<
>

Siete peleas intrigantes para ver en los primeros dos meses de 2020

play
Diez peleas que definieron la década (1:43)

Repasamos algunos de los combates que hicieron las primeras planas los últimos 10 años (1:43)

Acaba de terminar un año entretenido para el deporte del boxeo. Hubo muchos combates de unificación y una abundancia de candidatos legítimos para la pelea del año. Y ese impulso debe continuar en 2020.

Los primeros dos meses del año parecen prometedores, con estas peleas como algunas de las más destacadas.

1. Deontay Wilder vs. Tyson Fury 2 – 22 de febrero en Las Vegas

El enfrentamiento: Wilder (42-0-1, 41 KO), el campeón peso pesado del CMB, viene de dos espectaculares nocauts en 2019. Wider superó a Dominic Breazeale en un round en mayo, y luego se anotó un electrizante KO de un golpe en el séptimo riund para derrotar a Luis Ortiz en su revancha en noviembre. No hay pegador más devastador que "The Bronze Bomber". Fury (29-0-1, 20 KO), el campeón lineal, se ha convertido en uno de los personajes más coloridos del deporte, y mejoró dicho perfil el año pasado cuando hizo una aparición en la WWE y trabajó para expandir su exposición como figura internacional. Después de vencer fácilmente a Tom Schwarz en junio, tuvo un momento mucho más difícil en una decisión de 12 asaltos sobre Otto Wallin en septiembre. Él entra en esta revancha con un nuevo entrenador en Javan "Sugar" Hill, quien reemplaza a Ben Davison.

Por qué es importante esta pelea: Anthony Joshua tiene los otros tres cinturones principales, pero el ganador de la revancha de Wilder-Fury debe ser reconocido como el campeón de peso pesado del mundo. Actualmente, Wilder ocupa el puesto número 1 por ESPN en la división, con Fury en tercer lugar. Después de empatar su primera pelea en 2018, se tomaron todo 2019 para marinar esta revancha. Con sus grandes personalidades, las cosas podrían ser divertidas desde ahora hasta la noche de pelea en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas.

La intriga: ¿Quién puede mejorar más desde su primer encuentro? ¿Puede Fury mantenerse alejado de la mano derecha alardeada de Wilder, después de ser enviado al lienzo dos veces en el primer combate? ¿Podrá Wilder lanzar un ataque ofensivo mucho más consistente contra el elegante Fury y asegurar su victoria número 42?


2. Danny Román vs. Murodjon Akhmadaliev – 30 de enero en Miami

El enfrentamiento: Extrañamente, Román (27-2-1, 10 KO) es pasado por alto. No lo ves en ninguna de las listas de los mejores libra por libra a pesar de ser un campeón unificado de peso junior pluma. De hecho, Rey Vargas y Emanuel Navarrete están clasificados por encima de él en la lista de ESPN. Pero Román no ha perdido una pelea desde 2013, un lapso de 19 peleas, y en su pelea más reciente, unificó su cinturón de la AMB con el título de la FIB tras vencer a TJ Doheny en una pelea entretenida. En Akhmadaliev (7-0, 6 KO), Román se enfrenta a un boxeador con experiencia limitada; pero Akhmadaliev es parte de una ola de luchadores talentosos y ambiciosos de Uzbekistán que rápidamente están haciendo olas en el deporte. Akhmadaliev, de 25 años, entrenado por Joel Díaz, es más que un desvalido en esta pelea.

Por qué es importante esta pelea: Román está en una lucha por respeto. Y más temprano que tarde, le gustaría tener la oportunidad de consolidar los cinturones en esta categoría de peso frente a Vargas y/o Navarrete. Pero Román solo puede hacer que eso suceda si supera al duro Akhmadaliev, quien es su retador obligatorio de la AMB. Esta no era una defensa opcional escogida a mano; Román se enfrenta a Akhmadaliev porque tiene que hacerlo.

