<
>

Pronósticos NFL: Plan de Juego para la Semana 6

play
NFL - Power Rankings Express - Semana 5 (1:59)

Los Cowboys subieron más escalones con un contundente triunfo, pero, ¿son ya el número 1 de unos Powers Rankings en los que predominan los equipos de la NFC? (1:59)

La Semana 6 de la temporada regular de la NFL está aquí y servirá para tomar una respiro tras unos días agitados que dieron como resultado la inesperada salida de un coach como consecuencia de una investigación que la liga conduce al otro lado del país, en la capital de Estados Unidos.

Entre los duelos que nos ayudarán a distraernos un poco de las controversias extra deportivas, destaca uno entre dos contendientes en la AFC, Los Angeles Chargers y los Baltimore Ravens, comandados por quarterbacks con estilos diferentes, pero efectivos, mientras que los Arizona Cardinals, uno de los invictos más improbables de los últimos años, pondrá en juego su marcha perfecta en gira al enfrentar a los Cleveland Browns.

Por lo pronto, los expertos de ESPN Deportes debaten sobre temas relevantes alrededor de la NFL y dan sus pronósticos en una carrera de picks que, como en varias divisiones en la liga, también luce pareja.

SI TUVIERAS QUE RECONSTRUIR UNA FRANQUICIA ALREDEDOR DE UN QUARTERBACK, ¿A QUIÉN TOMARÍAS, A JUSTIN HERBERT O A LAMAR JACKSON?

PABLO VIRUEGA / Twitter: @PabloViruega

Tomo a Justin Herbert. No hay duda de la buena temporada que tiene Lamar Jackson y el progreso que ha tenido como pasador al inicio de la misma, pero es un quarterback/corredor con muchas cosas por mejorar como pasador. El progreso que ha tenido, muy bueno por cierto, se debe más por obligación por las lesiones que han sufrido los Ravens en la posición de corredor.

Con Herbert tienes un jugador que de inmediato demostró que estaba listo para ser el titular de un equipo, pues el puesto le cayó minutos antes de iniciar un partido por un incidente médico que sufrió Tyrod Taylor. Herbert no sólo es más completo que Jackson sino que ha logrado adaptarse en menos de 25 juegos como titular a dos sistemas diferentes con dos entrenadores distintos. Tiene la movilidad que requieren los jugadores en su posición hoy en día, además, la precisión en su envíos, en especial en los pases profundos.

Al momento de seleccionar, siempre buscarás tomar al más completo y en ese sentido, Justin Herbert lo es.


ALFONSO MANCILLA / Twitter: @poncho_mancilla

En la actualidad, y basado en los resultados que han dado, me inclinaría por Lamar Jackson.

Lo hecho durante esta temporada por el quarterback de los Ravens vuelve a mostrar por qué ya llegó a ser considerado el Jugador Más Valioso de la NFL. Me refiero a que, contra los obscuros pronósticos para Baltimore debido a las numerosas lesiones al arranque de la temporada, son líderes divisionales y sólo han perdido un encuentro.

Esto ha sido posible gracias a que Jackson se ha echado al equipo al hombro. Para muestra un botón: es líder de la NFL con 1,860 yardas totales luego de cinco semanas y podría ser el tercer jugador en la historia con al menos 2,200 yardas totales en seis encuentros.

¿Herbert es un quarterback franquicia? Por supuesto que luce para serlo, pero todavía está saliendo del cascarón.


IVIS ABURTO / Twitter: @IvisAburto

Tomaría a Justin Herbert por ser el pasador más puro de los dos.

Lamar Jackson ya ha demostrado varias veces su capacidad como pasador, pero gran parte de su efectividad al lanzar es producto de la atención que las defensivas rivales ponen en su habilidad para correr. A su vez, Herbert ha demostrado en poco tiempo su precisión y eficiencia dentro de la bolsa de protección y al lanzar sobre la carrera al eludir la presión.

En resumen, Herbert es un quarterback más clásico, que sabe cómo desempeñarse en la bolsa de protección, que es paciente y sabe ganar tiempo con los pies dentro de ella para encontrar a sus receptores, incluso en trayectorias profundas.

Además de su productividad, el temple que Herbert muestra dentro de la bolsa, a su vez, crea un aura de liderazgo que nunca sobra en la posición de quarterback y que es una cualidad fundamental mientras se construye un equipo.


CARLOS NAVA / Twitter: @TapaNava

Para reconstruir mi franquicia, tomaría sin dudarlo a Justin Herbert, un quarterback mucho más preparado y listo para jugar en la NFL, que se planta, mira hacia el frente en la bolsa de protección, es preciso, con un cañón en el brazo, que reconoce mucho mejor las defensivas rivales sobre la línea de scrimmage que Lamar Jackson y que puede moverse cuando es necesario, pero nunca como una prioridad.

