<
>

El uno por uno del campeón Defensa y Justicia en la final de la Copa Sudamericana

Buenos Aires (EFE) - Defensa y Justicia ganó el primer torneo de su historia gracias a una impecable labor colectiva, sin muchas individualidades y con un proyecto asociativo que potenció Hernán Crespo desde la banda.

Así jugó:

Ezequiel Unsain: Apenas se le requirieron sus servicios, cumplió el sueño de arquero de ganar una final sin tener que sufrir en demasía.

Adonis Frías: El joven central marcó el primer gol de su carrera y lo hizo ni más ni menos que en una final. Además de estar perfecto en defensa y atento a no conceder ocasiones, fue capaz de aventurarse al ataque para anotar el tanto que puso el partido a favor a los suyos.

Héctor Martínez: Sin muchos desafíos por parte del ataque rival, estuvo firme en la marca y cortó varias posibilidades de acción.

Rafael Delgado: Bien en la salida de balón, origen del buen juego que desplegó Defensa y Justicia, cumplió con solvencia su función en la conquista de la Copa en los últimos minutos, único momento en que Lanús apretó por el gol. Suya fue la asistencia del último gol del partido.

Enzo Fernández: Impecable en el reparto del juego, filtró algunos pases magníficos que sus compañeros casi siempre supieron aprovechar, cuajó un gran partido que seguro fue visto de cerca por el club que posee sus derechos, River Plate.

Francisco Pizzini: Estuvo por todas partes en el ataque del Halcón, fue un quebradero de cabeza para la defensa rival con su rapidez y sus buenas decisiones ofensivas tanto por dentro como por las bandas.

Valentín Larralde: Junto con Pizzini, formó la otra parte de ese dúo dinámico que siguió insistiendo e insistiendo por todos los costados del ataque, sin una posición definida.

Franco Paredes: Facilitó las cosas en ataque a los delanteros y estuvo excelente desde tres cuartos de campo hacia adelante, donde intervino desde la sombra para conseguir la victoria.

Eugenio Isnaldo: Desbordando por la banda izquierda puso el pase que terminó en el primer gol del encuentro, y sus escapadas le hicieron una tarde de pesadilla al lateral derecho rival.

Walter Bou: Tuvo una participación activa mientras estuvo en la cancha y estuvo listo para rescatar un balón dividido dentro del área que se convirtió en la asistencia a Frías para abrir el marcador.

Brian Romero: La figura de un equipo con muchas figuras, nunca se cansó de tirar diagonales y su técnica individual apareció con una inesperada vaselina para marcar el segundo gol de la tarde.

Miguel Ángel Merentiel: Jugó casi toda la segunda parte y estuvo acertado cuando tuvo el balón en sus pies, sin tener un papel destacado.

Washington Camacho: El uruguayo entró en el minuto 75 y anotó el tanto que culminó el día histórico para Defensa y Justicia con un remate desde el área pequeña en los últimos segundos.

Emanuel Brítez: Ayudó en los peores momentos a certificar el título continental, despejó un balón clave.

Marcelo Benítez: El defensor entró en el 85 y ayudó a sus compañeros a capear el temporal en el momento en que parecía que Lanús estaba más cerca del gol, con varios balones parados.