La intriga: Estos dos estaban programados para enredarse en septiembre, pero Román tuvo que retirarse de la pelea cuando sufrió una lesión en el hombro. El equipo de Akhmadaliev cuestionó públicamente la severidad de la lesión, y eso enfureció a un Román que normalmente es reservado. Este combate se ha vuelto personal. ¿Funciona eso a favor o en contra de Román?


3. Mikey García vs. Jessie Vargas – 29 de febrero en Frisco, Texas

El enfrentamiento: García (39-1, 30 KO) viene de una derrota desigual ante Errol Spence Jr. en marzo. Fue una pelea de peso wélter por la cual García subió dos pesos. Uno pensaría que la naturaleza de esta derrota aceleraría el regreso por lo menos al peso junior wélter, pero García insiste en que puede competir en 147. Independientemente de eso, García es uno de los boxeadores más sólidos en el deporte. Vargas (29-2-2, 11 KO), quien sostuvo brevemente el cinturón de 147 libras de la OMB, es un boxeador sólido que ha competido contra agunos como Timothy Bradley Jr., Sadam Ali, Manny Pacquiao y Adrien Broner.

Por qué es importante esta pelea: el ganador de este enfrentamiento pasará a cosas más grandes y mejores en la división de peso wélter, donde hay algunos campeones de alto perfil en Pacquiao, Spence y Terence Crawford.

La intriga: Es muy simple. ¿Tuvo García simplemente una noche muy mala frente a un Spence muy bueno? ¿O es García un tipo que no está hecho para ser un peso wélter? Vargas debería ser un buen barómetro de donde se encuentra García.


4. Jose Ramírez vs. Viktor Postol – 1 de febrero en China

El enfrentamiento: Ramírez (25-0, 17 KO) tuvo un gran 2019. Después de una defensa complicada de su título del CMB de 140 libras contra el astuto zurdo José Zepeda en febrero, Ramírez derrotó a su colega titular Maurice Hooker en Arlington, Texas, y agregó el cinturón de la OMB a su colección con un nocaut técnico en el sexto rounda. Ramírez es un boxeador que le gusta presionar para cerrar la brecha y ocuparse adentro con ambas manos. Postol (31-2, 12 KO) es un boxeador disciplinado que tiene una forma de obstaculizar el ataque ofensivo de su oponente. Las únicas dos derrotas de Postol fueron enfrentado a la máxima oposición, Terence Crawford y Josh Taylor, en decisiones unánimes.

Por qué es importante esta pelea: Se habla mucho de Ramírez enfrentándose a Taylor, quien posee los títulos de la AMB y la FIB, en algún momento en 2020, pero Ramírez tiene algunos combates obligatorios que cumplir, y Postol es uno de ellos. A pesar de todas las peleas desafortunadas creadas por los organismos sancionadores, con la misma frecuencia permiten que hombres como Postol obtengan oportunidades de título que de otra manera no se les darían. Este es un muy buen enfrentamiento de peso junior wélter. Ramírez es el número 1 en 140, según ESPN, mientras que Postol es quinto.

La intriga: Después de su electrizante victoria sobre Hooker, ¿puede Ramírez evitar una decepción y centrarse en Postol? A menudo, las peleas antes o después de una gran cita son las más difíciles de preparar. Y si Ramírez tiene algo cerca de una mala noche, Postol es lo suficientemente hábil como para hacerle la vida difícil en búsqueda de conservar sus títulos.


5. Tevin Farmer vs. Joseph Díaz – 30 de enero en Miami

El enfrentamiento: Actualmente el campeón junior ligero de la FIB, Farmer (30-4-1, 6 KO), es uno de los boxeadores más hábiles del deporte. El zurdo de Filadelfia no tiene mucho poder, pero es un blanco difícil de encontrar dentro del ring. Después de un comienzo difícil en su carrera (perdió su debut profesional y tres de sus primeros ocho combates), Farmer lleva invicto en sus últimas 24 peleas. En "JoJo" Díaz (30-1, 15 KO), Farmer encontró un compañero de baile sólido y conocido. Tras los Juegos Olímpicos de 2012, Díaz comenzó su carrera como peso pluma y se abrió camino hasta una pelea contra el talentoso Gary Russell Jr. por el título del CMB. Aunque Díaz se quedó corto, hizo un esfuerzo respetable. Díaz no es un golpeador duro, sino un francotirador con una base fuerte y fundamental.

