<
>

Bielsa, Bilardo, Lillo y los técnicos revolucionarios y olvidados que no ganaron los trofeos que merecían

play
El día que Bielsa confesó que espió al Barcelona antes de enfrentarlo con el Athletic (0:36)

El Loco contó todos los estudios que hizo sobre el equipo de Guardiola y cómo le fue. (0:36)

Independientemente el deporte que se siga, existen básicamente dos clases de entrenadores innovadores: aquellos que aceleraron la evolución de su disciplina y ganaron en grande debido a sus audacias; y aquellos que ayudaron a modernizar sus deportes, pero que dejaron los grandes triunfos a otros técnicos. Existen los Bill Walsh y Don Coryell en la NFL, los Phil Jackson y los Don Nelson de la NBA, los Urban Meyers y los Hal Mummes en el fútbol americano universitario.

El deporte del fútbol moderno es una disciplina llena de velocidad y pragmatismo. De forma casi unánime, los clubes más acaudalados utilizan la filosofía basada en la posesión del balón que ha definido la época actual, pero las condiciones físicas y atléticas extremas inherentes a este estilo táctico han abierto posibilidades para mostrar transiciones basadas en la presión y velocidad.

Si bien la mayoría de los entrenadores responsables de esta lenta evolución son reconocidos, como innovadores y grandes triunfadores (Rinus Michels, Johan Cruyff, Arrigo Sacchi y en las camadas más recientes, Pep Guardiola y Jurgen Klopp), me encuentro más interesado en la otra lista. A continuación, damos un repaso a las trayectorias de los Hal Mummes del fútbol, aquellos hombres cuyas huellas se encuentran impresas en todos los aspectos del balompié de hoy, pero que, debido a sus fallas personales, mala suerte o peor sentido de la oportunidad, no ganaron suficientes trofeos o no lo hicieron durante el tiempo necesario para hacerse con credenciales para ingresar al listado de los mejores estrategas de todos los tiempos, aquellos que realmente dejaron un legado en los anales del balompié.


El padrino del fútbol alemán moderno: Ralf Rangnick

Carrera como DT: 1983-presente
Equipos dirigidos: Viktoria Backnang, VfB Stuttgart II, TSV Lippoldsweiler, SC Korb, Reutlingen 05, Ulm 1846, VfB Stuttgart, Hannover 96, Schalke 044 (en dos ocasiones), 1899 Hoffenheim, RB Leipzig (en dos ocasiones)
Idea innovadora: el estilo moderno del fútbol alemán, más o menos

En 2020, es idea común que el fútbol alemán cuenta con un estilo joven, asociado con la presión, contraataque y un juego generalmente optimista. Es una idea increíble considerando que hace apenas 30 años, mientras el resto del mundo jugueteaba con el esquema 3-5-2, el 4-4-3 o poco después, el 4-2-3-1, el balompié alemán seguía siendo jugado frecuentemente con un líbero (un zaguero jugando profundo entre el arquero y el resto de sus compañeros). Alemania es un país conservador por naturaleza y sus progresos se dan mediante golpes contundentes. El hombre que condujo esta revolución pasó una buena parte de su carrera siendo considerado una rareza.

La visión de Rangnick del fútbol es la visión de Alemania. Tuvo que mover montañas para lograrlo.

Qué ha frenado su ascenso (hasta ahora): no encontrarse en el momento oportuno y el puesto apropiado


El técnico que mejora el nivel de sus plantillas: Marcelo Bielsa

Carrera como DT: 1990-presente
Equipos dirigidos: Newell's Old Boys, Atlas, América, Vélez Sarsfield, Espanyol, Selección de Argentina, Selección de Chile, Athletic de Bilbao, Marsella, Lazio (por dos días), Lille, Leeds United

Idea innovadora: Recopilación obsesiva de información y micro gestión

Jugar con "El Loco" Bielsa es como obtener un PhD. Es un técnico exigente, que cuida hasta el mínimo detalle y raya en lo obsesivo; te agotará y a la vez, te convertirá en un mejor y más inteligente jugador. Bielsa afirma que existen 29 esquemas tácticos distintos en el fútbol y cree que se deben conocer todos. Cree en un fútbol sistemático y de ataque, producto de cualquier clase de formaciones (4-1-4-1, 4-3-3, 3-3-3-1, etc.) y piensa que cada rival constituye un rompecabezas a resolver.

