<
>

Premios de mitad del año en el boxeo: 'Bam' Rodríguez, Bivol, Taylor y más

play
David Faitelson: "Si Canelo descuida el gimnasio, encima del ring no existe" (2:48)

El analista de ESPN aseguró que una victoria sobre GGG no va a resarcir al Canelo de lo que pasó con Bivol, además, subrayó que si el mexicano se distrae del boxeo, no tiene las herramientas para compensar como sí la tuvieron en su momento Rubén Olivares, (2:48)

Desde el anuncio de retiro de Tyson Fury que pocos creen, hasta la sorpresiva derrota de Saúl "Canelo" Álvarez ante Dmitry Bivol, el 2022 ha estado lleno de momentos que estremecieron al mundo del boxeo... y pensar que aún nos quedan seis meses en el calendario.

En este ecuador del año, tenemos varios boxeadores aventajados en su lucha por capturar premios anuales. Obviamente, está el ascenso de Jesse "Bam" Rodríguez y el choque en el peso pluma entre Leigh Wood y Michael Conlan, que se convirtió en clásico instantáneo.

Y finalmente, el boxeo femenino asumió protagonismo con un programa disputado a casa llena en el Madison Square Garden y un combate inolvidable entre Katie Taylor y Amanda Serrano, digno de una pelea estelar.

A continuación, les presentamos las selecciones de ESPN como los momentos (y boxeadores) más impactantes del primer semestre de 2022:

Pelea masculina: Leigh Wood-Michael Conlan

La batalla por el título "regular" AMB del peso pluma contó con todo lo que se puede querer de un candidato al combate del año. Ambos boxeadores cayeron a la lona: Wood en el asalto inicial, Conlan en el último. Hubo múltiples altibajos a lo largo de la pelea, una lucha brutal de principio a fin.

Sin embargo, fue el final lo que hizo que este combate se impusiera sobre todos. Conlan, con ventaja en las tres tarjetas antes del último asalto, necesitaba ganar el duodécimo round para alzarse con el título. Si Wood ganaba el asalto, el choque habría quedado en empate. Por el contrario, Wood inmovilizó a Conlan contra las cuerdas para noquear al irlandés, expulsándolo del cuadrilátero a golpes.

Conlan, medallista olímpico de bronce, salió volando de cabeza entre las cuerdas en una escena espeluznante. Fue uno de los nocauts más inolvidables en tiempos recientes, que puso punto final a una increíble pelea escenificada en un ambiente bullicioso en Nottingham, Inglaterra, terruño de Wood.


Finalista: Jermell Charlo-Brian Castaño II: En una reedición de ida y vuelta del enfrentamiento por el campeonato indiscutible del peso super welter, Charlo no dejó dudas noqueando a Castaño en el décimo asalto, capturando los cuatro títulos de la categoría. Durante la primera mitad del combate, todo parecía indicar que superaría a la pelea Wood-Conlan hasta que Charlo asumió el control y puso fin al combate con contundencia.


Pelea femenina: Katie Taylor-Amanda Serrano

La expectativa por esta pelea (que tardó años en producirse) fue inmensa. Fue promocionada como el combate más importante de la historia del boxeo femenino, generó ganancias por siete cifras a sus participantes y la combinación de Taylor con Serrano fue la primera dupla de pugilistas femeninas en encabezar un programa boxístico en el Madison Square Garden. Por ello, Taylor y Serrano tenían mucha presión: dos futuras miembros del Salón de la Fama y con argumentos para ser consideradas las dos mejores pugilistas del mundo, obligadas a dar a la afición una actuación de primer nivel.

Subieron al cuadrilátero en un Madison Square Garden repleto y dieron una demostración que se mantuvo vigente en el debate boxístico por varios meses: toda una rareza para cualquier combate, más aún en el caso de una pelea femenina. Si bien es cierto que Taylor ganó por decisión dividida (96-93, 97-93, 94-96), se podían esgrimir argumentos a favor de ambas, e incluso por un empate. Todos los asaltos fueron competitivos y la pelea terminó con Taylor y Serrano intercambiando golpes en rápida sucesión en medio del cuadrilátero, con la multitud de pie pidiendo más acción.

Son raras aquellas peleas que satisfacen todas las expectativas. Casi inauditas son las peleas que las superan, como fue el caso de Taylor-Serrano. Cuesta imaginar un combate este año (masculino o femenino) que se le acerca en magnitud o habilidad.

