<
>

¿A quién te recuerda? Comparamos prospectos con receptores de la NFL

play
Ja'Marr Chase se alza como uno de los receptores más portentosos del Draft (1:33)

El producto de LSU llega al profesionalismo con un amplio repertorio de habilidades para sumar a cualquier ofensiva. (1:33)

Elegimos a seis de los prospectos más codiciados en la posición de receptor abierto del Draft 2021 para buscar similitudodes con jugadores o ex jugadores que hicieron carrera de NFL

Se trata de un ejercicio divertido, encontrar comparaciones de jugadores de la NFL para los prospectos que llegan vía draft.

Algunos creen que el quarterback de BYU, Zach Wilson, posee cualidades estilo Patrick Mahomes. Otros ven similitudes entre el quarterback de Alabama, Mac Jones, y Tom Brady.

¿Descabellado? ¿Preciso? Nadie sabe. El draft es una ciencia inexacta. Es difícil predecir con certeza quién despegará en la NFL y quién no lo hará, y todos los individuos son únicos. Las comparaciones no son predicciones respecto a la clase de carrera que tendrán los prospectos, sino meramente una herramienta empleada para relacionar atributos y herramientas entre jugadores. Pero, al menos se trata de una ventana a lo que emociona a los evaluadores de talento respecto a los prospectos colegiales más codiciados mientras hacen su transición al juego profesional.

El analista de draft para ESPN, Mel Kiper Jr., ha sido un estudiante del proceso por cuatro décadas. Recurrimos a su sabiduría para pedirle identificar algunas comparaciones para los receptores abiertos más codiciados de cara al Draft 2021 de la NFL, a realizarse del 29 de abril al 1° de mayo en Cleveland, Ohio.

Miren algunos de estos nombres:

DeVonta Smith, Alabama

Nos recuerda a: Marvin Harrison (Indianapolis Colts, 1996-2008)

play
1:50

DeVonta Smith, una respuesta de élite para quien busque receptor abierto

El producto de Alabama firmó una laureada carrera colegial y busca llevar su juego al siguiente nivel en el profesionalismo.

¿Cómo se comparan? El enfoque previo al draft se ha posado menos en la producción de Smith --el ganador del Trofeo Heisman atrapó 117 pases para 1,856 yardas y 23 touchdowns la temporada pasada-- y más en su constitución física (6 pies con 1 pulgada, 170 libras). Harrison (6 pies, 178 libras) poseía una constitución física similar saliendo de Syracuse, donde lideró a la Big East con 20.2 yardas por recepción. Fue elegido con el turno N° 19 global por los Colts en el NFL Draft 1996, siendo el cuarto receptor abierto elegido ese año, detrás de Keyshawn Johnson, Terry Glenn y Eddie Kennison. De todos los receptores abiertos seleccionados en ese año, solamente Harrison y Terrell Owens (tercera ronda) llegaron al Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional.

Smith podría "caer un poco" en la primera ronde debido a su tamaño, de acuerdo a Kiper, quien "no descartaría" al su compañero de equipo Jaylen Waddle siendo seleccionado antes que él. Algún equipo terminará llevándose una ganga si Smith termina siendo algo parecido a Harrison, quien fue nombrado a ocho Pro Bowls y ranquea quinto en la lista histórica de recepciones de la NFL (1,102).

"Pesaba 178 libras, y miren la carrera que tuvo", dijo Kiper.

Ja'Marr Chase, LSU

Nos recuerda a: Julio Jones, (Atlanta Falcons, 2011-presente)

¿Cómo se comparan? Kiper dijo que es difícil hallar una comparación directa para Chase (6 pies, 208 libras) pero comparó su estilo físico de juego al de Jones (6 pies con 3 pulgadas, 220 libras). Ellos poseen velocidad casi idéntica, con Chase corriendo las 40 yardas en 4.38 segundos en el pro day de LSU, apenas mejor que los 4.39 segundos de Jones en el Combinado de Talento de la NFL del 2011.

Chase ha superado a Jones en términos de producción en sus temporadas colegiales finales, con 84 atrapadas para 1,780 yardas y 20 touchdowns en el 2019, comparado a las 78 recepciones de Jones para 1,133 yardas y siete touchdowns para Alabama en el 2010.