Se puede percibir la influencia de Bielsa en prácticamente todos los técnicos modernos y exitosos, desde Guardiola (quien lo ha catalogado en múltiples ocasiones como el mejor entrenador del mundo), hasta Mauricio Pochettino y Diego "Cholo" Simeone, ambos subcampeones de la Champions League, pasando por ex estrategas del Barcelona (Gerardo "Tata" Martino) y Real Madrid (Santiago Solari), aparte de seleccionadores nacionales como Eduardo Berizzo (Paraguay) y Jorge Sampaoli (hasta hace poco técnico del combinado nacional de Argentina). Bielsa es una enciclopedia táctica y su reputación por hacer scouting obsesivo ha llegado a un punto en el cual, tras ser pillado por haber enviado un espía a ver una parte de la práctica del Derby County a principios de 2019, hizo una larga y detallada presentación en PowerPoint sobre el por qué es tan adicto a la información y fue perdonado de cierta forma. El técnico del Leeds cumplió su castigo y un año después, mantuvo su reputación 100% intacta.

El amor por los detalles de Bielsa ha rendido frutos... ocasionalmente. Ganó la medalla de oro con Argentina en los Juegos Olímpicos de 2004, alzó varios títulos en la liga argentina con Newell's Old Boys y Vélez Sarsfield y en 2012, su Athletic de Bilbao clasificó a las finales de Europa League y la Copa del Rey. Y cuando se produjo la pausa obligada en marzo debido a la pandemia, tenía al Leeds United presto a ascender a la Premier League por primera vez en 16 años.

Qué ha frenado su ascenso: la obsesión es agotadora (¿O quizás no ha estado en el momento oportuno?)

En la temporada 2011-12, su Athletic de Bilbao ocupaba el quinto puesto en marzo y, de hecho, clasificó a las finales de dos torneos: terminaron en el décimo lugar y perdieron en las finales 6-0 en el global. En el torneo 2014-15, su Marsella ocupaba el liderato de la Ligue 1 en el ecuador de la campaña, y a finales de marzo estaban a dos puntos por debajo de la punta; posteriormente, perdieron cuatro partidos consecutivos y terminaron en la cuarta posición. En 2018-19, su Leeds estaba a tres unidades de alcanzar el ascenso automático, faltando cuatro partidos por jugar. Apenas obtuvieron un punto en esos cuatro compromisos y jugaron el partido para definir el ascenso, perdiendo ante el Derby County, el mismo equipo del escándalo "Spygate".

¿Un pequeño muestreo? Absolutamente. ¿Puro azar? Siempre es una posibilidad. ¿Un patrón de agotamiento a finales de temporada? También es factible. El estilo de Bielsa es agotador mental y físicamente, por ello, tendría sentido que sus equipos se hayan quedado sin energía a pocos metros de alcanzar la meta.

Claro, si logran cruzar la meta, después de todo.

Bielsa hace el papel del meticuloso perfeccionista/artista temperamental extremadamente bien. Renunció como seleccionador de Chile tras haber expresado su desagrado con la elección de la presidencia de la Asociación de Fútbol Profesional de ese país. Dejó al Marsella luego de apenas disputar un partido en su segunda temporada al mando del equipo, debido a desacuerdos con la gerencia. Partió de la Lazio luego de apenas dos días al mando, porque no le gustó lo que había visto. Se ha comentado sobre sus deseos de renunciar al Lille al principio de su ciclo, pero después fue suspendido y cesanteado pocos meses después de iniciada su primera campaña.

El árbol de Bielsa como entrenador es exuberante y generoso: ha dejado en herencia los largos procesos y grandes triunfos a sus pupilos.


El hombre que formó a Guardiola: Juan Manuel Lillo

Carrera como DT: 1981-presente
Equipos dirigidos: Amaroz KE, Tolosa, Mirandés (en dos ocasiones), Cultural Leonesa, Salamanca, Oviedo, Tenerife, Zaragoza, Ciudad Murcia, Terrassa, Dorados Sinaloa, Real Sociedad, Almeria, Millonarios, Atlético Nacional, Vissel Kobe, Qingdao Huanghai. Si tienes un pequeño club español, probablemente ha sido dirigido por Lillo.

Idea innovadora: Revelar las posibilidades del esquema táctico 4-2-3-1 y las de Pep Guardiola.

