<
>

¿Quién es el Indio Morán? El cruce de Maradona con el uruguayo que le pegó a Giunta

play
Un informe espectacular sobre la vida de Maradona (5:01)

En la voz de Daniel Arcucci, los momentos importantes del 10: sus canciones favoritas y más. (5:01)

Hoy, 25 de noviembre de 2021, se cumple el primer aniversario del fallecimiento del argentino Diego Armando Maradona

“¿Quién es el Indio Morán? Con el primero que quiero hablar es con Morán”, disparó con su característica cara desafiante. El silencio gobernó la escena. El Indio estaba ahí. Pero nadie quería apuntalar a la persona que buscaba Diego Armando Maradona. Los jugadores de Mandiyú cruzaron miradas. Aún no salían del asombro que les provocaba que el 10 fuera presentado como nuevo entrenador del cuadro de Corrientes. Increíble pero real, en su primer desafío como entrenador Maradona desembarcó pidiendo un cara a cara con un uruguayo. Ni más ni menos que el Indio Héctor Morán. El que salió de Cerro y fue campeón de todo con Nacional.

¿Qué había pasado? ¿Por qué el interés de Maradona de tener un mano a mano con el uruguayo en el vestuario de Mandiyú?

Héctor Morán venía de problema en problema en la liga argentina. Le había pegado al referente de la hinchada de Boca de aquellos tiempos, Blas Armando Giunta. Ya había tenido lío con Diego Cagna y Roberto Pompei. Debido a su vehemencia, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) analizaba imponerle una dura sanción.

El Indio rememoró aquella etapa. “Estuve tres años en Mandiyú y tuve problemas con algunos jugadores de cuadros grandes. A fines de 1993, cuando tuve el incidente con Pompei, que jugaba en Vélez, me querían suspender de oficio por un año. Entonces hablé con el presidente del club y le dije que me iba a Montevideo hasta que se tranquilizara todo. No era para menos, no aguantaba más la presión de la prensa. Me miraban con lupa. Y me volví para Uruguay”, expresó Morán en el libro Son cosas del fútbol (Fin de siglo 2014).

Se avecinaban los primeros días de octubre de 1994 cuando sonó el teléfono con insistencia en la casa de los Morán. Era el presidente de Mandiyú, Roberto Cruz, que le avisaba a Héctor: ‘Indio volvé ya, porque arregla Maradona como técnico’, avisaba el hombre. Morán no lo podía creer.

La contratación de Maradona buscaba paliar la crisis deportiva del club correntino que estaba en plena etapa de recambio. A mediados de 1994, Eduardo Seferian traspasó el fútbol del club a un grupo empresario liderado por el entonces diputado menemista y titular del CEAMSE, Roberto Cruz, por una suma cercana a los 2 millones de dólares.

La primera medida de Cruz fue destituir al director técnico Pedro González. Y la incorporación de Maradona era un intento desesperado de Mandiyú por evitar el descenso. Esa fue la primera misión de Diego como entrenador de un club. Asumió el 9 de octubre de 1994, en dupla con Carlos Fren ya que el 10 no podía salir a la cancha por no tener título habilitante.

Morán siguió con la narración… “¡Sabés cómo volví a Corrientes! Aquello era una revolución. El pueblo estaba enloquecido. Bueno, resulta que llego y nos citan para el otro día a las 8 de la mañana. Estábamos ahí esperando y de pronto aparece un helicóptero, desciende, y baja Maradona. Yo no lo podía creer. Quedé de cara. Enseguida nos citó a todos al vestuario. Y ahí dice: ‘Con el primero que quiero hablar es con Morán. ¿Quién es el Indio Morán?’. Pah, yo pensaba que me iba a matar por el incidente con Giunta. Maradona fanático de Boca y yo lo rompí todo. Pero me sorprendió. Me agarró y me dijo: ‘Acá los hijos de puta, los delincuentes, andan con guante blanco. Vos vas de frente y vas a ser mi capitán’. Pahhhh, cómo olvidar aquello. Lo cierto es que, con el respaldo que me brindó Diego, al final me dieron solo dos partidos de sanción, me puso de capitán y terminé jugando”, recordó el exvolante.

“Un día jugábamos contra Newell’s en Corrientes. Era un partido clave por el descenso. Perdimos 3-1. El presidente, que era un tal Cruz porque Seferían se había alejado. Y el hombre entró recaliente al vestuario y nos empezó a insultar mal. Nos dijo que éramos unos cagones y todo un repertorio de aquellos. En eso entra Maradona y se armó terrible lío. ¡Sabés cómo lo sacó al tipo! No olvido más esas cosas. Diego recién empezaba pero como técnico defendía a muerte al jugador. Nosotros íbamos a cualquier lado y nos respetaban. A Mandiyú no lo apoyaba nadie, iban 5.000 personas a la cancha, pero cuando llegó el loco (Maradona), la cancha estaba llena. Yo era capitán y entraba a los partidos lagrimeando”, rememoró Morán.