También se convirtió en una pelea que ayudó a impulsar a este deporte. Los choques entre Claressa Shields y Savannah Marshall por el título indiscutible del peso mediano y Mikaela Mayer y Alycia Baumgardner por el título unificado del peso super welter ya fueron pautados para el próximo 10 de septiembre, buscando capitalizar el auge creado por Taylor-Serrano.


Boxeador masculino: Jesse "Bam" Rodríguez

Sólo hay un boxeador de primer nivel que ha peleado dos veces este año. Y Rodríguez aprovechó ambas oportunidades con creces.

Con apenas 22 años, Rodríguez saltó de categoría con su pelea de febrero pasado contra Carlos Cuadra, su primera en las 115 libras. Envió a Cuadras a la lona en el tercer asalto con un uppercut, para luego imponerse sin problemas por decisión.

Su segunda actuación fue mucho mejor. Rodríguez dio una actuación magistral a finales de junio con su impresionante triunfo sobre Srikaset Sor Rungvisai. Rodríguez parecía haber ganado todos los asaltos antes de dejar caer al excampeón en el séptimo asalto, para luego obtener una sorpresiva victoria por nocaut en el octavo.

Rungvisai noqueó brutalmente a Román González y venció por decisión a Juan Francisco Estrada, dos futuros miembros del Salón de la Fama. Evidentemente, Rodríguez tiene un talento especial y si puede vencer contundentemente uno (o dos) combates en 2022, el codiciado premio debería ser suyo a fin de año.


Finalista: Dmitry Bivol: Con su sorpresivo triunfo sobre "Canelo" Álvarez, hasta entonces rey "libra por libra" del boxeo, Bivol tiene grandes posibilidades de llevarse los honores al púgil del año. Sin embargo, es probable que Bivol requiera obtener una segunda victoria notable para imponerse sobre sus competidores. Con "Canelo" y el campeón del peso semipesado Artur Beterbiev aparentemente comprometidos para disputar otros combates, eso podría resultarle difícil.


Boxeadora femenina: Katie Taylor

Hay otras boxeadoras a tomar en cuenta, entre ellas la campeona indiscutible del peso welter Jessica McCaskill y Amanda Serrano. Sin embargo, Taylor venció a Serrano por decisión dividida en abril pasado, consolidando su posición como la boxeadora número uno del mundo después de la victoria más importante en el combate más importante de su carrera.

Imponerse a Serrano en una pelea llena de acción, en la que todo parecía indicar que Taylor (21-0, 6 KO) estaba acabada en la primera mitad del combate para después remontar y llevarse el triunfo, sólo sirvió para acrecenta∫r su legado como campeona. Podría tener competencia en la lucha por el premio de boxeadora del año en el futuro (incluyendo las vencedoras de los combates Claressa Shields-Savannah Marshall y Mikaela Mayer-Alycia Baumgardner). A pesar de ello, es probable que Taylor haya logrado la mejor victoria del año, independientemente de su rival.

Taylor es una leyenda. Está dispuesta a pelear contra las mejores siempre que puede, tal como lo demostró en sus choques con Serrano este año: dos peleas contra Delfine Persoon en 2019 y 2020, y una contra Jessica McCaskill en 2017. Y siempre gana. Todo el tiempo. Quizás no tenga las estadísticas de nocaut de otros boxeadores, pero no las necesita. Su combinación de velocidad y defensiva le ha convertido en uno de las boxeadores más triunfadores de todos los tiempos (independientemente de su género) y la mantiene como la mejor pugilista femenina del mundo.


Batacazo: Dmitry Bivol sobre Saúl "Canelo" Álvarez

Bivol era el menos favorito por margen 4-1 y boxeó de forma brillante contra el púgil ampliamente considerado como el mejor del mundo. El ruso aumentó su nivel de competitividad y mostró una agresividad nunca vista en él durante el combate más grande de su vida.

Bivol impresionó con su jab y trabajo de piernas, logrando mantener a Álvarez del otro lado de su jab. También utilizó varias fintas y un sentido agudo de su alcance para evitar los poderosos golpes del mexicano. Quizás lo más impresionante fue que Bivol se mantuvo firme y propinó combinaciones de cuatro y cinco golpes con contundencia.

Las tarjetas 115-113 disimulan el desarrollo desigual de la pelea. Álvarez ganó tres asaltos a lo sumo.

En retrospectiva, la derrota de "Canelo" contra un boxeador de mayor contextura física que puede moverse con agilidad no parece ser la mayor sorpresa. Sin embargo, el nivel recientemente mostrado por "Canelo" daba la sensación de que era prácticamente invencible, y costará conseguir a alguien que daba a Bivol como su favorito. Mucho menos para imponerse de forma tan dominante.