Conocido en una época como "El Enfant Terrible", Lillo ha sido técnico durante aproximadamente cuatro décadas... y apenas tiene 54 años. Asumió las riendas de un club local a los 16 años y a sus 20, ya entrenaba en la cuarta división del fútbol español. Luego de asegurar el ascenso del Salamanca, se convirtió en el director técnico más joven en la historia de La Liga de España, con 29 años.

Lillo conoció a Guardiola en 1998, cuando el primero era entrenador del Real Oviedo y el último aún jugaba con el Barcelona. Lillo era dogmático con respecto a las posiciones de los jugadores, equipos que jugaban con el balón desde la zaga; y la idea de que la defensa y el ataque estaban estrechamente vinculados. Lillo transmitió estas creencias a Guardiola, tanto como amigo y mentor, al igual que en condición de jefe por breve tiempo, cuando Pep jugaba con Dorados de Sinaloa en México. Obviamente, Lillo no fue la única influencia de Guardiola (un señor llamado Johan Cruyff también tuvo algo que ver, al igual que otros nombres del fútbol), pero la asistencia de Pep a la Escuela de Modales de Lillo pareció completar la visión de Guardiola.

Sin embargo, es probable que el aporte más duradero de Lillo no fue servir de mentor de Guardiola: más bien, fue la creación del esquema táctico 4-2-3-1, de la forma en la cual una persona es capaz de crear un esquema táctico. Esto ocurrió a principios de la década de 1990, como forma de presionar por arriba de la cancha, mientras se mantiene un equilibrio entre ataque y defensiva. Para la década siguiente, esa estructura había proliferado por todos lados y su equilibrio inherente, casi infatigable, le ha permitido mantenerse como la formación con mayor presencia dentro del fútbol actual.

Qué ha frenado su ascenso: ser más visionario que ganador

Lillo disfrutaba del proceso por encima de los resultados. Tal como le comentó a Sid Lowe, colaborador de ESPN en la web The Blizzard: "El juego es lo que te enriquece, no el resultado. El resultado es una pieza de datos. La tasa de natalidad asciende. ¿Es eso enriquecedor? No. Pero ¿el proceso que condujo a ese dato? Eso sí es enriquecedor. La satisfacción proviene del proceso". Un hermoso sentimiento, con clasificación para mayores de 13 años. También es una percepción que conduce a muchos despidos.

Básicamente, los clubes de toda España lo contrataban para aprender sus ideas e instaurar su visión y después, contrataban a otro técnico que intentara ganar con las enseñanzas dejadas por Lillo. (En raras ocasiones, las cosas funcionaban así). Lillo no ha pasado dos años con el mismo club desde su paso por el Salamanca. Sí pudo ayudar al Qingdao Huanghai F.C. a ganar su ascenso a la Súper Liga de China, y sigue siendo lo suficientemente joven para seguir aportando a la causa del fútbol por un buen tiempo.


El Sr. "Ataque sin cuartel": Zdeněk Zeman

Carrera como entrenador: 1974-2018
Equipos dirigidos: Licata, Foggia (en tres ocasiones), Parma, Messina, Lazio, Roma (en dos ocasiones), Fenerbahce, Napoli, Salernitana, Avellino, Lecce (en dos ocasiones), Brescia, Estrella Roja de Belgrado, Pescara (en dos ocasiones) Cagliari (en dos ocasiones), Lugano

Idea innovadora: Utilizar como arma letal el potencial ofensivo del 4-3-3 con el fin de alcanzar máximo potencial en el ataque

Qué frenó su ascenso: falta de compromiso


Perfeccionando la defensa de tres: Carlos Salvador Bilardo

Carrera como DT: 1971-2004
Equipos dirigidos: Estudiantes (en cuatro ocasiones), Deportivo Cali, San Lorenzo, Selección Colombia, Selección de Argentina, Sevilla FC, Boca Juniors, Selección de Guatemala, Selección de Libia

Idea innovadora: la defensa de tres hombres.

Bilardo es considerado como uno de los padres de la filosofía de "tres defensas" que ha disfrutado muchos momentos de protagonismo durante los últimos 40 años. Desesperado por conseguir una ventaja con una selección de Argentina que confrontaba problemas antes de disputar el Mundial de México 1986, colocó en la cancha una formación 3-5-2 como una forma de colocar a sus extremos más arriba en la cancha, ofreciendo amplio soporte de ataque por las bandas y creando un espacio para un creador extra. También contaba con la ventaja adicional de poder interceptar a los mediocampistas rivales que operaban dentro de un esquema 4-4-2.

