<
>

Las causas por las que Zidane decidió despedirse del Real Madrid

play
Es oficial: Zidane dejó de ser el DT del Real Madrid (1:19)

Tras dos etapas, el francés se va del conjunto Merengue que deberá buscar un nuevo entrenador para la próxima temporada. (1:19)

MADRID -- Zinedine Zidane deja el Real Madrid con la conciencia tranquila, pero con la espina clavada de no haber tenido las herramientas suficientes para liderar el proyecto deportivo que él había imaginado cuando decidió regresar al club en marzo de 2019.

ESPN tuvo acceso a los principales motivos por los que el francés decidió dejar el Santiago Bernabéu pese a tener todavía otra temporada más de contrato.

El 11 de marzo de 2019 Zidane sorprendió al regresar al banquillo del Madrid apenas 10 meses después de irse tras declarar que el equipo “necesitaba un cambio para seguir ganando”.

El francés sustituyó a Santiago Solari tras unos meses en los que ni el argentino ni su antecesor, Julen Lopetegui, consiguieron mantener el nivel de un equipo que, con Zidane a los mandos, había ganado tres Champions League de manera consecutiva.

Zidane aceptó volver para intentar dar una nueva vuelta a la situación, pero fuentes cercanas reconocen a ESPN que lo hizo bajo unas promesas que no se han cumplido en estos dos años y medio que ha durado su segunda etapa en el Santiago Bernabéu.

Todo empieza por Gareth Bale. La relación entre el galés y Zidane se empezó a erosionar en la final de la Champions League de Kiev en la que el Madrid ganó 3-1 al Liverpool. El francés no alineó como titular al galés pero el ex de Tottenham Hotspur salió desde el banquillo y resultó vital con un espectacular doblete.

Ese día fue el día en el que Cristiano Ronaldo anunció sus intenciones de salir pero también fue el día en el que empezó un divorcio ente Zidane y Bale que no tuvo final feliz.

Fuentes cercanas al técnico cuentan a ESPN que el club blanco se comprometió a buscar una salida “inmediata” al galés tras el regreso de Zidane. El técnico francés llegó a admitir en público durante el verano de 2019 que lo mejor para todas las partes era que Bale dejara el Madrid pero esa salida se demoró una temporada.

Así, la convivencia durante el pasado curso entre el entrenador y el atacante fue muy complicada y el francés tuvo que “tragar saliva” para no decir en público lo que de verdad pensaba sobre la actitud de Bale.

Además, las mismas fuentes cuentan a ESPN que Zidane pidió un centrocampista físico “box to box” para completar su centro del campo blanco pero ese jugador tampoco llegó. Muchas voces internas del Real Madrid responden diciendo que “tenía a Marcos Llorente y no lo quiso....” pero Zidane prefería a Paul Pogba porque su equipo de trabajo manejaba registros físicos que demostraban que el francés rendía mejor que el ahora jugador del Atletico Madrid “en partidos de máxima exigencia”. Pogba, muy caro, nunca llegó al Bernabéu y tampoco lo hizo otro jugador de su perfil.

Otros de los reproches que siempre se le han asignado a Zidane desde el club es su mala gestión con los jóvenes. El entorno del francés pedía “paciencia” con esos jugadores pero en la entidad consideraban que habían hecho un gran esfuerzo por futbolistas como Vinicius Jr y pedían al francés que pusiera su parte para que promesas se convirtieran en “realidades”. Las fuentes indican a ESPN que este choque, sin ser tan directo como otros, también ha tenido cierta incidencia en un Zidane que prefirió apoyarse en los futbolistas más veteranos de su plantilla en los momentos más complicados.

Del mismo modo, el entorno del técnico también confiesa a ESPN que Zidane se sintió solo en muchas ocasiones. El hecho de ser el único personaje público que daba la cara cada semana no le importaba porque consideran que es una responsabilidad que “iba con en el sueldo”, pero el entrenador echó en falta “algo de apoyo” por parte del club en algunos momentos clave.

play
1:51

'El Madrid extrañará más a Zidane, de lo que Zidane va a extrañar al Real Madrid'

El francés terminó la campaña sin títulos con el cuadro Merengue.

De hecho, las fuentes reconocen a ESPN que una de las cosas que más han molestado al técnico francés fueron los mensajes que la directiva deslizó en varias ocasiones a través de ciertos medios de comunicación afines a Florentino Pérez.

Desde el entorno de Zidane recuerdan que, antes del partido de Champions contra el Galatasaray de la temporada 2019/2020, varios medios informaron que el francés podía ser despedido si perdía ese partido y que el Madrid ya pensaba en José Mourinho como su posible sustituto. Esta misma temporada se repitió algo similar hasta en dos ocasiones. Zidane, según algunos medios, estuvo contra las cuerdas antes del primer Clásico de La Liga que el Madrid ganó por 1 gol a 3 y también cuando el equipo estuvo a punto de caer eliminado en la fase de grupos de la Champions League.

Zidane llegó a pedir respeto para él y su plantilla en una conferencia de prensa ante tantas informaciones poniendo en duda su continuidad pero desde el club creen que el francés “no se puede quejar” porque consideran que la entidad le ha dado “mano ancha” durante estos dos años y medio.

ESPN también ha podido saber que el desgaste en su relación con Isco o Marcelo, la inseguridad sobre el futuro de jugadores clave para Zidane como Lucas Vazquez, Sergio Ramos o Raphael Varane y la falta de fichajes durante el pasado mercado de verano han sido también determinantes para que Zidane haya decidido abandonar el club blanco.

Y todo a pesar de que, antes del último partido de Liga contra el Villarreal, Zidane llegó a valorar la opción de continuar. El francés pidió al club unos días para reflexionar en frío y el miércoles decidió que lo mejor para todos era que su segunda etapa en el club blanco llegara a su fin de la forma más amistosa posible.