<
>

Fuentes: Tyson Fury-Dillian Whyte pelearán tras colapso de acuerdo para paso al costado de Anthony Joshua

play
Una noche memorable para el boxeo mundial (2:34)

Tyson Fury gana por la vía del KO a Deontay Wilder en el round 11. (2:34)

Tyson Fury y Dillian Whyte se encontrarán en el ring después de todo.

Hubo un acuerdo en principio para que tanto Whyte como Anthony Joshua se hicieran a un lado y renunciaran a los combates planificados con Fury y Oleksandr Usyk, respectivamente, a cambio de millones de dólares, pero el trato fracasó después de que las partes intentaron renegociar en el último momento, fuentes le dijo a ESPN el jueves.

El acuerdo propuesto habría allanado el camino para que Fury pelee contra Usyk por el campeonato indiscutible de peso pesado en junio en Arabia Saudita, dijeron las fuentes. Se cree que la tarifa de sede de $155 millones que el Reino de Arabia Saudita ofreció el año pasado por una pelea entre Fury y Joshua estaba en juego. Dinero de ese paquete habría ido tanto a Whyte como a Joshua.

Whyte (28-2, 19 KOs) es el retador obligatorio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), por lo que se le debe una oportunidad inmediata por el título contra Fury. Los derechos de esa pelea ahora se subastarán en la puja del viernes, que se ha pospuesto varias veces para dar tiempo a que se cierre un acuerdo de paso al costado. Es posible que la pelea aterrice en el Reino Unido en la primavera, pero dependerá del promotor que gane la subasta.

No hay negociaciones serias para Fury-Whyte antes de la oferta de bolsa, según las fuentes.

Joshua, el ex campeón unificado de peso pesado, fue derrotado por Usyk (19-0, 13 KOs) de manera dominante en septiembre. El peleador de 32 años ejerció la cláusula de revancha en el contrato, garantizándole una pelea de revancha inmediata. El lucrativo paquete de paso al costado que Joshua sopesó le daba una pelea contra el ganador de Fury-Usyk en diciembre en Arabia Saudita.

En ese caso, Fury (31-0-1, 22 KOs) se habría mantenido ocupado con una pelea de preparación en marzo en el Reino Unido, antes de pelear contra Usyk, el ex campeón indiscutible de peso crucero. En cambio, Fury tendrá que superar a Whyte, de 34 años, y esperar pelear contra el ganador de Usyk-Joshua a finales de este año por los cuatro cinturones.

"No puedo esperar para darle un puñetazo en la cara a Dillian Whyte, amigo", dijo Fury, el peso pesado número uno de ESPN, en un video de Instagram el jueves. "Voy a darle la mayor paliza que haya tenido en su vida. Dillian Whyte, entrena duro, imbécil, porque te vay a aniquilar, vagabundo".

El colapso de la pelea por el título indiscutible de peso pesado propuesto en Arabia Saudita trae recuerdos de la primavera pasada, cuando Fury y Joshua se preparaban para un choque el 14 de agosto.

El trato estaba en su lugar entonces, pero un árbitro dictaminó que Fury le debía a Deontay Wilder una tercera pelea. Fury, de 33 años, se anotó un KO en el undécimo asalto sobre Wilder en octubre, la pelea del año de ESPN, pero Joshua (24-2, 22 KO) no fue ni remotamente competitivo contra Usyk, arruinando los planes para una pelea de Fury-Joshua.

Aun así, hay muchas esperanzas de que Fury compita por la supremacía de peso pesado a finales de este año. Será el gran favorito para derrotar a Whyte, el peso pesado número 6 de ESPN, y estará en línea para pelear contra el ganador de Usyk-Joshua. Se espera que la revancha aterrice en el Reino Unido en la primavera.