<
>

Despedirían a bomberos que fotografiaron accidente de Kobe Bryant

play
Lo mejor de Kobe vs. Michael Jordan en la duela (1:57)

Echamos un vistazo al pase de la antorcha del baloncesto entre Michael Jordan y Kobe Bryant. (1:57)

LOS ÁNGELES - Dos bomberos del condado de Los Ángeles podrían ser despedidos y un tercero suspendido después de que algunos socorristas tomaron y compartieron fotografías del lugar del accidente del helicóptero en el que murió Kobe Bryant, su hija y otras siete personas, según documentos judiciales.

Los documentos judiciales se presentaron el lunes como parte de la demanda federal de la viuda Vanessa Bryant contra el condado de Los Ángeles que alega invasión de la privacidad. Las presentaciones proponen que el juicio del 16 de noviembre se posponga cinco meses hasta el 27 de abril de 2022, debido a una gran cantidad de material que los abogados deben revisar.

Kobe Bryant y los demás pasajeros murieron el 26 de enero de 2020, cuando el helicóptero en el que viajaban se estrelló al oeste de Los Ángeles. Los funcionarios federales de seguridad culparon al piloto por el accidente que mató a la ex estrella de Los Angeles Lakers.

Una investigación interna realizada por el Departamento de Bomberos del Condado de Los Ángeles encontró que dos bomberos, cuyos nombres no fueron revelados en los documentos judiciales, habían tomado fotos de los cuerpos en los restos del helicóptero que "no respondían a ninguna necesidad comercial", escribieron los abogados de Vanessa Bryant: y "sólo sirvió para apelar a los instintos y deseos más bajos de lo que equivalía a chismes visuales".

Luego enviaron las fotos a un tercer bombero, un oficial de relaciones con los medios que fue al lugar y compartió las imágenes con los bomberos fuera de servicio y sus esposas y novias mientras socializaban en una ceremonia de premiación en un hotel Hilton el mes después del accidente.

A los dos bomberos, uno de los cuales estaba en el sitio únicamente para monitorear los procedimientos de seguridad, se les enviaron cartas de "intención de descargar" en diciembre pasado. El tercer bombero recibió una carta de "intención de suspender". El estado laboral de los tres no fue claro de inmediato el miércoles.

Los abogados del condado de Los Ángeles han argumentado que no existe una base legal para la demanda de Vanessa Bryant porque las fotos no se difundieron públicamente. Ella no puede demandar por un "daño hipotético" que puedan ser compartidos públicamente, dijo el condado en los documentos.

El capitán Ron Haralson, portavoz del Departamento de Bomberos del condado, se negó a comentar, citando la demanda.

Varios agentes del alguacil del condado de Los Ángeles, ninguno de los cuales participó directamente en la investigación del accidente, también están incluidos en la demanda porque están acusados ​​de tomar o pasar las horripilantes fotos con familiares, amigos y, en un caso, un cliente del bar y un cantinero que luego se quejó al departamento del sheriff.

El alguacil Alex Villanueva condenó el comportamiento de los agentes y, en una medida que desde entonces ha sido fuertemente criticada, les ordenó borrar las fotos. El capitán de la estación del sheriff de Malibu-Lost Hills, que supervisa el área donde ocurrió el accidente, rechazó la decisión, pero fue anulada.

El departamento del alguacil dijo el miércoles que no tenía una actualización sobre los agentes, incluida cualquier posible disciplina tomada en su contra.

El gobernador Gavin Newsom firmó el año pasado una ley que tipifica como delito que los socorristas tomen fotografías no autorizadas de personas fallecidas en la escena de un accidente o crimen.

Los representantes del sindicato que representa a los bomberos no respondieron de inmediato a la solicitud de comentarios de AP el miércoles.

El bombero que recibió las fotos y las compartió con otros no fue nombrado en los documentos judiciales, pero Los Angeles Times informó que el capitán Tony Imbrenda presentó una demanda por represalias en noviembre. Imbrenda alegó que fue degradado por negarse a entregar su teléfono celular personal durante la investigación de las fotos, lo que dijo que era una violación de la Declaración de Derechos de los Bomberos.

Sin embargo, Imbrenda entregó el teléfono celular y la computadora portátil de su departamento, informó el Times. Su demanda dice que recibió fotos de personas que trabajaban en el lugar del accidente "como es una práctica común en todos los incidentes importantes".

Tomó sus propias fotos al día siguiente, informó el Times, pero negó haber tomado fotos de los cuerpos de las víctimas y dijo que no tomó fotos con su teléfono celular personal.

Imbrenda no respondió a una solicitud de comentarios el miércoles.

Associated Press contribuyó a este informe.