<
>

Roberto Durán se sintió como el "rey del mundo" tras su victoria sobre Sugar Ray Leonard

play
'Sugar Ray' vs. 'Mano de Piedra', intercambio de golpes desde el 1er round (2:51)

Ray Leonard y Roberto Durán protagonizaron uno de los grandes combates en la historia del boxeo cuando el 20 de junio de 1980 se subieron al ring en Montreal, Canadá. El panameño se llevó la victoria en una cerrada decisión unánime. (2:51)

Roberto Durán Samaniego celebró 103 victorias durante sus casi 31 años de carrera, pero ninguna fue tan grande como la que logró hace 40 años sobre el no menos grandioso estadounidense ‘Sugar’ Ray Leonard.

El panameño Durán retó a Leonard por el campeonato de peso wélter del Consejo Mundial de Boxeo un 20 de junio de 1980 en el Estadio Olímpico de Montreal, Canadá. De acuerdo con el Washington Post, las apuestas estaban 9-11, es decir que, si apostabas 11 dólares por Leonard, cobrabas 5, mientras que si apostabas 5 por Durán, entonces ganabas 9 dólares.

Leonard, invicto en 27 combates, regresaba por la puerta grande al escenario en que se colgó la medalla de oro cuatro años atrás durante los Juegos Olímpicos de 1976. Era la segunda defensa del campeonato de las 147 libras que le quitó a Wilfredo Benítez, el peleador más joven en la historia en haber conquistado un campeonato del mundo con 17 años.

Durán, entonces con 71 victorias y una derrota, había logrado una extraordinaria campaña en la división de los pesos ligeros antes de subir al wélter. Después de dos años en esta nueva categoría, finalmente llegaba la oportunidad para ir por el verde y oro, un nuevo campeonato en su carrera. No muchos creían en Durán, pero con mucha determinación, acudió a la cita con la historia precedido de una sólida campaña mediática.

Las bolsas: 9 millones de dólares para Leonard por 1.5 millones de dólares para Durán. Tras una gran pelea y 15 rounds vibrantes, ‘Mano de Piedra’ se alzaba con todo lo alto con tarjetas de 146-144, 145-144 y 148-147 para consagrarse como el nuevo campeón del mundo y definitivamente uno de los mejores libra por libra del orbe.

“Cuando yo pelee la primera vez con Leonard, estaba en muy buenas condiciones”, recordó hace unos días Durán. “Yo era el rey del mundo”, añadió Roberto, quien tuvo que dar revancha meses después y terminó cayendo por la misma vía.

“Sin duda ese triunfo es uno de los cinco más grandes que haya tenido el boxeo latino en la historia, porque Sugar Ray Leonard era el ídolo, estaba invicto y nadie pensó que Durán podría ganarle. Pero lo hizo y de gran forma, dando pie a una de las trilogías más recordadas en este deporte”, destacó hace unos días el presidente del CMB, Mauricio Sulaimán.

La victoria de Durán sobre Leonard en sí lo catapultó en la escena internacional, y después estuvo 21 años más enfrentándose a lo mejor, conquistando más campeonatos hasta convertirse en el primer latino en la historia en consagrarse como tetracampeón del mundo y definitivamente como uno de los mejores púgiles de América Latina, junto a otras leyendas como Julio César Chávez, José Ángel ‘Mantequilla’ Nápoles y Carlos Monzón.

MÁS: The Greatest, Mano de Piedra: Los mejores apodos en el boxeo profesional