Finalista: Héctor García sobre Chris Colbert: A criterio de las casas de apuestas, éste fue el mayor batacazo, siendo Colbert el favorito 30-1 para algunas bancas. Sin embargo, García tiene muchísimos argumentos para decir que su victoria es la más sorprendente del año, por encima del triunfo de Bivol sobre Álvarez.


Nocaut: Wood sobre Conlan

Siempre que se despacha al oponente por las cuerdas para que el árbitro cuente hasta 20 (es cierto: se confieren 10 segundos extra para aquellos knockdowns en los que se cae por fuera del cuadrilátero), es una apuesta segura como candidato al nocaut del año.

Wood catapultó a Conlan expulsándolo del cuadrilátero. para un dramático nocaut en el duodécimo asalto, lo que hizo recordar al derechazo de Oleg Maskaev que despachó a Hasim Rahman hacia la mesa de los comentaristas de la cadena HBO en su combate de 1999. Wood estaba urgido de una victoria tan contundente. En el mejor de los casos, Conlan estaba a punto de quedar en un empate si seguía de pie.


Finalista: Tyson Fury sobre Dillian Whyte: El nocaut propinado por Fury no fue tan dramático; sin embargo, se produjo de forma repentina y le dio un final explosivo a una pelea sorprendentemente aburrida. Un único uppercut con la derecha (un golpe perfecto) hizo que Whyte cayera sobre la lona en el estadio Wembley de Londres. El retador logró superar el conteo; no obstante, cuando se evaluaba su aptitud para seguir, tropezó con las cuerdas y se detuvo la pelea. Usualmente, se confieren estos premios a nocauts mucho más brutales, por lo que sería toda una sorpresa si se mantiene para fin de año en contención por el reconocimiento. Pero hay que conferir puntos extra a un nocaut en una pelea por el título del peso completo.


Sorpresa: Josh Taylor vence por decisión a Jack Catterall

Taylor era el gran favorito para retener su campeonato indiscutible del peso superligero. Pero apenas pudo escaparse con sus cuatro títulos luego de chocar por 12 asaltos con Catterall.

Peleando frente a su afición local en Glasgow, Escocia, Taylor se vio superado en gran parte de la pelea y todo parecía indicar que se definiría por reñida puntuación en las tarjetas. Sin embargo, Taylor fue declarado vencedor por decisión dividida, imponiéndose por tres puntos en una tarjeta y solo una unidad en otra.

Si existe un combate que clama a gritos por una revancha, es éste. Y Taylor parece enrumbarse a la revancha luego de dejar vacante su título del CMB por haber rechazado enfrentarse al principal contendor José Zepeda, con miras a concretar la revancha con Catterall.


Evento: Boxeadores ucranianos se unen contra ataque ruso

Cuando Ucrania fue invadida en febrero pasado por fuerzas militares rusas, el apoyo no tardó en llegar gracias a un grupo de grandes boxeadores que tomaron las armas para defender la causa ucraniana.

Por supuesto, están los hermanos Klitschko. Vitali, alcalde de Kiev, lidera las fuerzas de resistencia y se unió a un batallón de defensa territorial en la capital de Ucrania, acompañado por Wladimir.

El campeón del peso pesado Oleksandr Usyk también se incorporó a un batallón de defensa, al igual que el ex campeón de tres divisiones Vasiliy Lomachenko.

Lomachenko se aprestaba a retar a George Kambosos por cuatro títulos del peso ligero el 5 de junio en Australia; sin embargo, decidió declinar la oportunidad con su país en medio de una guerra.

Luego de una profunda reflexión y pasar tiempo defendiendo a su país y familia (esposa y tres hijos), Usyk decidió proceder con su revancha prevista contra Anthony Joshua.

Usyk y Joshua se verán las caras el 20 de agosto en Jeddah, Arabia Saudita, para disputar los tres cinturones del peso completo que le arrebató a Joshua en un combate desigual disputado en septiembre pasado.

Usyk afirma haberse inspirado para chocar con Joshua durante una visita a un hospital con soldados heridos. "Ellos... me pidieron... pelear por el país", afirmó recientemente Usyk. "...Quiero vivir allí y después de la pelea, volveré a Ucrania".

Usyk no requirió permiso para salir de Ucrania durante la guerra debido a una excepción prevista en la ley marcial para los padres de al menos tres hijos (Lomachenko tiene dos).