<
>

Barcelona cede a Todibo al Benfica y se queda sin Eric García

play
Rafinha al PSG, se queda Dembélé y no llegarán Depay ni Lautaro (3:28)

Moisés Llorens repasa las últimas noticias del Barcelona en el cierre del mercado en España. (3:28)

BARCELONA -- El Barcelona se quedó sin el cuarto central tan buscado, tras no llegar a un acuerdo con el Manchester City en el traspaso de Eric García, por quien estuvo negociando hasta última hora, confirmaron fuentes del club azulgrana a ESPN Deportes, y tras concretar la cesión de Jean-Clair Todibo al Benfica. Ronald Koeman, finalmente, deberá contentarse con la permanencia de Samuel Umtiti, con quien no contaba el club pero que se negó en redondo a aceptar su salida, ni en una cesión.

El fichaje de Eric García se rompió por una pequeña diferencia que oscilaría entre los dos y los tres millones de euros en concepto de variables, después de que el Barça retomase unas conversaciones que ya se habían roto durante el fin de semana. El club azulgrana, que podrá recuperar el acuerdo al que ya había llegado con el jugador a partir del mes de enero al entrar en sus últimos seis meses de contrato con el City, llegó a poner sobre la mesa una oferta de 10 millones fijos más otros ocho en variables, pero el club inglés se mantuvo firme en reclamar 10 millones en variables, siendo además estos de fácil alcance, otra de las circunstancias que no convencieron en el Camp Nou.

La operación llegó a contemplarse muy cercana cuando a última hora de la tarde se concretó un acuerdo con el Benfica por la cesión de Jean-Clair Todibo. El central francés, llegado al Camp Nou desde el Toulouse en enero de 2019 por un millón de euros, acabó aceptando su salida al mismo club que rechazó a principios de agosto y después de entender que Koeman no contaría con él por expreso deseo de la directiva del Barça.

Durante las últimas semanas se especuló con su traspaso al Fulham, que no se llegó a concretar de acuerdo a diversas especulaciones por no querer Todibo ir al club londinense, y a última hora se pudo sentenciar esta salida al Benfica en una cesión de dos temporadas por las que el club portugués pagará dos millones de euros, además de hacerse cargo de su salario y reservarse una opción de compra por 20 millones.

UMTITI Y ARAUJO

Con todos estos condicionantes, la figura de Samuel Umtiti se catapultó al primer plano de manera tan inesperada como necesaria. Y es que el nombre del internacional francés, que en las dos últimas temporadas apenas jugó 28 partidos como titular, estaba marcado de manera indiscutible como descarte para acompañar en la salida a Rakitic, Arturo Vidal o Luis Suárez, pero su negativa a abandonar el Camp Nou, donde tiene contrato por tres temporadas más con un salario cercano a los nueve millones de dólares netos anuales, y la falta de ofertas que le convinieran sentenciaron una continuidad que, unida al no fichaje de Eric García le devolverán a los planes de Koeman.

Quedará, se entiende, como cuarto central de la plantilla y por detrás de Ronald Araujo, a quien el club ascendió definitivamente al primer equipo, otorgándole el dorsal 25 y que tendrá tres meses para acabar de demostrar las excelentes sensaciones que ha dejado como primera alternativa a Piqué y Lenglet.