La gente allegada a los Chargers asegura que es un líder nato en todos aspectos dentro de un vestidor de la NFL.


SEBASTIÁN M. CHRISTENSEN / Twitter: @SebastianMCESPN

Honestamente, cualquier franquicia debería estar feliz si le dan a cualquiera de los dos, dado que ambos tienen la capacidad de cargarse a sus respectivos equipos en hombros en momentos cruciales, pero si me dieran a elegir, me quedaría con Justin Herbert.

Me sorprendió de sobremanera cómo rindió en su primera temporada, pese a tener una pésima línea ofensiva y este año con mejor protección está haciendo estragos y rápidamente trepando las escalera de los mejores mariscales de la liga. Tamaño prototípico, un brazo que es un cañón, pero que no lo utiliza en vano y se crece a la hora buena.

CON RUSSELL WILSON Y JIMMY GAROPPOLO LESIONADOS, ¿LA LUCHA POR LA NFC OESTE ES SÓLO ENTRE CARDINALS Y RAMS?

PABLO: Aunque estuvieran ambos, la lucha seguiría siendo entre Arizona y Rams. No quiero demeritar el nivel de ambos, pero Seattle sin Russell Wilson pasa a ser un equipo que pierde a su arma más importante y, además, no tienen defensiva. Wilson puede hacer más competitivo a los Seahawks, pero él no se puede meter de safety o linebacker para poder ayudar a la defensiva.

En San Francisco, Jimmy G le da mucha más experiencia que Trey Lance a los 49ers, pero necesita de todo el equipo para competir y el problema que hay en La Bahía es que se siguen presentando lesiones.

Por lo que hemos visto en este inicio de temporada, con equipos totalmente sanos, Arizona y Rams son los más completos en esta división donde los cuatro pueden competir.


ALFONSO: Definitivamente, el tiro por el trono de la NFC Oeste se dará entre Cardinals y Rams.

Es verdad que a los equipos se le conoce realmente en noviembre y diciembre, pero lo que ya enseñan Arizona y Los Angeles respecto a San Pancho y Seattle se incrementará con las lesiones de los quarterbacks de estos últimos.

El reto para los entrenadores Pete Carroll y Kyle Shanahan luce complicado. Shanahan parece tener un sistema ofensivo que puede sobrevivir pese a no tener a Garoppolo, en cambio, a Carroll las canas se le teñirán verdes con Geno Smith al mando de su ataque.


IVIS: Aún no, pero si Arizona y los Rams mantienen su paso y los 49ers y los Seahawks sufren dos o tres derrotas cada uno en las próximas cuatro o cinco semanas, la lucha por la NFC Oeste podría convertirse en lucha de dos.

Los Cardinals ya vencieron a los 49ers, lo que los pone en ventaja en criterios de desempate dentro de la división y cabe mencionar que San Francisco, después de su descanso en la Semana 6, tiene citas agendadas con Arizona y los Rams, por lo que la estabilidad en la posición de quarterback de los gambusinos es indispensable con duelos divisionales en el horizonte.

A su vez, los Seahawks también ya perdieron un duelo divisional ante los Rams y la incógnita es cómo funcionará la ofensiva en su primera experiencia sin Russell Wilson detrás del centro.


CARLOS: Apenas comienza la temporada y habrá que ver cuándo y cómo regresan Wilson y Garoppolo, pero es un hecho que el arranque de Cardinals y Rams los hace ver como los favoritos para ganar esta división.

Arizona tiene una ofensiva que da miedo en todos aspectos y su defensiva permite pocos puntos.

Los Rams son, tal vez, el equipo más balanceado que hay en la liga, con un ataque explosivo y una defensiva implacable en todos aspectos.

Si ambos ganan el domingo, la situación se facilita para los Cardinals (5-0) y los Rams (4-1). Los equipos que inician con récord de 6-0 han avanzado en el 95 por ciento de las ocasiones a Postemporada y han ganado su división en el 85 por ciento. Los que han tenido marca de 5-1 han llegado a Playoffs en el 84 por ciento de las veces y 61 por ciento fueron campeones divisionales.


SEBASTIÁN: Dado que la ausencia de Wilson es más prolongada, el panorama de los Seahawks no es tan alentador, considerando, además, que la defensiva es un colador.

En San Francisco, el retorno de Jimmy Garoppolo es inminente y considero que los 49ers son un equipo más completo que Seattle y todavía no los descarto en la pelea divisional.