Por qué es importante esta pelea: Ambos boxeadores se han estado buscando entre sí por alrededor de un año, y ambos zurdos necesitaban una pelea significativa. Aunque Farmer estaba acumulando defensas del título, no estaban resonando con el público del boxeo. Díaz ciertamente estaba inquieto mientras esperaba su próxima oportunidad por el título, mientras decidía en qué clase de peso haría campaña. Farmer es clasificado en segundo lugar en las 130 por ESPN, mientras que Díaz es noveno.

La intriga: Esta pelea nos dirá cuán bueno es Farmer. Si bien Russell pudo superar a Díaz en 2018, ¿cómo Farmer manejará a JoJo? Díaz estaba en el mismo equipo olímpico de EE. UU. que Spence, Ramírez, Jamel Herring y Rau'shee Warren (quienes se han convertido en campeones mundiales), y siempre ha creído que es un talento de élite. Esta es otra oportunidad para que Díaz lo pruebe. ¿Aprendió de esa derrota ante Russell?


6. Eleider Álvarez vs. Michael Seals – 18 de enero en Verona, New York

El enfrentamiento: Álvarez (24-1, 12 KO) es el ex campeón semipesado de la OMB. Ganó ese cinturón al noquear a Sergey Kovalev en siete rounds en el 2018, y luego fue dominado en la revancha a principios de 2019. Álvarez es un boxeador físicamente fuerte y robusto, que lleva en el ranking de peso semipesado durante años. Actualmente, es clasificado sexto por ESPN. Seals (24-2, 18 KO) es uno de los pegadores más duros del deporte; puede ser tan vulnerable como peligroso.

Por qué es importante esta pelea: Ambos boxeadores están afiliados a Top Rank, que está profundamente invertido en la división semipesada, ya que promueven a Artur Beterbiev (quien posee los títulos CMB/FIB), Oleksandr Gvozdyk y Gilberto Ramírez. El ganador de esta pelea dará un paso crucial a una posible pelea importante en esta división más adelante en 2020.

La intriga: Álvarez es un boxeador robusto, del tipo que es muy difícil de abollar. ¿Puede Seals herirlo? Y si no, ¿puede Álvarez mostrar consistencia a largo plazo para ganar esta pelea? Alvarez tiene 35 años y Seals 37. Ambos veteranos están obligados a ganar.


7. Jaime Munguía vs. Spike O'Sullivan – 11 de enero en San Antonio

El enfrentamiento: Munguía (34-0, 27 KO) recientemente abandonó el cinturón de peso junior mediano de la OMB y está haciendo su viaje inaugural como peso mediano. Después de convertirse en uno de los campeones más jóvenes en el deporte en 2018 cuando derrotó a Sadam Ali, Munguía pareció estancarse en su desarrollo. El miembro del Salón de la Fama Erik Morales ahora está trabajando como su entrenador principal para que vuelva a encarrilarse y devolverle su identidad dentro del ring. O'Sullivan (30-3, 21 KO) es un boxeador amigable para los fanáticos, que estará más que dispuesto a tirar golpes con Munguía en el Alamodome.

Por qué es importante esta pelea: Ahora que Munguía está en 160, brinda otro nombre interesante a una división ya profunda y talentosa. Este es el tipo de pelea que no solo medirá cómo se aclimata a la clase de peso, sino cómo se lleva con el “Terrible” Morales.

La intriga: Esta debería ser una batalla entretenida. O'Sullivan aporta un estilo muy favorable para Munguía, quien a pesar de tener un título mundial alrededor de su cintura, todavía es una prospecto en desarrollo. La gente olvida que solo tiene 23 años y estaba abultado en sus peleas más recientes en 154. Será interesante ver cómo le va como peso mediano.