<
>

Estadios que son paraísos del jonrón en las Grandes Ligas

play
Un día como hoy: Bonds conecta su HR 715 para pasarle a Ruth (1:29)

El 28 de mayo de 2006, Barry Bonds sobrepasó a Babe Ruth en la lista de jonroneros de todos los tiempos. (1:29)

Un buen duelo de pitcheo, lanzadores con brazo de hierro sobre el montículo, capaces de dominar al bateador más explosivo y de evitar que se anoten carreras hacen las delicias de los más puristas aficionados al béisbol. Pero también hay espectadores que disfrutan la otra cara del espectáculo sobre el diamante, la de la pirotecnia con el madero.

Los fanáticos que disfrutan con los batazos largos, los de cuatro estaciones, deben acudir a alguno de estos parques de pelota en las Grandes Ligas, pues, prácticamente, tienen el show garantizado. ESPN Digital te presenta el Top 3 de estadios de la Liga Nacional y la Liga Americana, respectivamente, donde más jonrones se conectan, con base en los números de la campaña 2019 y el 'Park Factor' de cada uno de los parques, que es el cálculo de la frecuencia con que un cuadrangular ocurre, uno de los nuevos indicadores que el mundo de las estadísticas ofrece en el béisbol. Este factor nos dice qué tanto se conecta un jonrón en determinado estadio en relación con el promedio de la Liga, el cual es expresado en 1.000.

LIGA NACIONAL

COORS FIELD

El paraíso para los bateadores no sólo de la Liga Nacional, sino de todo el circuito, es el Coors Field de Colorado. La altura a la que se encuentra sobre el nivel del mar (1,580 metros), lo dotan de la atmósfera ideal para que la pelota vuele.

Este escenario ha sido casa de los Colorado Rockies desde 1995 y es una costumbre que las pelotas que ahí se utilizan sean humidificadas para disminuir su volatilidad. Tras la temporada 2019, este estadio tuvo el más alto porcentaje de cuadrangulares en la Liga Nacional, con 4.21 jonrones por cada 100 apariciones al bate. En 2019 se conectaron 276 cuadrangulares en 6,556 turnos.

El Coors Field presume el segundo mejor registro en cuanto a factor de parque para cuadrangulares con 1.266 (debe considerarse que 1.000 es una cifra neutral). El parque con el mayor factor es el de los Washington Nationals, que en 2019 alcanzó el 1.267; curiosamente, hubo otros parques del viejo circuito donde más jonrones se dispararon.

CITIZENS BANK PARK

'The Bank' o 'CBP', como es conocido entre la fanaticada de Filadelfia, es la guarida de los Philadelphia Phillies desde 2004. Tiene una capacidad para 43,651 aficionados y es otro de los parques que favorecen el vuelo de la pelota con un factor de 1.170, el tercero más alto de la Liga Nacional.

En la temporada 2019 hubo 255 palos de vuelta entera entre los conectados por el club local y por los visitantes. Su porcentaje de cuadrangulares fue de 4.05, el segundo más alto del Viejo Circuito, es decir, se dieron poco más de cuatro jonrones en cada 100 apariciones al bate, por lo que en este estadio los lanzadores deben concentrarse en no fallar en sus envíos o la factura por pagar es alta.

GREAT AMERICAN BALL PARK

Este parque de pelota tuvo un factor para el cuadrangular de 1.130 en 2019, una cifra de alto calibre entre los inmuebles de la Liga Nacional. En la pasada temporada se conectaron un total de 234 cuadrangulares en 6,095 apariciones al bate.

Este parque fue inaugurado en 2003 en Cincinnati, Ohio, casa de los Cincinnati Reds, uno de los equipos de mayor tradición en el Gran Circo. En 2019, uno de los peloteros que mejor aprovechó las bondades que ofrece para los artilleros fue el venezolano Eugenio Suárez, quien disparó 49 cuadrangulares en la campaña (casa y gira), muy por encima de los 15 que conectó su compañero Joey Votto, otro cañonero del equipo rojo.

Junto con el Coors Field y el Citizens Ballpark, es uno de los tres parques con mayor volatilidad porcentual en 2019, los tres se encuentran en el Top 4 de todo el circuito, sólo por debajo del Yankee Stadium, de la Liga Americana.

LIGA AMERICANA

YANKEE STADIUM

Los New York Yankees vienen de una temporada de ensueño en 2019 en el rubro de cuadrangulares, con un total de 306 palos de vuelta entera (en casa y gira), luego de los 267 que dispararon en 2018. En lo que se refiere al Yankee Stadium, el inmueble albergó 257 jonrones (entre el local y los visitantes), una de las mayores cifras de la Liga Americana, con un promedio de 4.28 palos de vuelta entera en cada 100 apariciones al bate.

El efecto en cuadrangulares de los Yankees en 2019 fue de 24 por ciento, la cifra más alta de cualquier escenario en las Grandes Ligas. El factor del parque del Bronx fue de 1.075 en la temporada anterior.

El dominicano Gary Sánchez conectó 19 de sus 34 cuadrangulares en casa, en tanto Aaron Judge dio 11 vuelacercas en su propio patio, de un total de 27 en la campaña regular.

Así, la nueva casa de los neoyorquinos, inaugurada en 2009, es de lo más confortable para los artilleros y un espectáculo para los aficionados que quieren disfrutar de una lluvia de cuadrangulares.

ORIOLE PARK AT CAMDEN YARDS

Enclavado en Baltimore, Maryland, y aproximadamente a tres horas de Nueva York, es un parque que ofrece bondades para los bateadores. Este escenario de la Liga Americana fue testigo de la mayor cantidad de cuadrangulares en la temporada 2019, con un total de 289.

El porcentaje fue de 4.57 por ciento en un total de 6,322 turnos al bate, un banquete para los órdenes al bat. El factor del Oriole Park fue de 1.262 en 2019.

Trey Mancini conectó 18 de sus 35 cuadrangulares en Camden Yards.

Este parque fue inaugurado en 1992 y, en su momento, fue uno de los escenarios más modernos y de los primeros en integrar a su arquitectura la vista de los edificios del centro de Baltimore por encima de los jardines central y derecho.

GLOBE LIFE PARK IN ARLINGTON

La casa de los Texas Rangers tuvo un factor de 1.062 en 2019. En él se conectaron un total de 239 cuadrangulares. Si bien el parque de la Americana en el que más jonrones hubo la temporada pasada, sólo por debajo de Baltimore Orioles, fue el estadio de Houston (282), los porcentajes y el factor del parque de los Rangers lo ubican en el Top 3 de la Liga Americana con un total de 3.71 jonrones por cada 100 turnos al bate.

Este parque está flanqueado por el moderno estadio de los Dallas Cowboys, de la NFL, y por el parque de diversiones Six Flags. Es uno de los escenarios edificados hacia abajo, es decir, al nivel de la calle no parecería tan majestuoso, pero una vez dentro, se observa el gran boquete hacia abajo, en donde está enclavado el terreno de juego.

Este parque fue inaugurado el 1 de abril de 1994 y la de 2019 fue su última temporada como casa de los Rangers. Habrá que esperar a conocer cuál será el comportamiento de la pelota en el nuevo Globe Field, cuya inauguración aguarda a que se dé luz verde para que se cante el 'playball' de la temporada 2020, en medio de la pandemia por Coronavirus.