Dicho eso, no quedan dudas de que los Rams y los Cardinals tienen que ser los principales candidatos a ganar la división, dada la reciente secuencia de partidos y lesiones.

¿CUÁL ES EL FACTOR PRINCIPAL DEL SÓLIDO INICIO DE TEMPORADA DE LOS COWBOYS?

PABLO: Son varios y sin ponerlos en orden de importancia, porque sería injusto. Todos han sido determinantes.

Empezaría con la defensiva, porque el año pasado fue de las peores: permitían muchas yardas y puntos, no robaban balones y no presentaban los ajustes necesarios para mejorar. Este año, es la mejor en robos de balón.

En la ofensiva, el ataque terrestre en comité con Tony Pollard y Ezekiel Elliott ha sido clave para explotar otras armas y cuidar a Dak Prescott, no sólo en su salud sino en sus números. La presencia de un ala cerrada que encaja en el sistema y es aprovechado, así como los receptores que pueden atacar en varias zonas del campo y el alto nivel de juego de Prescott hace de la de Dallas una ofensiva muy explosiva. Lo más importante es los Cowboys han encontrado el balance en su juego y, por ahora, son el mejor equipo en su división y por amplio margen.


ALFONSO: El factor principal tiene nombre y apellido: Dak Prescott. De ahí en adelante se han dado otros factores reales y otros que todavía asemejan humo.

¿A qué me refiero? Es un factor real que Prescott y su ofensiva ocupan el segundo lugar de la liga en puntos anotados por partido (34.0) y ofensiva total (439.6 yardas por juego). También es real que Prescott es el quarterback con el segundo mejor rating (116.9) y uno de cuatro con más de 100 puntos en este rubro en por lo menos cuatro partidos.

¿Qué es lo que asemeja humo? Que dos de las cuatro victorias de los Cowboys han sido ante equipos con marcas perdedoras y malas defensivas (Giants y Eagles).

No intento demeritar por gusto lo realizado por el equipo de la estrella solitaria, pero también, de acuerdo a lo visto en el pasado reciente, lo mejor para sus aficionados es conservar la mesura.


IVIS: Después de años de desperdiciar el talento que han tenido en su ofensiva, incluso desde los últimos años de Tony Romo como su quarterback, los Cowboys por fin parecen haber aprendido a administrar su ataque y el balance que el coach Mike McCarthy le ha dado a este grupo es el factor principal por el sólido inicio de Dallas en 2021.

Este balance ayuda a explotar el talento de Ezekiel Elliott, a manejar el ritmo del encuentro con la ayuda del corredor secundario Tony Pollard y quizá lo más importante, no expone tanto a Dak Prescott como en años anteriores al no hacerlo lanzar en demasía.

Si bien las intercepciones de Trevon Diggs y el buen desempeño de la defensiva destacan, la manera en la que la ofensiva de los Cowboys ha funcionado, a diferencia del uso excesivo de Prescott en años pasados, es lo que tiene a Dallas muy cerca de ser considerado serio aspirante al título de la NFC.


CARLOS: El balance en todos los aspectos ofensivos a partir de Dak Prescott y que la defensiva puede provocar robos de balón, en especial intercepciones en momentos críticos.

Prescott no ha necesitado lanzar 50 pases cada semana para que el equipo sea competitivo, porque el juego terrestre, con la combinación de Tony Pollard y Zeke Elliott, ayuda a que cualquiera de sus cinco receptores estrella tenga grandes días. Los Cowboys llegan a la Semana 6 luego de sumar 300 yardas por aire y 200 por tierra.

La defensiva se dobla, pero no se rompe, hace jugadas encabezados por el novato Micah Parsons y el esquinero de segundo año Trevon Diggs, líder de la liga en intercepciones (6).

Estos dos aspectos antes eran impensables en Dallas.


SEBASTIÁN: Considero que es un esfuerzo complementario. Con Dak Prescott saludable, Dallas tiene una de las mejores y más balanceadas ofensivas de la NFL, aunque, al mismo tiempo, no quedan dudas de que el factor diferenciador con respecto al año pasado es que la defensiva ha dado un salto de calidad importante.

Crédito para la gerencia de los Cowboys, porque han acertado con sus picks recientemente. Trevon Diggs está convirtiéndose poco a poco en un esquinero de primera línea y tiene que estar en la corta lista de candidatos a Jugador Defensivo del Año luego de cinco semanas. A su vez, Micah Parsons ha probado tener un motor incansable y puede aportar tanto como apoyador como ala defensivo. En parte, gracias a ellos, la defensiva ha sido muy oportunista. Dallas es un genuino candidato.