Antes de que Bilardo tuviera éxito con su defensa de tres, casi siempre se asumía que, sin importar la forma en la cual se colocaran los jugadores en la cancha, siempre había que utilizar cuatro zagueros.

De la mano de una amplia cantidad de talentosos volantes y un creador llamado Diego Armando Maradona, esta estructura funcionó sumamente bien: la Albiceleste supero a Uruguay, Inglaterra (gracias a una famosa jugada), Bélgica y Alemania Occidental para ganar su segunda Copa del Mundo en ocho años. Cuatro años después, clasificaron a duras penas a las etapas definitorias, pero dieron la sorpresa contra Brasil y superaron a Yugoslavia e Italia en tanda de penales para avanzar a otra final, en la que cayeron ante Alemania Occidental.

Qué frenó su ascenso: su creación apenas fue la mitad de una idea (y no siempre contó con el apoyo de Maradona)

¿Cómo es posible que un técnico ganador de un Mundial y finalista en dos ocasiones aparezca en una lista de entrenadores que no ganaron tanto como se merecían? Porque apenas pudo obtener otros triunfos. La corona de la Primera División argentina en 1982 (con Estudiantes) y el Mundial son los únicos títulos en su haber.

Gracias al ritmo cada vez mayor del extremo promedio, los extremos que participan en una formación 3-5-2 terminan atascados defendiendo durante una buena porción de tiempo, lo que significa que terminas atado en un sistema 5-3-2 que dificulta la creación en el ataque. Es cierto que Antonio Conte ganó con el Chelsea el título de la Premier League en 2017 con una defensa de tres, pero también es verdad que contaba con el personal ideal para ello: N'Golo Kante como volante de contención y Eden Hazard como fuerza creativa. El equipo promedio no puede contar con un plantel tan perfectamente ubicado.

La formación 3-5-2 de Bilardo también expuso algo que no siempre se reconoce a la hora de hablar sobre esquemas tácticos: ningún equipo juega con un solo sistema en todo momento, al menos no al máximo nivel. Son una cosa a la hora de atacar y otra distinta en la defensa. Utilizar tres hombres a la zaga mientras se ataca es común en técnicos de la talla de Guardiola y tantos otros, pero en la mayoría de esos equipos, se consiguen formas de hacer transiciones para recuperar una defensa de cuatro hombres. Nuevamente, es probable que se requiera de una plantilla talentosa y particularmente costosa para lograr esta hazaña.

play
4:17

Gareca elige: ¿El estilo de Menotti, el de Bilardo o ninguno de los dos?

El entrenador de la Selección Peruana habló en 90 Minutos sobre la forma de jugar que eligió para sus equipos.

El perro viejo que aprendió trucos nuevos: Sam Allardyce

Carrera como DT: 1991-2018
Equipos dirigidos: Limerick, Blackpool, Notts County, Bolton Wanderers, Newcastle United, Blackburn Rovers, West Ham United, Sunderland, selección de Inglaterra, Crystal Palace, Everton

Idea innovadora: los exjugadores cascarrabias y audaces también pueden adoptar nuevas fuentes de información

Qué frenó su ascenso: "Cascarrabias y audaz" no siempre son cualidades positivas


El ingeniero: Valeriy Lobanovskyi

Carrera como DT: 1969-2001
Equipos dirigidos: Dnipro Dnipropetrovsk, Dínamo de Kiev (en tres ocasiones), selección de la Unión Soviética (en tres ocasiones), selección de los Emiratos Árabes Unidos, selección de Kuwait, selección de Ucrania (en dos ocasiones)

Idea innovadora: Optimización total

Rinus Michels ganó la Copa de Europa con el Ajax en 1971 y el Campeonato Europeo de 1988 con la selección de Holanda. El Ajax alzaría dos copas más gracias a su sistema, justo después de su partida con rumbo al Barcelona. Su concepto de "Fútbol Total", caracterizado por contar con jugadores versátiles capaces de jugar múltiples posiciones y cambios fluidos durante todo el partido, con constante presión y dominio de los espacios, fue uno de los conceptos más duraderos en el fútbol mundial.

Qué frenó su ascenso: el estilo robótico (y una vez más, no estar en el momento apropiado)