Seahawks le dieron a Russell Wilson un contrato por cuatro años con el que el quarterback ganó $21.9 millones anuales.

Wilson firmó ese acuerdo luego de haber llevado a los Seahawks dos años consecutivos al Super Bowl, ganar en la primera oportunidad y quedarse a un error estratégico de conquistar el segundo (¿te acuerdas, Pete Carroll?).

Wilson recibió su premio y aunque no ha podido volver al juego por el título de la NFL, ha llevado a los Seahawks a Playoffs en cuatro de las últimas cinco campañas. La posibilidad es latente y Seattle lo sabe, por ello, en 2019, le dio a su quarterback el que fue hasta hace unas horas el contrato más lucrativo en la historia de la NFL.

Ya no es un premio. Los Seahawks esperan que Wilson los regrese al Super Bowl.

El contrato de Mahomes puede verse de ambas formas, como un premio por lo hecho en sus primeros tres años en la NFL o los últimos dos como titular y como el pago por adelantado por lo que los Chiefs esperan de él los próximos años.

Sobre el futuro de los contratos de Mahomes y Wilson, no se puede culpar a Chiefs y Seahawks por cifrar sus esperanzas de volver a ganarel Trofeo Vince Lombardi.

Si algo han demostrado ambos quarterbacks es que la posibilidad de ganar más de uno es latente con ellos. Que lo consigan es otra cosa. Por lo pronto, es más probable que Kansas City y Seattle lo ganen todo con Mahomes y Wilson que sin ellos.

Mahomes suma 36 juegos como titular en su carrera, incluidos cinco en Playoffs, y nunca ha perdido por más de una anotación. Esa racha es la segunda más larga en el inicio de la carrera de un quarterback desde 1966.

La racha más larga pertenece a Wilson, quien inició su carrera en la NFL con 38 juegos como titular en los que los Seahawks no perdieron por más de una anotación.

Actualmente, Wilson liga 31 juegos como titular sin perder por más de una anotación y sólo ha perdido un duelo por más de una anotación (gol de campo o touchdown) en sus últimos 49 encuentros como titular.

Con el contrato de Mahomes, el periodo de Wilson como el propietario del contrato más lucrativo en la NFL quedó en 447 días, segundo lapso más largo en ese sentido desde 2013.

Quizá Mahomes no dure tanto, pero una cosa que ambos tienen en común es que sus equipos confían plenamente en ellos ara volver al Super Bowl y alzar el Trofeo Vince Lombardi.