<
>

Fuente: Tony La Russa seguirá como mánager de ChiSox en 2022

play
Astros eliminan a los White Sox a fuerza a batazos. ¿Decepción o fracaso para Chicago? (3:55)

Leonte Landino, Héctor Cruz y Damián D. Averhoff analizan las claves de la victoria de Houston sobre Chicago, y lo que les esperará en la siguiente serie ante los Boston Red Sox. (3:55)

Tony La Russa volverá a dirigir a los Chicago White Sox para la temporada 2022, dijo una fuente a ESPN.

Las estrellas de los White Sox, Tim Anderson y José Abreu, habían presionado públicamente para que La Russa, de 77 años, regresara esta semana después de que Chicago fuera eliminado por los Houston Astros en el Juego 4 de la Serie Divisional de la Liga Americana.

"Quiero que vuelva", dijo Anderson el jueves. "Al final del día, mi decisión realmente no importa. Supongo que todo depende de lo que piense la oficina principal... Definitivamente lo quiero. Creo que hizo un gran trabajo con la forma en que manejó y simplemente estar abierto".

El miércoles, Abreu había dicho que "estaba bastante seguro" de que La Russa regresaría.

"No nos dejará solos. Va a estar con nosotros", dijo Abreu, según el Chicago Sun-Times.

Abreu también dijo que aprecia los comentarios de La Russa después del juego. La Russa dijo que Abreu fue golpeado "intencionalmente" por el relevista de los Astros Kendall Graveman en la parte baja de la octava entrada en el Juego 4.

"Fue una reacción natural. Ese es el tipo de reacción que tendría si algo le sucediera a uno de mis hijos", dijo Abreu a los periodistas, según MLB.com. "Tony estaba tratando de protegerme, y siempre está tratando de protegernos".

El futuro de La Russa era un signo de interrogación después de que terminara la temporada de los White Sox el martes. Luego dijo que depende primero de la gerencia y luego de los jugadores. Si lo quieren de regreso, entonces "verifica y ve si tienes el deseo de seguir manejando, y yo lo hago", dijo.

El presidente Jerry Reinsdorf atrajo a La Russa a Chicago después de su retiro para una segunda temporada con la franquicia que le dio su primer trabajo como mánager de Grandes Ligas, con la esperanza de que el tres veces ganador de la Serie Mundial pudiera llevar a un equipo repleto de estrellas a una carrera profunda en octubre.

La Russa no había llenado una tarjeta de alineación desde que llevó a los St. Louis Cardinals al campeonato de la Serie Mundial en 2011, y había dudas sobre cómo sus costumbres de la vieja escuela encajarían con las estrellas jóvenes y vibrantes del equipo como Anderson.

"Todos pensaron que no nos íbamos a llevar bien", dijo Anderson, quien formó su primer equipo All-Star esta temporada. "Pero en general, estuvimos hablando detrás de escena todo el tiempo. Solo para él, los jugadores son lo primero y él lo da a conocer. Somos una gran familia".

La Russa tuvo un desacuerdo público con un par de sus jugadores después de que regañó a Yermin Mercedes por dar un jonrón en conteo de 3-0 durante la novena entrada de una victoria por 16-4 sobre Minnesota en mayo.

Pero con una de las mejores alineaciones y cuerpo de lanzadores en el béisbol, los White Sox alcanzaron un récord de 93-69 y vencieron a Cleveland por 13 juegos en la División Central de la Liga Americana, ganando por primera vez la división en 13 años. El total de victorias fue el más alto desde que el equipo campeón de la Serie Mundial de 2005 tuvo marca de 99-63.

La Russa superó a John McGraw en el segundo lugar en la lista de mánagers con más victorias de todos los tiempos detrás de Connie Mack mientras guiaba a los White Sox a su segunda aparición consecutiva en los playoffs. Nunca habían llegado a la postemporada en años consecutivos. Pero después de ser noqueados por los Oakland Athletics en la ronda de comodines en 2020, nuevamente fallaron en avanzar y fueron derrotados por Houston de manera convincente.

"Creo que hizo un gran trabajo, entrando y siendo parte de lo que hemos estado tratando de hacer", dijo Anderson. "No podría estar más feliz de lo que hizo. La relación fue excelente en general. Todo el mundo se llevaba bien con él. Creo que entró e hizo lo que se suponía que debía hacer".