<
>

El Arena do Gremio, en cuarentena antes de Brasil-Paraguay

play
Messi fue muy duro con el estado de las canchas (0:23)

La palabra del capitán sobre el césped en donde jugó Argentina. (0:23)

El césped del estadio Arena do Gremio, de Porto Alegre, tan criticado por la estrella de la Selección Argentina Lionel Messi, se mantiene este miércoles en cuarentena antes de recibir el jueves el partido de cuartos de final de la Copa América entre la anfitriona Brasil y Paraguay.

Como ya es habitual en esta edición del torneo, ninguno de los dos equipos se entrenará en la víspera del partido sobre el escenario del encuentro para preservar sus condiciones, que lucieron deficientes en el encuentro que el domingo midió a Catar y a Argentina (0-2).

La Canarinha se ejercitará por la tarde en las canchas de entrenamiento del Gremio de Porto Alegre, muy próximas al estadio del club tricolor.

Por su parte, la Albirroja hará lo propio casi al mismo tiempo en las instalaciones del Internacional de Porto Alegre, acérrimo rival de Gremio.

Como en los anteriores partidos disputados en el mismo estadio, los equipos participantes tuvieron que prescindir de pisar el terreno de juego antes de encuentro.

Solo Venezuela pudo ejercitarse en este estadio en la víspera de su partido con Perú, que fue el primero de los cinco de Copa América previstos en Porto Alegre.

Brasil parte en ese sentido con cierta ventaja, pues no solo es la anfitriona del torneo sino que además su delantero Everton, jugará en su casa, pues es el estadio donde cada domingo salta a la cancha con la camiseta del Gremio.

Además, el seleccionador de Brasil, Adenor Leonardo Bacchi "Tite", y su ayudante Edu Gaspar realizaron el lunes una visita de inspección para comprobar de primera mano el estado de la cancha.

El terreno de juego lucía bastante degradado hace tres días para el partido entre Catar y Argentina (0-2), lejos de ser una alfombra verde y tupida, pues por algunos sectores como las bandas estaba seco y parcialmente pelado.

Esas condiciones provocaron las duras críticas de Messi, que tras la victoria contra Catar afirmó que todas las canchas donde Argentina ha competido en esta Copa América "son muy malas" y obligan siempre a controlar la pelota antes de patear al arco..