<
>

Griezmann, el francés número 25 en el Barcelona

play
¿Qué posición tomará Griezmann en Barcelona? (2:28)

Manu Martín analiza el fichaje del francés por el club Blaugrana (2:28)

BARCELONA -- El FC Barcelona pagó la cláusula de rescisión de Antoine Griezmann y el ya ex del Atlético de Madrid se convertirá de esta manera en el quinto jugador francés de la plantilla azulgrana, junto a Lenglet, Umtiti, Dembélé y Todibo, y en el 25º en la historia del club.

La relación de futbolistas galos en el Barça comenzó a principios del pasado siglo, personalizada por René-Victor Fenouillère, delantero nacido en Portbail en 1882 y que en 1903 disputó tres partidos amistosos con el equipo azulgrana tras haber jugado anteriormente en el Espanyol. Futbolista de destacada calidad en la época, regresó a su país integrándose en el Racing Club de París y Red Star antes de alistarse en el ejército francés que luchó en la Primera Guerra Mundial, falleciendo en noviembre de 1916 durante la batalla de Reims.

Henry Normand.
Nacido en Valladolid pero de nacionalidad francesa por sus padres, jugó dos partidos amistosos en 1908.

Jim Carlier.
Delantero del que apenas existen datos, más allá de que se alineó en seis partidos oficiales en el Campeonato de Cataluña durante la temporada 1913-14 y que regresó a Francia con el estallido de la Primera Guerra Mundial, en la que tomó parte en el ejército del aire.

Maurice Bigué.
Centrocampista que permaneció muy pocos meses en España, jugando nueve partidos con el Barça, en los que marcó cuatro goles durante la misma temporada 1913-14.

Jean Verdoux.
Delantero de quien solo existe el dato que anotó cuatro goles en cinco partidos durante la temporada 1917-18.

Jules Robusco.
Otro gran desconocido, que jugó solamente dos partidos amistosos en 1948.

Lucien Muller.
Nacido en Bischwiller en 1934, llegó al Barcelona en 1965 tras jugar las tres temporadas precedentes en el Real Madrid. Permaneció en el club azulgrana hasta 1968, jugando 119 partidos y ganando la Copa de Ferias y la Copa de España. Regresó al Camp Nou como entrenador en la temporada 1978-79.

Laurent Blanc.
Central de elegancia exquisita, llegó al Barça procedente del Auxerre en 1996 y un año después se marchó al Olympique de Marsella, dejando un rastro de 42 partidos y tres títulos: Copa, Recopa y Supercopa.

Christophe Dugarry.
Fichado al Milan en 1997, apenas permaneció media temporada en la que jugó 13 partidos y se marchó al Olympique de Marsella con el sabor de un fracaso absoluto. Gran amigo de Zidane, cerró la temporada 1997-98 conquistando el Mundial con Francia.

Frederic Déhu.
Central fichado al Lens en el verano de 1999, al cabo de una temporada y habiendo disputado solamente 11 oficiales fue traspasado al PSG.

Richard Dutruel.
El único portero de la lista, que llegó con la carta de libertad desde el Celta en 2000 y dos años después se marchó, también libre, al Alavés, jugando solo 22 partidos en sus dos temporadas de azulgrana.

Emmanuel Petit.
Otro de los grandes fiascos de la historia del Barça, que pagó por su fichaje al Arsenal 16 millones de euros pocas semanas después de la marcha de Luis Figo al Real Madrid. Solo jugó 23 partidos y fue más noticia por su inadaptación al club y la ciudad que por su conocida, pero nunca vista en el Camp Nou, calidad futbolística. En el verano de 2001 fue traspasado al Chelsea.

Philippe Christanval.
Central llamado a ser una referencia en la renovación de la selección francesa, el Barça pagó por él 7 millones de euros al Monaco en el verano de 2001 y dos años después, tras jugar 47 partidos, se marchó sin pena ni gloria al Olympique de Marsella.

