<
>

La historia en números: cifras que revelan cómo los Buccaneers sometieron a los Chiefs en el Super Bowl LV

play
Sebastián M. Christensen: 'Histórica presentación de la defensiva de los Buccaneers' (2:03)

Para nuestro analista, la linea defensiva de Tampa Bay dominó plenamente el accionar ofensivo de Kansas City. (2:03)

Los Tampa Bay Buccaneers conquistaron el Super Bowl LV en las trincheras y al ganar esa batalla, lucieron dominantes a la ofensiva y defensiva en las demás zonas del campo y prácticamente le pasaron por encima a los Kansas City Chiefs.

El dominio de los Buccaneers a ambos lados del balón fue tal, que provocó errores mentales de los Chiefs con castigos, pases soltados y pobre ejecución, pero sólido desempeño de Tampa Bay también fue reflejo del plan de juego diseñado por sus coaches.

A continuación, presentamos algunos números que fueron clave y sirven para dimensionar la forma en la que los Buccaneers sometieron a Patrick Mahomes y su poderoso ataque y a la defensiva de los Chiefs.

9 YARDAS

- Producción aérea de Mahomes en el primer cuarto y que marcó el tipo de partido que el quarterback de los Chiefs tendría hasta el final al lidiar con la presión de la defensiva de los Buccaneers.

El dominio defensivo de Kansas City se reflejó en complicadas terceras oportunidades para Mahomes y compañía. Los Chiefs sólo hicieron buenas tres de 13 conversiones en tercera oportunidad (23 por ciento). En la campaña regular, Kansas City terminó tercero en eficiencia en terceras oportunidades con 49 por ciento.

497 YARDAS

- Este fue el total de yardas recorridas por Mahomes antes de lanzar sus pases o ser capturado en el Super Bowl LV, es decir, cuando salió de la bolsa de protección en jugadas de pase y en cualquier dirección para intentar conectarse con sus receptores.

Las 497 yardas recorridas por Mahomes son el mayor total antes de lanzar o ser capturado en la campaña 2020.

11 CASTIGOS

- Más que el balance final de pañuelos provocados por los Chiefs, es el impacto que los castigos, en particular en la primera mitad, tuvieron en el desempeño de Kansas City como equipo.

La ofensiva de los Buccaneers consiguió seis primeros y 10 vía castigos de los Chiefs todos en la primera mitad y el total es el mayor para un equipo en la historia del Super Bowl, de acuerdo a Elias Sports Bureau.

Las 95 yardas por castigo de los Chiefs en la primera mitad son el total más alto para un medio en la historia del Super Bowl (el récord anterior era de 91, de los Dallas cowboys en la edición V).

De esas 95 yardas, 90 fueron sólo en el segundo cuarto, también el total más alto para un periodo en la historia del juego por el título de la NFL, y superó por mucho la marca anterior (59 yardas de los Cowboys en el cuarto periodo del Super Bowl XIII).

87 POR CIENTO

- Frecuencia con la que el coordinador defensivo de los Buccaneers, Todd Bowles, alineo a dos safeties profundo (a 15 o más yardas atrás de la línea de scrimmage).

La fórmula la pusieron en práctica los New Orleans Saints ante los Chiefs en temporada regular, pero la defensiva de los Buccaneers la perfeccionó para que, en combinación con una incesante y eficaz presión a Mahomes, los Chiefs no pudieran explotar las rutas profundas de pase con la velocidad de sus receptores.

29 CONTRA 4

Es la diferencia de veces que fueron presionados Mahomes y Brady. La diferencia de 25 jugadas de pase bajo presión es la mayor en la historia del Super Bowl.

La diferencia también refleja el sólido trabajo que la línea ofensiva de los Buccaneers hizo, no sólo en el duelo por el Trofeo Vince Lombardi sino en toda la campaña, luego de terminar la temporada regular como el cuarto equipo que menos capturas de quarterback permitió.

Por otro lado, es un indicio de cómo la línea defensiva de Tampa Bay aprovechó las ausencias por lesión a ambos lados de la línea ofensiva de los Chiefs. Eso les ayudó a dominar la batalla en la línea de scrimmage y a no tener que emplear a más jugadores para mandar paquetes de carga (blitz) y dejar en coberturas individuales a los defensivos profundos.