<
>

Edinson Cavani: "Desde que se empezó a decir que podía venir a Valencia, se notaba el cariño de la gente"

play
Edinson Cavani pudo disfrutar del estadio de Mestalla en un tour muy especial (2:12)

Junto a su compatriota Miguel Ángel Bossio, ex futbolista del Valencia, el delantero conoció algunos rincones del estadio del equipo Che. (Fuente: YT/Valencia CF) (2:12)

Edinson Cavani, delantero uruguayo del Valencia, habló en el programa “2 de punta” (Otra Cabeza) sobre su llegada al equipo che, y lo que se viene en la Copa del Mundo con Uruguay.

Cavani dijo que “tenía ganas de pasar por esta experiencia de vivir en España y pasar por esta liga”, tras haber debutado con el Valencia en la victoria 3 a 0 sobre Celta. “Estoy con ganas de ponerme a tope y empezar a jugar cada vez más acá, y todo lo que viene por delante”, añadió.

El delantero dijo que no tenía palabras para agradecer el cariño que había recibido por parte de los hinchas del club, ya desde que empezaron los rumores de que podría darse su llegada. “Seguramente queda camino por delante, esta etapa recién empieza e imaginarás las ganas que tengo de devolverle a la gente el cariño que me está demostrando. Estoy muy contento por el comienzo, por poder cumplir mi deseo de pasar por acá, deseando que todo vaya como queremos para nosotros y el equipo”, mencionó el Matador.

El atacante hizo mención a la cantidad de banderas uruguayas que pudo ver en Mestalla, el histórico estadio del Valencia, y mencionó que seguramente se deben a una sumatoria entre “lo que venía cosechando Maxi Gómez acá”, pero también para recibirlo con cariño a él. “Eso te deja muy contento porque tenés la posibilidad de acercar a gente que hace años que está lejos de su país. Es un momento en que uno conecta con el que está adentro de la cancha, y el que está adentro, con el que está afuera. Es muy lindo ese deseo de querer tener cercanía con su gente”, comentó.

El entrenador Gennaro Gattuso quería ponerlo a jugar al uruguayo como sea, aún sabiendo que todavía no está en su momento ideal desde un punto de vista físico, tras varios meses sin competencia oficial. El mismo DT declaró que Cavani pensaba jugar una media hora contra Celta, pero que el italiano quiso meterlo de arranque. “Yo venía en una progresión y lo que todos esperaban es que esa progresión empezara con 30 minutos aproximadamente, ya tenemos tiempo para poder seguir sumando. Pero uno está a la orden del entrenador, del club y de nuestra selección. El DT decidió eso y sorprendió a todo el mundo, a mí también. Pero desde que me lo dijo, automáticamente hice un clic y empecé a prepararme para que se dé eso que tanto estaba esperando que era poder jugar. Salió todo bien, que era la incertidumbre que había. En el momento en que me tocó salir era cuando mejor me estaba sintiendo físicamente, pero de a poquito iremos agarrando ritmo y forma para darle lo mejor que le puedo dar a este equipo”, dijo Cavani.

En el partido se lo vio con un vendaje en un dedo meñique de la mano y en la entrevista el jugador contó la insólita situación donde se provocó esa lesión. Se dio el día en que dejaban el hotel donde se hospedaron al llegar a Valencia para ocupar su nueva casa en la ciudad, mientras cargaba las valijas al baúl del auto. “Después de un rato de estar cargando cosas, subió la familia al auto, estacionado justo afuera del hotel bien pegado al cordón. El hotel tenía una terraza sobre la vereda. Apreté el botón del maletero, que iba cerrando, y no podía subir a la vereda así que fui pisando el cordón y apoyándome en el auto. Cuando quiero acordar me quedó el dedo para adentro y me lo agarró la puerta. Me reventó la uña y no me lo quebró porque tenía solo la primera falange metida hacia adentro, hizo palanca y no llegó a quebrarse. Estaba a un día de debutar y me pasó eso. Por cómo me sonó el dedo, pensé que me había quebrado, y tenía una rabia tremenda. Fui al hospital, me hicieron una cirugía, me lo remendaron un poco y ahora lo tengo tapado. No sé ni cómo estará ahí abajo”, contó entre risas el uruguayo.

El último baile

Cavani se refirió a la Copa del Mundo de Qatar que seguramente disputará con Uruguay, y habló sobre los dichos del entrenador, Diego Alonso, que ha dicho que va al torneo a buscar ser campeón. El Matador dijo que entiende que el uruguayo es más conservador y que eso hace que a veces los actores del fútbol no sean tan abiertos y digan las cosas como lo hizo Alonso. “Los entrenadores son todos diferentes, si él tiene esa forma de expresarlo, está perfecto, no todos van a salir a decirlo. Claro que vamos a ganar, unos lo expresan de una manera y otros de otra. No veo que su forma esté equivocada. Soy de los que me gusta ir paso a paso, pero siempre con el deseo de lograr lo máximo y conseguir el título donde me toque jugar. Su respuesta se respalda mucho sobre la actualidad de sus futbolistas, motivos tiene para opinar y hablar de la forma que lo hace”, expresó el jugador.

En cuanto a la motivación especial que tendrá este Mundial por ser el último suyo, Cavani dijo que “si el plus te lo tiene que dar que sea el último, o la motivación del entrenador, hay algo a lo que uno le está errando”. “Si no te motivás en un Mundial, así sea el primero, el tercero o el quinto... Para el que ama el fútbol, ponerte la camiseta de tu país... No hay misterios. Si eso no te motiva, estamos mal”, señaló.

Las ofertas que no fueron

Consultado sobre el período de pases y las ofertas de clubes que finalmente terminaron no convenciéndolo, reconoció, primero que la vuelta al fútbol uruguayo nunca estuvo arriba de la mesa. “Con todo respeto a los clubes uruguayos, nunca fue una opción. Siempre tuve claro lo que quería, tanto la gente cercana a mí como yo. Y los que me llamaron para darme una posibilidad, también siempre lo tuvieron claro. Nunca les mentí”, expresó Cavani.

El Matador dijo que tuvo “muchas oportunidades en Europa y distintos lugares para ir”, y que lo que demoró la decisión de su futuro es que tenía muy claro su objetivo y quería analizar bien a dónde ir. “Son los últimos años de mi carrera, y quería que fuera un desafío que sintiera que me llenara. Llevaba su tiempo también tomar la decisión. Fue por eso, nunca fue porque no tuve equipo para jugar. Lo pensamos el tiempo que lo teníamos que pensar, dejamos que fluyera, y en el momento de tomar una decisión, decidimos por el equipo que teníamos que definir. Dejando de lado un montón de cosas, que muchos equipos por ahí podían brindar. La decisión que se toma al final es la que uno quería tomar”, expresó.

Cavani también fue consultado sobre si se enteró de que un día distintos medios de comunicación lo fueron a esperar al Aeropuerto de Ezeiza de Buenos Aires, convencidos de que estaba en viaje a esa ciudad para jugar en Boca Juniors. “Me enteré. Ese día yo me estaba yendo para el campo, quería estar afuera porque se acercaban los últimos días y quería reflexionar un poco. Supe de lo que pasó y que se creó todo eso. Lo que me deja más tranquilo es que con Román (Riquelme) siempre fuimos claros, tal como lo dijo él, que lo aclaró y no tengo nada que agregar”, indicó.