<
>

Previas NFL 2020, Detroit Lions: Matt Patricia se juega su futuro

play
¡IMPRESIONANTE! Matthew Stafford es un genio para las matemáticas (0:55)

El QB de Detroit Lions demostró su habilidad con los números resolviendo una complicada multiplicación en su cabeza. (0:55)

Con el asiento caliente de cara a su tercera temporada al frente de Detroit, Matt Patricia sigue en busca de respuestas para su juego terrestre y defensiva

Los Detroit Lions son el equipo más reciente en aprender que un asistente de Bill Belichick, sin importar lo bueno que haya sido en ese rol, no equivale a tener a un Bill Belichick.

Matt Patricia acumula una marca de 9-12-1 en dos años como mandamás en Detroit, recortando a la mitad su total de victorias en el segundo año respecto al primero, lo cual no es la tendencia deseada. No existe ninguna duda de que Patricia es uno de los coaches que ingresa a la temporada con el asiento más caliente en la NFL.

¿Podrán los Detroit Lions armar un ataque terrestre competitivo?

El novato D'Andre Swift representa su mejor posibilidad en muchos años, al menos. Reggie Bush posee la única temporada de 1,000 yardas terrestres para Detroit en los últimos 15 años. En ese lapso, los Lions han invertido una selección de primera ronda, cuatro selecciones de segunda ronda --incluyendo la de Swift--, dos selecciones de tercera ronda, una de quinta, tres de sexta y una de séptima, intentando encontrar una solución permanente al problema de la inconstancia por tierra.

Está de sobra decir que las cosas no han funcionado de acuerdo al plan. Entonces, ¿por qué es diferente Swift? Bueno, viene de un programa con una historia muy reciente de éxitos en la posición, en términos de prospectos de NFL. Además, Swift era considerado por muchos como el mejor corredor disponible en el draft de este año, más allá de que no fue el primer corredor elegido. Swift posee habilidad electrizante para anotar desde cualquier punto del campo, y viene de un programa donde, gracias al talento en la posición de corredor, llega sin gran desgaste como colegial.

Aunado a eso, es probable que Swift no necesite llevar una carga tan grande en su primer año. Detroit no ha tirado la toalla con respecto a Kerryon Johnson, su recluta de segunda ronda del 2018, quien se ha visto disminuido por lesiones en sus primeros dos años en la liga.

La siguiente pregunta debe ser, en realidad, si es absolutamente necesario que Detroit tenga un corredor de 1,000 yardas para ser efectivos por tierra. La respuesta es no. Si la combinación de un Johnson sano y un Swift explosivo logra mantener las cadenas en movimiento y ayuda a disminuir la presión contra el quarterback Matthew Stafford, el trabajo se habrá cumplido, sin lugar a dudas. El problema es que el historial reciente de los Lions nos señala que, ni con un corredor primario, ni con un comité --como apunta el 2020--, Detroit ha sido capaz de establecer dominio terrestre en un buen número de campañas.

¿Quién es el rostro nuevo a seguir?

Ohio State ha mandado un número importante de esquineros de primera línea a la NFL en los más recientes drafts, destacando Marshon Lattimore y Denzel Ward. Personas que siguieron muy de cerca la carrera de Jeff Okudah, elegido tercero global en el pasado mes de abril, aseguran que es un mejor prospecto.

Okudah ya tendría que haber asegurado el puesto de esquinero titular que solía ser de Darius Slay --traspasado en el receso de temporada a los Philadelphia Eagles--, al lado opuesto de Desmond Trufant. No es así.

"No hemos llegado a ese punto", dijo el coordinador defensivo, Cory Undlin, el domingo por la tarde, de acuerdo a MLive.com. "No hemos tomado esa decisión, todavía".

Múltiples reportes salidos del campamento de entrenamiento de los Lions señalan que todavía no está listo para iniciar, pero que esa situación no necesariamente preocupa demasiado al equipo, tomando en cuenta todo el trabajo de receso de campaña que ha perdido Okudah, como todos los novatos de este año.

Por lo pronto, Amani Oruwariye podría iniciar en la Semana 1, hasta que Okudah esté listo para jugar más minutos.

¿A quién van a echar de menos?

Sin lugar a dudas, se trata de 'Big play' Slay. A pesar de jugar para una franquicia de bajo perfil, Slay se hizo de una reputación como uno de los mejores esquineros en la NFL, cubriendo constantemente al mejor receptor abierto del equipo rival.

Slay fue negociado a Philly a cambio de selecciones de tercera y quinta ronda del draft, un precio bastante accesible tomando en cuenta el calibre del jugador. Los Eagles firmaron a Slay inmediatamente a una extensión de contrato de tres años y 50 millones de dólares, algo que había buscado infructuosamente en Detroit por algún tiempo.

Slay había mostrado algo de desencanto con la franquicia desde el año pasado, cuando Detroit mandó en canje al safety Quandre Diggs a los Seattle Seahawks a mediados de la temporada pasada. Teóricamente, Okudah no supone un enorme riesgo para los Lions, y eventualmente jugará a un nivel muy alto. Pero retener a Slay, con Okudah y la firma de Trufant, podrían haber dejado a la secundaria de los Lions en su mejor forma desde que tengo memoria.

Jugadores que declinaron la temporada a causa del coronavirus

Tackle defensivo John Atkins, receptor abierto Geronimo Allison, centro Russell Bodine.

¿Qué dicen las casas de apuesta?

Los Lions aparecen con las peores probabilidades para coronarse en la NFC Norte, de acuerdo a las líneas publicadas por el Caesars Sportsbook, que los tienen en +550. En la Conferencia, el +25000 de los Lions solo está por arriba de Washington y los Carolina Panthers.

Pronóstico para el 2020

Incluso durante algunos de sus peores, los Lions han mostrado la habilidad de ser competitivos en un número de partidos. Ese debe ser nuevamente el caso en el 2020, con el aliado de contar con un calendario de cuarto lugar divisional que asegura dos partidos, sobre el papel, más accesibles que el de sus rivales en la NFC Norte.

Los Lions cuentan con un sólido ataque aéreo, comandado por Stafford, quien debió haber superado ya la lesión de espalda que cortó su temporada del 2019. Kenny Golladay ya es un receptor abierto en la liga, y el ala cerrada T.J. Hockenson debe ser capaz de edificar sobre una temporada de novato prometedora. Aun así, Detroit está en el último lugar de fila en términos de su división, y parecen apuntar a un 6-10 o algo parecido en el 2020.