<
>

Ex nadadora de la Universidad de Pensilvania, Lia Thomas, responde a críticos: "Las mujeres trans que compiten en deportes femeninos no amenazan los deportes femeninos"

play
Lia Thomas de Penn establece marca de la Conferencia Ivy League en las 200 yardas estilo libre (2:00)

La nadadora transgénero hace historia en la Ivy League en las 200 yardas libres con tiempo récord de 1 minuto, 43.12 segundos. (2:00)

Dos meses después de convertirse en la primera atleta transgénero en ganar un campeonato nacional de la División I de la NCAA, la ex nadadora de la Universidad de Pensilvania, Lia Thomas, rechazó algunas de las críticas que recibió durante la temporada 2021-22 en una entrevista exclusiva con ABC News y ESPN.

Thomas, quien rechazó todas las solicitudes de entrevistas durante los campeonatos de natación y clavados de la NCAA en Atlanta en marzo, se encontró en el centro de un debate nacional sobre quién puede competir en los deportes femeninos.

"Creo que el concepto erróneo más grande es la razón por la que hice la transición", dijo Thomas. "La gente dirá: 'Oh, ella solo hizo la transición para tener una ventaja, para poder ganar'. Hice la transición para ser feliz, para ser fiel a mí misma".

Thomas nadó en el equipo de natación masculino de Penn durante tres temporadas antes de unirse al equipo femenino después de un año sabático cuando la Ivy League canceló la temporada 2020-21 para todos los deportes debido a la pandemia de COVID-19.

Llegó a los titulares nacionales después de su actuación en el Zippy Invitational en Akron, Ohio, en diciembre de 2021, cuando registró los tiempos más rápidos del país en el estilo libre de 200 y 500 yardas. En los campeonatos de natación y clavados de la NCAA en marzo, Thomas ganó los 500 metros estilo libre y quedó quinta y octava, respectivamente, en los 200 y 100 metros estilo libre.

Su participación y éxito generaron críticas de algunos compañeros de equipo, competidores y otros miembros de la comunidad de natación, incluido la ex nadadora de Kentucky Riley Gaines, quien empató a Thomas en el quinto lugar en los 200.

"¿Qué estamos tratando de proteger?" Gaines dijo en una entrevista con "Nightline" de ABC. "Si nuestras prioridades son la equidad, que debería ser en los deportes, ¿por qué la estamos descuidando por completo para una persona o un pequeño grupo de personas?"

El nombre de Thomas se invocó en los parlamentos estatales de todo el país cuando los legisladores introdujeron proyectos de ley diseñados para restringir la capacidad de los atletas transgénero para competir en los deportes, lo que a veces afecta a los atletas que comienzan en la escuela primaria. Los proyectos de ley, dijeron, eran necesarios para proteger la santidad de los deportes femeninos.

Thomas le dijo a ESPN que ella no lo cree.

"Las mujeres trans que compiten en deportes femeninos no amenazan los deportes femeninos en general", dijo Thomas. "Las mujeres trans son una minoría muy pequeña de todos los atletas. Las reglas de la NCAA con respecto a las mujeres trans que compiten en deportes femeninos existen desde hace más de 10 años. Y no hemos visto ninguna ola masiva de mujeres trans dominando".

Thomas dijo que comenzó la terapia hormonal en mayo de 2019, después de su segundo año. Thomas dijo que había experimentado disforia de género y estrés en su salud mental, lo que la llevó a una transición médica. En ese momento, dijo, pensó que su carrera como nadadora había terminado.

Antes de la temporada senior de Thomas, la NCAA requería que las mujeres transgénero se sometieran a 12 meses de terapia hormonal para ser elegibles para competir en la categoría femenina. Cuando Thomas comenzó su temporada senior en noviembre de 2021, se había sometido a 30 meses de terapia hormonal.

En enero, la NCAA anunció un cambio de política y dijo que se basaría en las políticas de los órganos rectores nacionales de cada deporte para determinar la elegibilidad. USA Swimming anunció una política actualizada el 1 de febrero de 2022, que requería 36 meses de supresión de testosterona y evaluación de elegibilidad para mujeres transgénero por un panel de tres personas, pero la NCAA no adoptó esa política para sus campeonatos de natación y clavados de 2022. En cambio, la NCAA exigió el cumplimiento de la política anterior y un nivel de testosterona demostrado por debajo de 10 nanomoles por litro.

Aún así, algunos de los críticos de Thomas han argumentado que su participación le quita oportunidades a las mujeres cisgénero.

"Siempre buscamos soluciones en las que todos ganen", dijo Nancy Hogshead-Makar, tres veces medallista de oro olímpica en natación y fundadora de Champion Women, a ESPN en marzo. "Pero cuando se trata de la inclusión de mujeres transgénero en la categoría femenina, debemos priorizar la justicia para las mujeres biológicas en el deporte. Vale la pena defender una categoría que es para la mitad de la población mundial. Solo entonces podemos hablar sobre formas de incluir a hombres transgénero y mujeres, formas que respeten a todos con todas sus diferencias y que no dañen a las mujeres biológicas".

Pero Thomas dijo que no ve una opción viable, al menos en la natación, para un término medio.

"Si dices que puedes competir, pero no puedes anotar o estás en un carril extra nueve, eso es muy diferente para las personas trans", dijo Thomas. "Y no les está ofreciendo el mismo nivel de respeto y oportunidad de jugar y competir".

Además, dijo, es imperativo recordar que las mujeres transgénero son mujeres.

"No es diferente a una mujer cis que toma un lugar en un equipo de viaje o una beca. Es parte del atletismo, donde las personas compiten entre sí. En realidad, no es quitarles oportunidades a las mujeres cis. Las mujeres trans son mujeres, así que sigue siendo una mujer la que obtiene esa beca o esa oportunidad".

Thomas se graduó de Penn a principios de este mes y asistirá a la facultad de derecho en el otoño. Ella planea enfocarse en los derechos civiles y la ley de interés público.

"Habiendo visto ataques tan odiosos contra los derechos trans a través de la legislación, luchar por los derechos trans y la igualdad trans es algo que me apasiona mucho más y quiero seguir", dijo.

Cuando se le preguntó si lo haría todo de nuevo, incluso después de todas las críticas que recibió, Thomas hizo una pausa.

"Diría que sí. He podido hacer el deporte que amo como yo misma".