Jaylen Waddle, Alabama

Nos recuerda a: Tyreek Hill, (Kansas City Chiefs, 2016-presente)

¿Cómo se comparan? Kiper asimiló a Waddle con Hill "porque es tan explosivo". Waddle no trabajó durante el pro day de Alabama, así que nos quedamos pensando cuán cerca se hubiera quedado del centelleante tiempo de 4.29 segundos de Hill en las 40 yardas, pero Waddle ha mostrado su velocidad bastantes veces sobre el campo. Fue el receptor abierto más veloz en el fútbol americano colegial la temporada pasada, de acuerdo a datos de GPS, y se anotó 11 touchdowns de por vida de al menos 50 yardas para el Tide.

Hill (5 pies con 10 pulgadas, 185 libras) y Waddle (5 pies con 10 pulgadas, 177 libras) están construidos de modo similar. El parecido se extiende a su estilo de juego e impacto, de acuerdo al ex compañero de equipo universitario de Waddle, el corredor Najee Harris.

Kadarius Toney, Florida

Nos recuerda a: Curtis Samuel (Carolina Panthers, 2017-20; Washington Football Team, 2021)

¿Cómo se comparan? Samuel (5 pies con 11 pulgadas) y Toney (5 pies con 11 pulgadas, 199 libras) son de estatura similar, con Samuel (4.31 segundos en las 40 yardas) llevando una ventaja en velocidad respecto a Toney y su tiempo de 4.39.

Samuel es conocido como un jugador explosivo completo, teniendo impacto en el juego terrestre --sumó 41 acarreos para 200 yardas y un par de touchdowns para los Panthers la temporada pasada-- junto a sus contribuciones significativas como receptor abierto. Toney mostró habilidades similares en Florida. Corrió para 161 yardas y un touchdown en 19 acarreos en el 2020 junto a sus 70 recepciones para 984 yardas y 10 anotaciones.

Tutu Atwell, Louisville

Nos recuerda a: Marquise Brown (Baltimore Ravens, 2019-presente)

¿Cómo se comparan? A Kiper le gusta la comparación con "Hollywood" Brown para Atwell "por el modo en que puede volar". Atwell recorrió las 40 yardas en 4.32 segundos en su pro day. Eso se alinea con lo conseguido por Brown, quien no corrió en el Combinado de Talento de su año, pero que fue cronometrado en 4.33 segundos cuando asistió a un colegio comunitario, según reportes. Atwell (5 pies con 9 pulgadas, 153 libras) y Brown (5 pies con 9 pulgadas, 180 libras) son jugadores muy livianos, y sobreviven con base a su velocidad.

Sus mejores años universitarios fueron similares: Atwell registró 69 recepciones para 1,272 yardas (18.4 yardas por atrapada) y 11 touchdowns en temporada sophomore, comparándose con la temporada junior de Brown en Oklahoma, cuando registró 75 recepciones para 1,318 yardas (17.6 yardas por atrapada) y 10 anotaciones.

Rashod Bateman, Minnesota

Nos recuerda a: Davante Adams (Green Bay Packers, 2014-presente)

¿Cómo se comparan? Bateman (6 pies con 2 pulgadas, 213 libras) y Adams (6 pies con 1 pulgada, 215 libras) están cercanos en tamaño, aunque Bateman (4.39 segundos en las 40 yardas) tiene la ventaja en velocidad sobre Adams (4.56 segundos). Ese tiempo en las 40 probablemente fue factor para que Adams no fuera reclutado hasta la segunda ronda (N° 53 global) pese a acumular números impresionantes en Fresno State.

Tanto Bateman como Adams mostraron la habilidad de ajustar al ovoide en el aire, y conseguir atrapadas difíciles y contorsionadas.

La producción colegial de Adams es difícil de igualar. Lideró al país en recepciones (131) y touchdowns (24) como sophomore en el 2013. La mejor campaña de Bateman también llegó como sophomore, atrapando 60 pases para 1,219 yardas y 11 touchdowns en el 2019.