Andy Ruiz Jr. estuvo a punto de colgar los guantes: Manny Robles

La celebración de Andy Ruiz al ganar el título mundial pesado estuvo cerca de no ser realidad Al Bello/Getty Images

La felicidad inunda a Andy Ruiz, a su familia, su equipo de trabajo y millones de personas en el mundo debido a su sorpresivo triunfo ante Anthony Joshua, pero hace unos meses, el púgil mexicano le dijo a su entrenador que estaba a punto de colgar los guantes porque las cosas no se le estaban dando.

"Andy estaba viviendo una situación difícil, a punto de colgar los guantes, decía 'ya'. Le dije que aguantara, que no se agüitara, le hablaba todos los días. 'Vente al gimnasio', le prometía que la vida le iba a cambiar", recordó Manny Robles, entrenador del hoy triple campeón de peso pesado en charla con ESPN.

"Vivimos una etapa difícil los dos, él se la estaba viendo difícil tanto en lo económico como en lo deportivo, tenía problemas con su promotora (Top Rank), apenas sacaba los gastos para lo necesario y él quería darle una buena vida a sus hijos, tenía sus responsabilidades, no le estaba yendo bien y lo que te afecta en casa te afecta en el gimnasio", confesó.

Pero un sueño de Manny alimentó la esperanza. "Un día soñé que le ganaba a Joshua con un volado de derecha y hasta me desperté. Se lo platiqué, le dije que eso era señal de que la vida le iba a cambiar. Le dije: 'En un año tú vas a pelear por el campeonato mundial y va a ser con Anthony Joshua' y este año empezaron a cambiar las cosas, firmó con Al Haymon, le dieron la fecha en abril con Alexander Dimitrenko, le ganó y luego consiguió la pelea con Joshua", reveló Robles.

"Y creo que de tanto estar ching... Hearn se enfadó y le dijo que le pusiera en contacto con su promotor y en menos de una semana se hizo la pelea y no nos pudo llegar en mejor momento porque Andy venía de trabajar 10 semanas para un rival fuerte y alto como Dimitrenko y ahora tenía cinco semanas para trabajar para otro rival fuerte y alto como Joshua", destacó.

Y ya en el ring, no fue con un volado de derecha con lo que Andy acabó la pelea, pero sí fue ese golpe con el que mandó una vez a su rival. "Lo único que me sorprendió de la pelea fue la forma en que Andy se levantó de la lona, como que Joshua lo hizo enojar, de ahí en fuera la velocidad, movimiento de cintura, la calma, la defensa, todo salió como habíamos trabajando", externó.

Finalmente, sobre la posibilidad de una revancha, dijo Manny que habrá que llegar mucho mejor que para esta pelea. "Hay que prepararse para lo mejor, sin exceso de confianza, hay que ponerse a trabajar y seguir aprendiendo, mejorando en lo boxístico, evaluar la primera pelea, ver lo que hicimos mal, corregir y lo que hicimos bien mejorarlo, así nada más. Será una revancha explosiva", finiquitó Manny.