<
>

Los increíbles récords de los tenistas rusos en 2021

El tenis ruso está en un gran momento y cada vez son más los jugadores que sobresalen en el circuito. Con Daniil Medvedev (2º) a la cabeza, Rusia llevó adelante una temporada con grandes resultados en todos los Grand Slam y muchos récords.

A comienzo de año, en Melbourne, se realizó la segunda edición de la ATP Cup. Allí, Andrey Rublev, Aslan Karatsev, Evgeny Donskoy y el propio Medvedev brillaron y le dieron el título a su país, tras derrotar en la final a Italia.

Con esa enorme preparación, el número dos del mundo llegó a la primera cita de Grand Slam y cumplió con un sensacional camino, que no pudo ser coronado en la final, donde se encontró con un Djokovic intratable que se impuso en tres sets.

En Roland Garros, por su parte, fue Anastasia Pavlyunchekova quien se encargó de representar a su país de la mejor manera. Sorprendiendo a propios y extraños, la nacida en Samara llegó a disputar la final pero en esa instancia fue superada por la checa Barbora Krejcikova.

Sin embargo, ella no fue la única en destacarse en París ya que en dobles mixto, Aslan Karatsev junto a Yelena Vesnina, se quedaron con el segundo puesto. Con poco tiempo de diferencia llegó Wimbledon y allí el dobles femenino, compuesto por Vesnina y Kudermetova, fueron subcampeonas luego de perder la definición por el título con Mertens - Hsieh con parciales de 3-6, 7-5 y 9-7.

Este año se llevaron a cabo los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y la presencia rusa, aunque no bajo ese nombre por una sanción, fue notoria. En dobles mixto, Rublev y Pavlyuchenkova se colgaron la medalla de oro; Karen Khachanov logró la de plata en singles (cayó con Zverev), mientras que Karatsev y Vesnina corrieron con la misma suerte.

El broche de oro, sin lugar a dudas para el tenis ruso, fue la estelar participación de Daniil Medvedev en el Abierto de los Estados Unidos, el último Major del año. En suelo neoyorquino, el moscovita de 25 años derrotó a Novak Djokovic en un partidazo y se quedó con su primer título de Grand Slam.

Como si esto fuera poco, en la primera edición de la Billie Jean King Cup (ex Fed Cup), las chicas rusas impusieron su gran tenis en la modalidad de singles para vencer en la final del torneo a España sin necesidad de recurrir al dobles y darle a su país una nueva alegría.