<
>

Raiders estrenan casa en lo que podría ser la última oportunidad para Derek Carr

play
VIDEO: ¡Imponente! Así luce el nuevo estadio de los Raiders (0:37)

Impresionantes imagenes de lo que será el hogar del nuevo hogar del equipo de Las Vegas. (0:37)

De cara a una nueva era en Las Vegas, Derek Carr necesita demostrar que es parte del futuro de los Raiders

Los Las Vegas Raiders darán inicio a su campamento de entrenamiento del 2020 el 28 de julio en el Intermountain Healthcare Performance Center de Henderson, Nevada. Aquí echamos un vistazo a las tramas a seguir para el club:

¿Realmente se trata de un año crítico para el quarterback Derek Carr?

Sí, por supuesto que lo es. Aunque parece que a todos les darán un pase por la falta de una verdadera temporada baja, Carr, de algún modo extraño, podría haberse beneficiado por el cierre generalizado. Consideremos que, por primera ocasión en su carrera de siete años, Carr jugará en el mismo sistema por tercera temporada consecutiva. Y viene de imponer marcas personales en yardas por pase (4,054) y porcentaje de pases completos (70.4). Con más armas a su alrededor, como el recluta de primera ronda, Henry Ruggs III, junto con el ala cerrada estelar Darren Waller, el corredor Josh Jacobs y una sólida línea ofensiva, se espera otro paso al frente.

Además, el head coach Jon Gruden todavia no le pone las manos a Marcus Mariota, cuyas habilidades se ajustan más a lo que desea Gruden a la ofensiva. Luego, está la situación contractual. Todo el dinero garantizado de la extensión por cinco años y 125 millones de dólares que Carr firmó en junio del 2017 se ha pagado. Sí, acarrea un impacto contra el tope salarial de 21.5 millones de dólares este año, y cobrará 19 millones de dólares, pero en caso de que los Raiders decidan cortarlo la próxima temporada será solamente a un costo de 2.5 millones contra el tope para el club. Vamos a verlo de este modo: a Mariota se le deben 7.5 millones garantizados este año, mientras que a Carr 2.9 millones, Aun así, es el equipo de Carr. Un inicio lento, aunado a que Mariota aprenda la ofenisva rápidamente, podría cambiar las cosas.

¿Es Ruggs el ying al yang de Antonio Brown cuando se trata del alguna vez temido ataque vertical de los Raiders?

Y todavía más. Se puede esgrimir un argumento, y se ha hecho, de que Brown hizo más para perjudicar la ofensiva de los Raiders el año pasado, que cualquier defensiva que enfrentaron. (Pssst, la ofensiva se construyó alrededor de los talentos prodigiosos de Brown y, oh sí, nunca participó en una jugada para los Raiders). Así que cuando se trata del velocista que es Ruggs (cronometró 4.27 segundos en las 40 yardas en el Combinado), es más similar a Cliff Branch que AB. Y eso es algo bueno. El propietario de los Raiders, Mark Davis, quien fue el mejor amigo del desaparecido Branch, dijo al gerente general Mike Mayock que su desaparecido padre, Al Davis, estaba sonriendo por la no tan convencional pero lógica selección de Ruggs, quien es la amenaza profunda que los Raiders necesitan para abrir las rutas intermedias y cortas para tipos como Tyrell Williams, Hunter Renfrow y Waller.

Ruggs, seleccionado N° 12 global y el primer receptor abierto reclutado este año, acumuló seis recepciones en rutas "go" en el 2019, en Alabama, con tres de ellas siendo anotaciones. También atrapó cuatro rutas "slant", llevando tres de ellas todo el camino, al tiempo que promedió 31.8 yardas después de la recepción en esas jugadas. Las piezas están allí. Ahora depende de Carr lanzar largo, ¿no es así? Después de todo, tras lanzar la tercera mayor cantidad de envíos a corredores y alas cerradas 275, Carr tuvo el mejor promedio de la liga con 6.2 yardas por intento de pase.

¿Pueden Maxx Crosby y Clelin Ferrell elevar la presión a los quarterbacks rivales para los Raiders y llevar a la defensiva al siguiente nivel?

Después de que se combinaran para 14.5 capturas como novatos, los Raiders parecen creer que su autodenominada conexión "Salt-N-Pepa" puede alcanzar otro nivel por la orilla. ¿O acaso vieron a Las Vegas seleccionando a otro especialista en presionar en el draft? Seguro, los Raiders sumaron a Carl Nassib en agencia libre, y firmaron a Maliek Collins para ayudar en el interior. Pero Crosby, cuyas 10 capturas fueron la segunda mayor cantidad para un novato en la historia del equipo (detrás de las 10.5 de Greg Townsend en 1983), se convierte en héroe de culta para la afición.

Mientras tanto, Ferrell podría no haber colmado sus elevadas expectativas de draft tras ser, de manera sorpresiva, elegido cuarto global, pero jugó fuera de posición por la mayor parte del año y perdió más de 15 libras por lo que describió como infección estomacal en Londres. Luego de jugar el año pasado listado en 262 libras, Ferrell dijo que ha sumado 13 libras de músculo para establecerse en un imponente 275. Una reimaginada y --esperan los Raiders-- mejorada defensiva secundaria también ayudará a Crosby y Ferrell en su persecución de pasadores rivales, dándoles el segundo adicional necesario para finalizar la jugada. De otro modo, los fanáticos seguirán echando de menos a Khalil Mack.

¿El brillo y glamour de la Ciudad del Pecado será una distracción, o una ventaja de localía para un grupo tan joven e impresionable?

Llamando al pastor Randall Cunningham. Llamando al pastor Cunningham.

"Tengo una responsabilidad de cuidar a estos chicos en esta ciudad", dijo Cunningham, el ex quarterback de la NFL convertido en pastor que ha llamado casa a Las Vegas desde finales de los 1990s, a ESPN.com la semana pasada, cuando se reveló que había sido contratado por los Raiders como capellán de la organización. "Y acepto esa responsabilidad".

Así que, ahí está. No fue hace mucho que nadie creía que la NFL jamás se mudaría a Las Vegas, con todas las apuestas. ¿El estilo de vida de fiestas? ¿Alguna vez escucharon de Bourbon Street en la noche previa a un juego de los New Orleans Saints? Seguro, Las Vegas es un animal diferente... en tiempos normales. ¿Pero en medio de una pandemia global? Quién sabe lo que podría estar disponible. Mala suerte para los Raiders que tendrán un nuevo estadio de última generación en el desierto, y nadie sabe todavía con certeza si se permitirá a los aficionados dentro del estadio. Hubo preocupaciones en un inicio sobre si la clara ventaja de la localía que disfrutaron los Raiders en Oakland podría disiparse en un mercado nuevo. Sin aficionados, todos los partidos son en sitio neutral, ¿no es así? Al menos, los Raiders tendrán todo lo que necesitan cuando se trata de sus instalaciones de entrenamiento.