Ludovic Giuly.
Delantero de excelente movilidad y remate explosivo, el Barça le fichó por 8,5 millones al Monaco en 2004 y le traspasó por la mitad en 2007 a la Roma. Fue capital en los planes de Rijkaard... Hasta la eclosión de Messi, momento en que pidió su salida al entender que perdería todo su protagonismo.

Liliam Thuram.
Lateral y central de magnífica carrera, abandonó la Juventus por su descenso administrativo en 2006, fichando por el Barça y mostrando un rendimiento muy alejado de sus mejores tiempos. Se retiró dos años después, habiendo jugado 41 partidos de azulgrana.

Ludovic Silvestre.
Defensa fichado en enero de 2005 para el Barça B, en junio de 2006 se marchó al Sparta de Praga, habiendo disputado solo dos partidos con el primer equipo a las órdenes de Rijkaard.

Thierry Henry.
Como en el caso de Griezmann llegó al Barça con un año de retraso, al rechazar en primera persona su fichaje desde el Arsenal en 2006 tras perder la final de la Champions ante el equipo azulgrana. Fichado por 24 millones de euros en 2007, se marchó libre en 2010 al NY Red Bulls dejando tras de sí un excelente recuerdo, ganando dos Ligas, una Champions, un Mundial de Clubs, una Supercopa de Europa, otra de España y una Copa del Rey en 121 partidos en los que marcó 49 goles.

Eric Abidal.
Lateral y central zurdo fichado al Olympique de Lyon en 2007 por 15 millones de euros, tras una primera temporada muy discreta alcanzó la consideración de ídolo hasta su marcha, entre lágrimas, en 2013 al Monaco. Jugó 193 partidos, conquistó 16 títulos de azulgrana y superó un cáncer. Actualmente es el secretario técnico del club.

Jéremy Mathieu.
Fichado en 2014 al Valencia por los 20 millones de euros que establecía su cláusula de rescisión, tuvo un discreto paso por el Barça durante tres temporadas en las que marcó 4 goles en 91 partidos, sumando 9 títulos antes de irse al Sporting de Portugal.

Lucas Digne.
Otro lateral zurdo, fichado al PSG aunque procedente de la Roma (donde estaba cedido) por 16,5 millones en el verano de 2016, en 2108 fue traspasado por 20 millones al Everton tras no ser nunca titular, jugar 46 partidos y conquistar cuatro títulos.

Samuel Umtiti.
Central fichado al Olympique de Lyon en el verano de 2016, sorprendió por su rápida adaptación, que provocó la marcha de Mascherano al hacerse con el puesto de titular. Lesionado antes del Mundial de Rusia ha perdido solvencia y su futuro en el club está en duda. Acumula seis títulos y 98 partidos de azulgrana.

Osumane Dembélé.
Delantero fichado a toda prisa tras la marcha de Neymar en 2017 por 105 millones de euros al Borussia Dortmund, las lesiones han lastrado una carrera que se sigue sospechando excepcional. Suma 65 partidos de azulgrana, habiendo conquistado cuatro títulos y siendo considerado intransferible por el club... Aunque nadie apuesta al cien por cien su permanencia en el Camp Nou.

Clément Lenglet.
Central fichado al Sevilla por los 30 millones de euros que establecía su clausula de rescisión en el verano de 2018, la lesión de Umtiti y su excelente prestancia le aupó a la titularidad. Alineado en 45 partidos, ganño Liga y Copa en su primera temporada de azulgrana.

Jean-Clair Todibo.
Otro central, apadrinado por Abidal, de solo 19 años y llegado en enero de 2019 desde el Toulouse por 1,5 millones de euros. Ha jugado en su primer curso dos partidos y se discute su permanencia o cesión.

Antoine Griezmann.
Estrella del Atlético de Madrid, se convierte en el segundo fichaje más caro de la historia del club solo por detrás de Coutinho y con un coste de 120 millones de euros, los marcados en su cláusula de rescisión. Llamado a ser uno de los grandes socios de Messi, llega un año después de echarse para atrás de un fichaje entonces cantado.