<
>

Boca-Racing y los jugadores con pasado en común

El clásico por el pasaje a la final de la Copa de la Liga 2022 tendrá a varios jugadores que vistieron las dos camisetas.

Uno de ellos, el más reciente, es el colombiano Edwin Cardona. Llegó a Boca por primera vez en julio de 2017, a préstamo. Sin dudas el colombiano es un jugador distinto, pero los altibajos en su carrera, los problemas para llegar a una óptima condición física y cuestiones vinculadas a la falta de compromiso lo marcaron.

Tras irse a comienzos de 2019, volvió a Boca bajo la gestión Riquelme, pero las lesiones y la decisión de irse de vacaciones a Colombia cuando Boca se jugaba el pasaje a cuartos de final en la Libertadores 2021 fueron demasiado y el Xeneize decidió no comprarlo.

Racing, cautivado por el talento que tiene, decidió darle una oportunidad. Lo cierto es que ya sufrió una lesión, fue silbado, la gente lo mira de reojo y él busca ganarse un lugar en el equipo, aunque con el gran funcionamiento de la Academia en este último tiempo no es una tarea sencilla.

Guillermo Pol Fernández surgió de la cantera de Boca, debutó por Copa Argentina en 2011/2012 y en su primera etapa por el Xeneize, aunque fue titular en varios partidos, no pudo afirmarse.

Tras pasar por Central, Rafaela y Godoy Cruz llegó a Racing, donde de la mano de Chacho Coudet ganó la Superliga 2018/2019, siendo titular y una pieza importante del equipo campeón, dándole fluidez de juego junto con Centurión a la mitad de cancha.

Tras partir hacia Cruz Azul retornó a Boca de la mano de Riquelme, y salió campeón con Miguel Angel Russo, aunque luego de la pelea con el Consejo volvió a partir. Pero dicen que siempre se vuelve al primer amor, y ahora regresó y es titular indiscutido dentro del conjunto de Battaglia.

Óscar Romero es titular en Boca, pero hasta hace poco se hablaba de un posible regreso a Racing, donde jugó entre 2015 y 2017: en total estuvo en 72 partidos, aportando 10 goles, uno de ellos en el clásico ante Independiente por la Liguilla Pre Libertadores.

Se despidió del club tras una buena oferta del Shangai SIPG, que fue de casi 10 millones de dólares. De la Academia siempre habló bien: "Allí fui feliz, si me llaman lo voy a analizar", declaró estando en China.

El Pulpo González es suplente en Boca, pero en 2016 llegó a Racing con la ilusión de jugar en un grande de la Argentina: tuvo buenos momentos en el conjunto de Chacho Coudet, pero una lesión por rotura de ligamentos le hizo perder terreno en el equipo titular, sumado a la irrupción del juvenil Matías Zaracho.

En el conjunto xeneize las lesiones también lo persiguieron y nunca pudo afianzarse: hoy se recupera de una rotura de meñiscos.