<
>

De Rossi se siente en deuda con Boca y quiere volver como DT

play
¿Con qué momento se quedó De Rossi de su estadía en Argentina? (0:51)

El italiano dijo que pasó buenas y malas pero eligió un momento que no se lo va a borrar nunca. (0:51)

El exfutbolista italiano e ídolo del Roma Daniele De Rossi, que tuvo un breve paso por Boca Juniors en 2019, dijo este miércoles que tiene "la idea de volver como entrenador" al club argentino y reveló que había arreglado empezar su carrera como técnico en las inferiores del Xeneize.

"Tengo que volver como turista y tengo que volver para agradecerle a la gente que tanto me ayudó. Y tengo en mi cabeza la idea de volver como entrenador de Boca, sí o sí. Puedo ser el último de la lista, pero mi idea es esa", dijo el excentrocampista al diario La Nación.

"Si las cosas seguían bien, ya había quedado con Nico (Burdisso) que iba a empezar mi carrera de entrenador en las inferiores del club. Eso fue antes de que empezaran los pequeños problemas familiares", añadió.

Burdisso dejó su cargo como director deportivo del Xeneize a fines de 2019 luego de que el oficialismo, que lo había contratado un año antes, perdiera en las elecciones presidenciales.

De Rossi, de 36 años, rescindió su contrato y se retiró el 6 de enero de este año por "problemas personales" relacionados con una de sus hijas que vive en Italia.

"El día que firmé la rescisión estaba en las oficinas de la Bombonera y de repente levanté la cabeza y estaba la Copa Libertadores ahí, en una vitrina. Y me dije: 'No dejé de lo que podía dejar como futbolista, no dejé nada". Por eso quiero volver como entrenador porque este club está en mi corazón. Las vueltas de la vida dirán, pero mi deseo es dirigir a Boca", explicó el italiano.

Además, reveló que ya le dijo al defensa Paolo Goltz, en ese entonces compañero suyo en el Xeneize, que lo quiere "como ayudante de campo".

"Yo estaba en el lugar justo, en el momento errado. Pero no pasa semana que no extrañe todo de Boca, de Buenos Aires. Estoy tranquilo con mi conciencia, pero muchas veces me despierto extrañando a Boca", dijo el italiano.

Aquejado por lesiones, De Rossi jugó solo siete partidos en Boca Juniors, cinco de ellos en la Superliga Argentina que el equipo ganó.

"Yo soy feliz si alguien piensa que fui parte de una alegría para los hinchas de Boca, pero yo no hice casi nada. Me doy cuenta solo, soy muy consciente. No soy de esos que se toman los méritos de otros. El título lo ganaron mis compañeros en la cancha y me sentí muy feliz por ellos. Me sentí parte de ese grupo, también hoy me siento parte de ese grupo, pero yo no hice mucho", aclaró.

"Un jugador como yo, que siempre fue protagonista, un líder, una pieza importante, que jugaba mil partidos, no se va a hinchar el pecho por un título que se ganaron con los dientes y con las uñas mis compañeros. No sería justo, sería irrespetuoso con ellos", añadió.