<
>

Nicolás Reniero firmó su contrato como jugador de Racing

play
Sonreí, Chacho: Reniero ya se entrena con Racing (0:58)

A pesar de no haber firmado su contrato, el 'Príncipe' ya se ejercitó con sus nuevos compañeros bajo la conducción de Coudet. (0:58)

Nicolás Reniero firmó su contrato por cuatro años y se transformó en el 5° refuerzo de Racing Club, que adquirió el 80 por ciento de su pase.

El martes a la tarde, el delantero selló su vínculo en compañía del Presidente de la institución, Víctor Blanco, el Secretario Deportivo, Diego Milito, el Secretario General, Christian Devia y el Secretario de Hacienda, Pablo Mena.

El atacante proveniente de San Lorenzo había realizado la revisión médica la semana pasada y este lunes se entrenó por primera vez junto al plantel en la cancha auxiliar del Cilindro de Avellaneda.

"Estoy muy contento por este nuevo paso en mi carrera. La llegada se demoró un poco más de lo que estaba pensado, pero ya puedo decir que soy jugador de Racing y me siento con muchas expectativas por este nuevo desafío. Les quiero agradecer a todos en la institución por haber confiando en mí y espero que pueda devolver esa confianza adentro de la cancha cuando tenga la oportunidad de hacerlo", le dijo el delantero al sitio oficial del club luego de la firma de su contrato.

Por su parte, Víctor Blanco destacó. "No es casualidad que hayamos hecho un gran esfuerzo desde Racing para que hoy Nicolás se convierta oficialmente en nuevo refuerzo del equipo. Su llegada forma parte de un plan que persigue la meta de sumar a futbolistas que le aporten un salto de calidad al plantel, tanto en la competencia inmediata del presente, como también en los desafíos que tendremos que afrontar próximamente".

El nacido en Entre Ríos, de 24 años, se formó futbolísticamente en Independiente de Villa del Rosario, un club de su municipio de origen, ubicado al noreste de la provincia del litorial argentino.

En edad juvenil fue captado por San Lorenzo, club con el que participó de sus divisiones inferiores y con el que llegó a debutar en la Primera División en un amistoso a principios del 2016. A mitad de ese año fue cedido a Almagro para jugar en la Primera B Nacional y un año más tarde retornó al equipo de Boedo, en donde permaneció hasta su reciente traspaso a Racing.